domingo, 31 de enero de 2010

LANGOSTINOS REBOZADOS EN COCO

Una recetita para seguir dando salida a esos langostinos navideños que parece que no se acaban nunca, es una receta muy sencilla, queda muy aparente como aperitivo o como segundo servida con un poco de arroz hervido. Se pueden servir solos o con una salsa para mojarlos, lo ideal sería disponer de pan rallado japonés pero como no tenía he usado normal.

Ingredientes:

Langostinos (mejor si son grandes), 1 taza de café de pan rallado, 1 taza de café de coco, 1 cucharadita de curry, una cucharadita de jengibre, 1 clara de huevo batida.

Pelar los langostinos dejándole la cabeza y la cola, reservar las pieles, mezclar en un cuenco el pan rallado, el coco, el jengibre y el curry, ir pasando los langostinos por la clara de huevo y después por la mezcla de rebozado, freír en abundante aceite.

Para preparar la salsa para mojar los langostinos, cocemos las pieles de las gambas con un poco de agua, añadimos medio vasito de salsa de soja, un poco de mirim (vino de arroz), y un poco de sal (se pueden añadir unos copos de bonito, que venden en tiendas especializadas en productos asiáticos) y ya está lista, colar y servir en cuencos pequeños para que cada comensal las moje a su gusto.

sábado, 30 de enero de 2010

TARTA MOUSSE DE CARAMELO, CHOCOLATE Y CAFE

PASTEL PARA OLGA


Nuestra amiga Amparo suele venir los sábados por la tarde para aprender a cocinar, lo cierto es que viene los sábados y pasamos la tarde juntas, yo intento enseñarle lo poco que sé y espero que un día de estos ella me enseñe alguna comida de su tierra, perdón no había dicho que Amparo es Colombiana, lleva bastante tiempo aquí, está casada con un español y por eso le gusta aprender a cocinar al gusto español.

Hace unos días hicimos una Tarta para el cumpleaños de Olga, que es hija del marido de Amparo, como veréis en las fotos la tarta está sin desmoldar, cuando Amparo me traiga alguna foto más intento subirla.

La tarta que hicimos no es complicada aunque sí muy laboriosa, se trata de preparar todos los ingredientes, organizarse muy bien, estar tranquila y no tener prisa, las prisa nunca es buena en la cocina y mucho menos en repostería.

La tarta consta de un bizcocho de almendras, una mousse de caramelo, y otra de chocolate y café, el bizcocho va bañado con un almíbar de café.

Ingredientes para el bizcocho:

95 gramos de almendra molida, 15 gramos de maicena, ½ cucharadita de levadura química, una pizca de canela, una pizca de sal, 3 huevos grandes (separadas las yemas de las claras), 100 gramos de azúcar, la ralladura de ½ naranja, 40 gramos de nueces picadas gorditas.

Picamos las nueces y las reservamos. Mezclamos la almendra molida con la maicena, la levadura química, la canela y una pizca de sal y lo reservamos, separamos las yemas de las claras, reservando estas últimas. Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen, añadimos la ralladura de naranja y con movimientos envolventes la mezcla de la almendra. Batimos las claras a punto de nieve firme, cogemos un par de cucharadas y las juntamos con la mezcla de yemas para que quede menos denso, luego lo hacemos a la inversa incorporamos la mezcla a las claras con movimientos envolventes cuidando de que no se bajen mucho. Por último incorporamos las nueces picadas sin mezclar demasiado. Forramos la base del molde con papel de hornear, engrasamos y enharinamos el interior, eliminando el exceso de harina. Vertemos la masa en el molde e introducimos en el horno precalentado a 180º durante unos 25 minutos o hasta que pinchando salga seco, dejamos enfriar y reservamos.

Ingredientes para la Mousse de caramelo:

250 gramos de azúcar, 50 ml de agua, unas gotas de limón, 300 ml de nata líquida, 4 yemas grandes (80 gramos), 8 gramos de gelatina (4 hojas), 340 gramos de nata para montar, 1 vaina de vainilla, un pizca de sal, una pizca de canela molida, una pizca de cardamomo (se puede poner también una pizca de pimienta de Jamaica, una pizca de nuez moscada, o cualquier aroma que nos guste.

En un vaso ponemos las hojas de gelatina en remojo con agua bien fría. Ponemos en un cazo a fuego fuerte el agua, el azúcar y las gotas de limón, y lo dejamos cocer hasta tener un caramelo con tono rubio dorado. Mientras vamos haciendo el caramelo calentamos la nata y la aromatizamos con las semillas de vainilla, una vez caliente la vertemos en forma de hilo sobre el caramelo, muy lentamente y mezclando con una cuchara de madera, una vez incorporada toda la nata obtendremos una especie de toffee. En otro cazo batimos las yemas y vertemos la mezcla de caramelo caliente, poco a poco y sin dejar de remover, procedemos a cocerlo como una crema, cuidando de que no llegue a hervir para que no se corte. Una vez tengamos la crema ya espesa, la retiramos e incorporamos las hojas de gelatina hidratadas y secas con un paño de cocina, incorporamos las especias que queramos usar, y dejamos enfriar hasta llegar a los 25º (no hace falta que sea exacto, lo importante es que no esté caliente, en este punto incorporamos la nata montada. Lo hacemos en dos veces, en la primera tomamos una pequeña cantidad de nata y la incorporamos mezclando bien a la crema, la segunda vertemos la crema en la nata y vamos incorporando lentamente con movimientos envolventes.

Almíbar:

125 ml de agua, 50 gramos de azúcar, 3 gramos de café soluble, dos cucharadas de licor al gusto.


Preparamos un almíbar ligero con el agua, el azúcar y el café soluble, lo ponemos todo junto en un cazo y lo hervimos hasta que el azúcar se haya disuelto completamente, en el último momento añadimos el licor (se puede omitir), dejamos enfriar.


Mojamos el bizcocho con el almíbar y vertemos la mousse de caramelo encima, alisamos y llevamos al congelador, mientras la mousse coge cuerpo vamos preparando la de chocolate y café.


Ingredientes para mousse de chocolate y café:


2 ½ hojas de gelatina (5 gramos), 50 gramos de nata líquida, 2 cucharada de café soluble, 75 gramos de chocolate al 60%, 75 ml de leche entera, 25 ml de nata al 35% M.G., 1 huevo, separada la yema de la clara, 25 gramos de azúcar, 125 ml de nata para montar, una cucharada de licor (amaretto, ron,…).



Como siempre empezamos hidratando la gelatina en agua fría, mientras tanto calentamos en el microondas los 50 ml de nata líquida y disolvemos el café soluble en ella, fundimos también en el micro el chocolate, cuidando que no se nos queme. Calentamos en un cazo los 75 ml de lecho con los 25 de nata líquida, hasta que hierva, batimos la yema con el azúcar hasta que blanquee, y añadimos poco a poco la leche hervida sin dejar de remover, ponemos de nuevo en el fuego para calentar, apartamos y añadimos el chocolate fundido, el café disuelto en la nata y la gelatina escurrida, mezclamos hasta que quede homogénea, por último añadimos el licor. Dejamos enfriar hasta llegar a la temperatura ambiente. Montamos la nata y la clara de huevo (cada una por su lado) y las incorporamos como siempre con movimientos envolventes.



Sacamos la tarta del congelador y vertemos la mousse de chocolate encima, dejamos enfriar en la nevera al menos unas dos horas, pero mejor si la dejamos hasta el día siguiente. Desmoldamos pasando un cuchillo por el aro y decoramos al gusto de cada uno.



Ya había dicho que la tarta no es difícil aunque si algo laboriosa, la explicación también desde luego. La mousse de caramelo queda realmente muy buena y el bizcocho de almendras merece la pena probarlo queda realmente muy rico.

PAQUETITOS DE PATO CON PERAS

Voy a intentar subir un par de recetas cada día durante los próximos días hasta quitarme el atraso que llevo, porque al final me lio y alguna cosa se queda en el tintero. Tengo aún pendiente la tarta de Mandarina y Lima de Nochebuena.

Le estoy sacando mucho provecho a una revista que compramos antes de Navidad, la verdad es que tiene unas recetas muy apetecibles, y de momento todas las que he hecho nos han gustado mucho.

Hace unos años descubrí el Confit de Pato, la verdad es que fue una casualidad, lo había visto siempre en libros, revistas, en la tele, pero nunca lo había probado. Un año fuimos a Makro y tenían unas latas enormes en oferta, luego resultó que la oferta era menos de la que creíamos pero como ya habíamos cogido dos latas pues nos las quedamos. Eran tan grandes que con una lata fue suficiente para dar de comer a toda la familia un día de Navidad y nos juntábamos unos 15, esa primera vez simplemente puse el confit en el horno hasta dorar un poco la piel y lo acompañe de unos guisantes a la francesa (que ya subí hace un tiempo).

Hacía tiempo que no compraba confit y en una feria que hicieron aquí lo vi y compre una lata con dos muslos, la tenía guardada desde hace unos meses y al ver la receta pensé que era una buena opción, y la verdad es que el resultado ha sido muy satisfactorio, creo que la haré de nuevo otra vez.

Ingredientes:

2 muslos de pato en confit, 1 paquete de pasta brick, 2 peras conference, 30 gramos de mantequilla, 1 cucharada de azúcar, una cucharadita de jengibre, lechugas variadas, Pedro Ximénez, 6 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre de sidra, sal y pimienta.

Poner a reducir una copa de Pedro Ximénez a fuego bajo hasta que adquiera la textura de caramelo líquido, reservar.

Pelar las peras, descorazonarlas y cortarlas en cuadraditos pequeños, dorarlas en un poco de mantequilla en la sartén, cuando estén doradas añadir el jengibre y la cucharada de azúcar, dar unas vueltas y reservar. Retirar la piel y los huesos de los confits de pato, desmenuzar la carne y mezclar con las peras, sazonar con sal y pimienta.

Pintar las láminas de pasta brick con mantequilla derretida, repartir el relleno, y dar forma de paquete o de triangulo, según nos guste, Introducir en el horno previamente calentado a 180º durante 15 minutos hasta que estén dorados. Mientras tanto preparar la vinagreta con el aceite de oliva y el vinagre de sidra. Poner una pequeña cantidad de lechugas en el plato, sazonar y poner la vinagreta, poner dos paquetitos por comensal, rociar con la reducción de Pedro Ximénez.

viernes, 29 de enero de 2010

RISOTTO DE CALABAZA CON MORCILLA

El otro día abrí la segunda calabaza que tenía así que toca comer calabaza en sus diferentes formas, tanto dulces como saladas.

En la revista que compramos estas navidades venia esta receta de risotto que tenía muy buena pinta y a la que desde el principio le había echado el ojo, y lógicamente me lancé a hacerla en cuanto abrí la calabaza. El resultado ha sido un arroz muy suave que contrastaba con la morcilla rebozada, como hice las cantidades que ponía la revista me sobró bastante y con ese sobrante hice los arancini que publiqué el otro día.

Ingredientes:

4 tacitas de arroz bomba (o arborio), 400 gramos de calabaza, 1 litro de caldo de pollo, 1 cebolla, 1 vasito de vino blanco, 4 cucharadas de parmesano rallado, 1 cucharada de mantequilla, sal y pimienta.

Para la tempura:

1 morcilla de Burgos (o del tipo que más os guste), 6 cucharadas de harina, 1 cucharadita de levadura en polvo, 1 yema de huevo.

Rehogar la cebolla picada con un poco de aceite en una cazuela. Añadir la calabaza y dejar sofreír unos minutos, verter el vasito de vino, subir el fuego y reducir unos instantes, agregar el arroz y sofreír un minuto, salpimentar y cubrir con caldo, ir añadiendo más caldo cuando se vaya absorbiendo, sin dejar de remover. Cocer durante 18 minutos, pasado este tiempo retirar del fuego y agregar el parmesano y la cucharada de mantequilla. Batir la harina con la levadura, la yema, la sal y un vaso de agua bien fría. Cortar la morcilla en rodajas, pasarlas por la tempura y freírlas en aceite bien caliente. Escurrirlas sobre papel absorbente y servir enseguida sobre el risotto.

MERMELADA DE NARANJA

Ya que estamos en plena campaña de naranjas es el momento de hacer mermelada con ellas, siempre que os guste claro, la mermelada de naranja casera no queda tan amarga como la que venden, además cada uno la puede personalizar, y poner la cantidad de piel que quiera, como si no quiere poner ninguna. Yo cuezo primero dos veces la piel para quitarle todo el amargor posible. No me gustan las mermeladas excesivamente dulces, así que pongo menos azúcar del que suelen decir todas las recetas de mermeladas, de todas formas os aseguro que quedan estupendas.

La de naranja es para mí una de las más fáciles, y la diferencia con las compradas es abismal, no tiene punto de comparación.

Esta receta es una adaptación de la que hace mi hermana Fini, yo es que si no modifico algo las recetas no me quedo tranquila.

Ingredientes:

2 kilos de naranjas (no hace falta ser excesivamente precisos, si es un poco más no pasa nada), 1 kilo de azúcar (podéis poner kilo y medio, pero con un kilo ya queda bien), ¾ de litro de agua, 1 limón.

Quitamos la corteza al limón y a unas tres naranjas (depende de la cantidad de piel que queráis poner, también podéis no poner ninguna) la cortamos en tiras finitas y la ponemos a cocer unos 10 minutos, tiramos esa agua y las volvemos a cocer unos 5 minutos más, reservamos. Pelamos las naranjas y el limón a lo vivo, las cortamos a trozos y las trituramos junto con el azúcar. En un cuenco grande ponemos las naranjas trituradas con el azúcar y las pieles de naranja cocidas, tapamos con un papel film y dejamos en la nevera durante 24 horas, pasado este tiempo lo ponemos en una olla con los ¾ de litro de agua y cocemos hasta que espese, cuidado de no pasarse o quedaría muy dura. Comprobar la consistencia enfriando rápidamente una cucharada de mermelada. Una vez lista poner en botes previamente esterilizados, dar la vuelta y dejar 24 horas hasta que se enfríen totalmente.

jueves, 28 de enero de 2010

ARANCINI DE ARROZ

Los reyes pasados le han traído a mi hija un libro que se llama “Cocino para regalar” de la editorial Everest, y que tiene algunas ideas muy interesantes. De ahí he sacado esta receta de arancini.


Los arancini (o también arancine) son una especialidad muy tradicional de la cocina siciliana. Se trata de unas croquetas redondas de pasta de arroz y que poseen un color anaranjado debido al uso de azafrán, se sirven calientes y se toman como un aperitivo. Los arancini clásicos llevan en su interior una pequeña cantidad de ragú de carne.

El nombre deriva de la forma típica y del color (debido al empleo del azafrán) que recuerda a la naranja: arancia o arancini' (pequeñas naranjas) en italiano.

Sobre esta base se pueden hacer múltiples combinaciones, el relleno lo podemos variar a nuestro gusto, la receta que viene en el libro es con mozzarella, yo he usado provolone ahumado. Os pondré la receta tal cual viene en el libro y la adaptación que yo hice, porque emplee un sobrante de risotto de calabaza (que por cierto aún tengo que subir al blog).

Bien, creo que empezaré por mi receta.


Ingredientes:

½ kilo de arroz cocido (en mi caso risotto de calabaza), 4 huevos, 1 sobre de queso parmesano rallado, 50 gramos de queso al gusto (puede ser un gruyere), un trozo de queso provolone, orégano, sal, pan rallado. Aceite para freír

Ponemos el arroz en cuenco amplio, añadimos el sobre de queso parmesano, los 50 gramos de queso partidos en trocitos pequeños, un poco de orégano y los dos huevos y mezclamos bien. Dejamos en la nevera durante una hora aproximadamente. Cortamos el provolone en daditos, vamos cogiendo pequeñas porciones de arroz y le colocamos en el centro el provolone, les damos forma de bola y las pasamos por el huevo batido y por pan rallado, freímos en abundante aceite hasta que estén doradas. Servir calientes. Para recalentarlos introducir en el horno a 180-200º durante unos 5 minutos.

La receta del libro es como sigue:

400 gramos de arroz fino (tipo ribe), 5 huevos, 60 gramos de parmesano rallado, 160 gramos de mozzarella, 1 ramillete de albahaca, 150 gramos de pan rallado, abundante aceite para freír.

Hervir en un olla con un litro de agua ligeramente salada el arroz durante 15 minutos a fuego bajo, hasta que esté cocido y totalmente seco. Batir 3 huevos con el parmesano e incorporarlos al arroz escurrido. Cortar la mozzarella en daditos y dejarla escurrir.

Hacer unas bolitas con el arroz del tamaño de una nuez, poner el centro una hojita de albahaca desmenuzada y 1 o dos daditos de mozzarella, cerrar bien la bolita alrededor del relleno. Pasar los arancini por huevo batido y después por el pan rallado. Freír en abundante aceite a fuego medio. Cuando estén uniformemente dorados sacarlos y dejarlos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

miércoles, 27 de enero de 2010

CROQUETAS DE COCIDO

Todo llega, y como lo prometido es deuda, aquí tenemos las famosas croquetas de cocido. A veces pienso que hago cocido para luego tener sobras con las que hacer las croquetas o la ropa vieja.


Tengo un montón de sobrinos y sobrinas, la mayoría de ellos ya están casados y tienen hijos, de hecho tengo una sobrina nieta que es unos días mayor que mi hijo, por algo soy la pequeña de la familia. Pues bien, para mí las mujeres de mis sobrinos son también sobrinas mías, algunas son hasta más sobrinas que mis sobrinos, ellas saben a lo que me refiero. Bueno, una de estas sobrinas hace tiempo me pidió que subiera las croquetas de cocido, y hasta la fecha no he tenido tiempo de volver a hacerlas, más que nada porque algunas recetas las hago a ojo, y quería pesar los ingredientes para poner la receta con un poco de exactitud. Tengo otras peticiones pendientes que con el tiempo espero cumplir.


Ingredientes:

Carne sobrante de cocido (unos 700 gramos en mi caso, si es menos no pasa nada), 50 gramos de jamón serrano, 2 huevos duros, 1 cebolla, 100 cc. de aceite de oliva, 200 gramos de harina, 1 litro de leche, sal, pimienta, nuez moscada y una pizca de canela. Huevos y pan rallado para rebozar en cantidad suficiente.

Picamos la carne del cocido y la reservamos, ponemos en una sartén antiadherente grande el aceite (el wok del Ikea va genial), picamos la cebolla y la ponemos a pochar a fuego lento con una pizca de sal, mientras tanto pesamos la harina y le añadimos un poco de sal, pimienta, nuez moscada y una pizca de canela (canela muy poca), mezclamos bien y la añadimos a la cebolla, dejamos que se haga durante unos 5 minutos, moviendo constantemente para que no se queme, una vez lista añadimos la carne y vamos dando vueltas hasta mezclar toda la harina frita, pelamos lo huevos y los rallamos, los añadimos a la mezcla de carne y harina, bajamos el fuego y añadimos el litro de leche, disolvemos bien toda la harina y cocemos unos 20-30 minutos hasta que la masa se despegue completamente de la sartén, rectificar de sal si es necesario, mover siempre con una cuchara de madera. Una vez lista pasamos la masa a una fuente y la cubrimos con film para que no cree corteza, cuando esté fría formamos las croquetas (el tamaño depende mucho de cómo os gusten, en casa nos gustan de tamaño mediano, unos 5-6 cm de longitud) las vamos pasando por huevo batido y luego por pan rallado. Con estas cantidades salen un montón de croquetas, lo mejor es congelarlas y así las tenemos siempre a mano (no hace falta descongelar para freírlas).


(La masa una vez lista)

MILHOJAS DE PATATA, ZANAHORIA Y PROVOLONE

En un restaurante hace un tiempo comí un milhojas de patata y provolone que estaba muy rico. El otro día en el Carrefour tenían de oferta el provolone en diferentes versiones, al natural, ahumado y con hierbas, yo cogí el ahumado. Tenía también unas zanahorias enormes, que compro en el mercadillo semanal de los jueves a Beni (que tiene una verdura estupenda), me gusta comprarle las verduras porque además de ser mucho más barato que en las tiendas, las tiene muy frescas, y son mucho más ricas.


Con todo esto me decidí a probar el milhojas de patata, pero con zanahoria también, el resultado es un muy rico, el queso le aporta el toque ahumado al conjunto, queda un plato muy vistoso para acompañar una carne. Tengo que volver a hacerlo pero sin zanahoria.


Es un plato sencillo, la única complicación es el corte de la patata y la zanahoria, pero si tenéis una mandolina asunto arreglado.

Ingredientes:

Patatas, zanahorias, mantequilla, queso provolone, sal, pimienta, un chorrito de aceite de oliva virgen.

Pelar las patatas y las zanahorias, cortarlas en rodajas muy finas. Forrar un molde con papel sulfurizado y pintarlo con mantequilla, poner una capa de patatas y salpimentar, añadir las zanahorias, una capa fina de queso, repetir el proceso hasta llegar a borde del molde, procurar acabar con una capa de patatas, añadir un chorrito de aceite y tapar el molde con papel de aluminio. Llevar al horno a 180º durante una hora y media aproximadamente, hasta que al pincharlo lo encontremos blando. Desmoldar y servir solo o como acompañamiento a cualquier plato que queráis.



domingo, 24 de enero de 2010

ARROZ CON COLIFLOR Y BACALAO


Si los buñuelos me recordaban a mi padre, el arroz con bacalao representa a mi madre, es una de sus grandes comidas, una de esas recetas insuperables que nos ha dejado. Uno de estos días tengo que hablar con mis hermanas para que intentemos recopilar entre todas las recetas que hacia mi madre, porque muchas de ellas se están perdiendo, yo por lo menos recuerdo lejanamente algunas, pero no sabría decir exactamente como se hacían. La “Cazuelica empana”, la olla de cerdo, bueno muchas. De los dulces de Navidad yo solo sé hacer los Cordiales, que aunque haya pasado la Navidad quiero hacerlos un día de estos y subirlos. Antes solo se hacían platos con las verduras de temporada, este arroz es uno de esos platos, se hacía en la época de la coliflor, de los ajos tiernos y las alcachofas, si os gustan las verduras este plato es una delicia, es una combinación muy armónica de verduras con arroz y con el bacalao.


Es un plato laborioso, pero merece la pena probarlo. Merece la pena recuperar el gusto por las cosas bien hechas, si somos capaces de tragarnos 3-4 horas de tele al día, por qué no somos capaces de dedicar unas horas a cocinar.

Ingredientes para 6 personas:

6 Trozos de bacalao hermosos (lomos), 2 manojos de ajos tiernos (o dos bandejitas), 3 alcachofas, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 200 gramos de guisantes (opcional), 1 coliflor pequeña, 3 tomates, 1 ñora, 2 dientes de ajo, perejil, unas hebras de azafrán, 6 tacitas de arroz, aceite de oliva, caldo de bacalao (se puede hacer con las pieles y las espinas del bacalao).

Empecemos a trabajar, si el bacalao que estamos usando es un bacalao entero, cortamos a trozos regulares y retiramos todas las espinas, con los restos, cola, espinas, pieles y demás partes que no sean aprovechables para otras cosas (las migas para los buñuelos) preparamos el caldo, cociendo todo esto con un par de litros de agua.

El bacalao lo secamos bien, lo pasamos por harina y lo freímos hasta que esté dorado, reservamos. Limpiamos los ajos y los cortamos en trozos de unos 3 cm de largo, los freímos también a fuego no muy fuerte para que no se quemen, los reservamos también, procedemos igual con los pimientos los cortamos en trozos regulares y los freímos, limpiamos las alcachofas y las cortamos en cuartos, se fríen también. En ese mismo aceite freímos la ñora limpia de semillas y la ponemos en el vaso de la batidora junto con los dos ajos pelados, el perejil y unas hebras de azafrán. Cortamos la coliflor en ramos no muy grandes y los ponemos a freír en la misma sartén, vamos dándole vueltas para que se vaya friendo por todos lados. Mientras tanto pelamos los tomates y los trituramos, cuando la coliflor esté dorada añadimos el tomate y los guisantes, dejamos que el tomate se haga y cuando esté listo añadimos el arroz y un poco de colorante, damos unas vueltas y añadimos el picado de ñora, ajos y perejil y todas las verduras que teníamos reservadas, calentamos el caldo de bacalao y medimos el doble del arroz, lo añadimos al arroz y cocinamos durante 20 minutos, pasados 5 minutos ponemos los trozos de bacalao.

CAKE DE REQUESÓN

Este cake es otra receta del libro “Chocolate de Julie Andrieu” ideal para los amantes del chocolate.
Creo que quedaría genial acompañado de una crema inglesa o una bola de helado de vainilla.

Es muy buena idea espolvorear cacao en el molde en vez de harina, no le deja ese color blanco, también se puede sustituir por azúcar glas le da al cake una consistencia crujiente.



Ingredientes:
200 gr de requesón fresco
100 gr de chocolate con 55% de cacao
150 gr de chocolate con 70% de cacao
100 gr de mantequilla blanda
2 cucharadas de cacao en polvo
100 gr de azúcar
3 huevos
150 gr de harina
1 cucharadita de extracto de vainilla líquida
½ sobre de levadura

Precalentar el horno a 160ºC.
En un recipiente batir la mantequilla y el azúcar con la batidora eléctrica hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa.
Añadir el requesón fresco y después los huevos y la vainilla mezclándolo todo bien cada vez que se añade un nuevo ingrediente.
Trocear el chocolate con 70% de cacao y derretir a fuego muy lento o al baño maría. Cuando el chocolate empiece a derretirse, mezclar suavemente con una espátula. Apartar del fuego.
En un recipiente media, mezclar la harina y la levadura.
Verter el chocolate derretido en la preparación del requesón, mezclar con la espátula y añadir la harina poco a poco sin dejar de remover.
Untar con mantequilla y espolvorear con cacao amargo un molde para cake.
Verter la preparación. Partir el chocolate con 55% de cacao en cuadraditos y hundirlos en la pasta.
Dejar cocer 45 minutos.
Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Desmoldar y servir en rodajas.

sábado, 23 de enero de 2010

BUÑUELOS DE BACALAO

Hay platos que siempre que los hago me recuerdan a alguien. Los bocadillos de sobrasada me recuerdan cuando estaba estudiando y nos juntábamos en mi casa a estudiar mi amiga Toñi y yo. Las torrijas a mi sobrina Almudena, porque le gustaban mucho, bueno supongo que le siguen gustando, pero como ya no estamos cerca no puedo ofrecérselas cuando las hago. Cuando hago pan siempre me acuerdo de mi cuñado Pepe, que siempre anda quejándose del pan tan malo que hacen hoy día. Las empanadas me recuerdan a mi madre, que ese tipo de cosas le gustaban mucho. Y de mi padre me acuerdo muchas veces, quizá porque lo perdí muy joven, con 25 años, hay muchas comidas que me lo recuerdan, pero sobretodo los buñuelos de bacalao, le encantaban, con estos creo que habría disfrutado mucho.


Es una receta muy facilita, yo suelo hacerla cuando pongo un bacalao a remojo para alguna receta, selecciono las partes mejores para la receta en cuestión y el resto lo desmigo para hacer los buñuelos. Con mi hijo hay que tener cuidado, porque como te descuides no los pruebas.



Ingredientes:

250 gramos de bacalao desalado y desmigado, 3 huevos, ½ sobre de levadura, 2 dientes de ajo, perejil, 120 gramos de harina, 100 cl. de leche, sal, aceite.

Separar las yemas de las claras. Batir las yemas con la leche, añadir un poquito de sal (tener en cuenta el punto de sal del bacalao), poner el perejil picado y el ajo a trocitos muy pequeños, mezclar la levadura con la harina y añadirla a la mezcla de leche y yemas, mezclar bien, mezclar el bacalao cortado en trocitos muy pequeños. Montar las claras a punto de nieve y mezclar con la masa con cuidado, coger pequeñas cantidades de masa con una cuchara y freír en abundante aceite caliente. Servir inmediatamente y a disfrutar.

viernes, 22 de enero de 2010

QUICHE DE BRÓCOLI Y LANGOSTINOS

Bueno otra recetita para ir dando salida a esos langostinos de Navidad. Las quiches son muy adaptables, podemos poner dentro todo aquello que nos guste, simplemente cambiando el tipo de queso ya cambia totalmente el sabor. Personalmente la que más me gusta es la de puerros y bacón, los puerros me encantan.


Se pueden hacer con masa quebrada, con hojaldre, a gusto del consumidor. En este caso la hice con una masa quebrada de Directo al Paladar, y quedó bastante buena. Por cierto con esa cantidad de masa hay para hacer dos quiches, pero se puede dejar en el congelador para usarla otro día.

Ingredientes:

18 langostinos, 250 gramos de brócoli, 250 gramos de queso Brie, 2 brick de nata líquida (35% m.g), 4 huevos, sal, pimienta, nuez moscada.

Para la masa:

½ kilo de harina, 75 gramos de mantequilla, 150 gramos de nata liquida, 1 huevo, 75 gramos de queso rallado, un gramo de sal.


Primero prepararemos la masa. Hacemos un volcán con la harina y ponemos dentro el resto de ingredientes, la mantequilla tiene que estar a punto de pomada, amasamos con la punta de los dedos hasta que la masa esté homogénea y fina, la envolvemos con papel film y la dejamos descansar 1 hora en la nevera. Una vez descansada la estiramos y forramos el molde, lo pinchamos con un tenedor y lo ponemos en el congelador hasta que esté dura, para evitar que se encoja al cocer, la sacamos del congelador y la cubrimos con papel aluminio, ponemos peso encima (garbanzos, judías…) y cocemos en el horno a 180º durante unos 15 minutos, pasado este tiempo, la sacamos, quitamos el peso y el papel, la pintamos con clara para sellarla y la volvemos a meter en el horno durante otros 5 minutos más.


Mientras se termina de cocer la masa preparamos el relleno. Pelamos los langostinos y los pasamos por la sartén un minuto, los reservamos. Cortamos el brócoli en ramitos y lo blanqueamos cociéndolo durante unos 5 minutos y lo refrescamos en agua fría. Partimos el queso brie en trozos. En un cuenco ponemos los huevos y la nata, lo batimos ligeramente para que se mezcle bien, ponemos la sal, la pimienta, y un poco de nuez moscada. Distribuimos sobre la masa los langostinos, los ramitos de brócoli y el queso brie, ponemos por encima la mezcla de huevos y nata. Cocemos en el horno a 180º durante unos 20 minutos, pinchamos el centro para saber si está cuajado, de no ser así cocer un poco más.

miércoles, 20 de enero de 2010

CREMA DE GAMBAS

Esta crema la hice el mismo día que los garbanzos y las alubias, se podría decir que es cocina de sobras, aunque más bien es de aprovechamiento. La verdad es que había pelado tantas gambas y langostinos para las otras recetas que me daba pena tirar tanta cabeza y tanta piel, me lancé a buscar alguna receta diferente de sopa y la adapté, de hecho las únicas gambas enteras que lleva son las que se saltean en el último momento.


Me sorprendió lo rica que quedó, queda una crema muy suave, con un intenso sabor a gamba.


Ingredientes:

750 de cabezas y pieles de gambas (si son gambas enteras con 500 gramos suficientes), 12 gambas peladas, 2 manzanas golden, 1 cebolla, 1 zanahoria, 1 puerro, 1 rama de apio, 2 dientes de ajos, 2 litros de caldo de verduras (o agua), 1 dl de brandy, 50 gramos de mantequilla, 50 ml de aceite de oliva, sal y pimienta. Un poco de puré de patatas instantáneo.



En una olla ponemos la mantequilla y salteamos las cabezas y las pieles de las gambas, una vez salteadas las flambeamos con el brandy. Pelamos todas las verduras y uno de los dientes de ajo, las partimos en trozos pequeños, las añadimos a la olla para que se vayan pochando, lavamos las manzanas y les quitamos las semillas, las cortamos en trozos pequeños y las añadimos también a la olla, dejamos que se poche todo y añadimos el caldo o el agua, dejamos cocer lentamente unos 25-30 minutos hasta que esté toda la verdura tierna. Lo trituramos todo y pasamos por el chino o por un colador fino, rectificamos de sal. Si la crema ha quedado muy líquida ponemos un poco de puré de patatas y volvemos a triturar, tiene que quedar una textura de crema ligera. Cortamos las gambas en trocitos pequeños y las salteamos con un poco de ajo en trocitos pequeños, servimos la sopa con las gambas salteadas.
La foto no quedó muy bien, no le hace justicia.

martes, 19 de enero de 2010

ESTOFADO DE ALUBIAS CON GAMBAS

Se me va acumulando el trabajo, quería ir subiendo al menos una receta diaria para que no se me amontonen, pero hay días en que me resulta imposible, me gusta dar una vueltecita a los blogs que sigo para ir viendo lo que van subiendo, poder hacer comentarios y seguir en contacto con la gente, pero con eso a veces ya es suficiente para que no tenga tiempo de subir nada.


Como ya comenté tengo bastantes gambas y langostinos en el congelador a los que hay que ir dando salida, al mismo tiempo que hice los garbanzos, también preparé estas alubias que nos comimos dos días después y que estaban realmente muy buenas, yo usé unas alubias pintas que tenía, bueno me quedaban unas pocas, la receta original es con blancas y con pintas.


Ingredientes:

500 gramos de gambas, 300 gramos de alubias al gusto, 1 ½ cebolla, 1 zanahoria, 1 rama de apio, 2 dientes de ajo, 250 gramos de panceta, 40 gramos de mantequilla, 1 manojo de hierbas aromáticas, 1 guindilla, 2 clavos, sal y pimienta.



Poner las alubias a remojo la noche anterior. Ponerlas en una olla junto con la panceta picada, el manojo de hierbas, la guindilla y la media cebolla con los clavos, cocer a fuego muy suave durante una hora y media aproximadamente, hasta que estén tiernas (no poner la sal hasta que no estén listas las alubias). Retirar la cebolla con los clavos, quitar los clavos y machacar la cebolla con un tenedor y volver a poner en la olla. Pelar y trinchar la cebolla, la zanahoria, el apio y el ajo. Sofreír con la mantequilla, primero el ajo, luego el apio, la zanahoria y la cebolla, una vez pochada añadir las gambas peladas, dar unas vueltas y volcar en las alubias, dejar cocer unos minutos y rectificar de sal.

domingo, 17 de enero de 2010

PAN CON MALTA LIQUIDA


El pan empieza a ser mi obsesión, estaría todo el día haciendo panes diferentes, pero claro tampoco puede ser porque luego hay que comérselo, y solo somos 4. Hay días que me sale con mejor presencia, otros peor, pero lo cierto es que el sabor y la textura siempre es mejor que el que compraba antes.


Este pan queda muy sabroso, es un pan consistente, de miga apretada y que resulta mejor comerlo al día siguiente, para poder cortarlo en rebanadas finas. Con un poco de mantequilla y salmón ahumado, delicioso.

Ingredientes:

Para el poolish, 75 gramos de harina, 75 gramos de agua, 2 gramos de levadura.

100 gramos de harina de centeno, 100 gramos de harina de trigo integral, 200 gramos de harina panificable, 150 gramos de agua, 60 gramos de malta líquida, 8 gramos de sal, 6 gramos de levadura fresca.

Empezaremos como siempre preparando el poolish con una antelación mínima de 6 horas, mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos fermentar tapado con un film.

Para preparar el pan ponemos todos los ingredientes más el poolish y lo amasamos bien, si queda demasiado seco poner una pizca más de agua, dejar fermentar hasta doble su volumen, esta última vez la deje fermentar toda la noche en la nevera, y por la mañana lo puse en el molde y la deje subir dos horas. Horno a 230 grados durante 30 minutos.

POLLO AL HORNO CON CIRUELAS

Como me gustaría saber hacer mejor las fotos, muchas veces cuando veo otros blogs me entra una envidia, pero bueno, que le vamos a hacer, creo que aunque fuese a hacer algún curso la fotografía no es lo mío. Puede que con lo cabezona que soy al final consiguiese hacerlo algo mejor, pero desde luego no tan bien como algunas fotos que veo, por ejemplo las de FOOK & COOK son geniales, te comerías aunque no te guste. Zapatero a tus zapatos, el otro día compre un pollo que realmente era enorme, creo que pesaba unos 3 kilos, y eso que no era de corral. Las pechugas las rellene con jamón, queso, manzanas, pasas, y las tengo congeladas para otro día, creo que para los cuatro con una tendré suficiente. Con los dos muslos y las alas he preparado el asado que os voy a contar ahora. Y con los huesos un caldo para una sopa de verduras completita, no tengo la foto, pero luego os la cuento.



Ingredientes:

Pollo, ciruelas pasas, aceite, un vaso de vino blanco, 1 cebolla, 2 zanahorias, sal, pimienta, 2 dientes de ajo, hierbas provenzales (o las que nos gusten, tomillo, romero…..).

Pelar la cebolla y cortar en juliana fina, pelar los ajos y cortarlos en trocitos pequeños, pelar las zanahorias y cortarlas en rodajas. En una fuente de horno, poner la cebolla, las zanahorias, el ajo, salpimentar, añadir las hierbas provenzales, poner 3-4 ciruelas por persona. Salpimentar el pollo, disponer los trozos encima, espolvorear con hierbas provenzales, poner un vaso de vino blanco, un vaso de agua, y un chorreón de aceite de oliva virgen, tapar con un papel de aluminio y poner el horno a 200º durante 1 hora y media, a media cocción retirar el papel para que el pollo se vaya dorando, cuando esté dorado por un lado darle la vuelta para que se haga por todos lados. Servir acompañado de patatas fritas en trozos grandes (freírlas a fuego lento para que se hagan bien).

sábado, 16 de enero de 2010

MACEDONIA ESPECIAL Y ESPECIADA

Normalmente para mí la macedonia es un postre de aprovechamiento de frutas, en casa comemos mucha fruta, pero hay veces que van quedando algunas cosas atrasadas porque has ido comprando otra fruta nueva, en esos casos y antes de ir a la frutería de nuevo, apuro un poco y cuando ya queda poco de cada cosa hago una macedonia sencillita, fruta partida a trocitos con zumo de naranja, azúcar y canela.


En este caso la macedonia es un poco especial, porque tenía una papaya que no había usado, quería probar el anís estrellado, y no quería poner un zumo de naranja a secas, así que hice una mezcla de zumos y… bueno mejor os pongo la receta.

Ingredientes:

Fruta variada al gusto, en mi caso melón, plátano, manzana, naranja, papaya.


Para el caldo, el zumo de dos naranjas, el zumo de dos limas, el zumo de dos mandarinas, dos limones, un vaso de vino dulce, 150 gramos de azúcar, la piel de una de las naranjas. Un anís estrellado, una vaina de vainilla.

Poner todos los líquidos en una olla, añadir el azúcar, la piel de la naranja, la vainilla y el anís estrellado, cocer unos 10 minutos a fuego medio (cuidado que al hervir tiende a salirse de la olla), una vez listo dejar enfriar. Mientras tanto pelar las frutas y cortarlas en trocitos pequeños, poner en una ensaladera honda, añadirle el líquido cocido y dejar en la nevera hasta el momento de servir.

RAPE CON GAMBAS ROJAS, SALSA A LA SEDUCCION Y BOLETUS

Caramba con el titulito que le he puesto al rape, la primera parte está clara, es un plato de rape (fresco, que me salió por un pico) con unas gambas rojas (congeladas claro, que no llega para más), unos boletus (congelados también) salteados con un poco de ajo y puerro bien pochado y una salsa que encontró mi marido y que le resultó muy graciosa, no por la salsa en sí, sino por cómo estaba explicada, su receta que yo cambié un poco a mi gusto se llamaba “Rape a la Seducción (fallida, como siempre) de la Beldad, de ahí que a la salsa le haya puesto el nombre de Seducción.

De todas formas no os asustéis por el nombrecito del plato, en realidad es mucho más sencillo de lo que parece, además se puede tener la salsa preparada con antelación, los boletus y en el último instante calentar y pasar por la plancha el rape y las gambas.

Ingredientes:

Una cantidad suficiente de rape para 4 personas, 8 gambas rojas (o lo que tengáis a mano), 300 gramos de boletus congelados, 1 puerro.


Para la salsa:

Los huesos del rape, 1 cebolla pequeña, 1 puerro, 2 dientes de ajo, 1 tomate, 75 gramos de mantequilla, 1 copa de coñac, sal y pimienta

Empezaremos pelando las gambas, si son rojas, yo recomiendo pelar solo la cola y dejar la cabeza que luego está muy buena, si no son rojas pelar la gamba entera, reservar. Con los huesos del rape hacemos un fumet , del que necesitaremos unos 750 ml. En una olla pequeña ponemos un poco de aceite y rehogamos las pieles y cabezas de las gambas, cuando estén rehogadas añadimos el puerro cortado pequeño, la cebolla y los dientes de ajo, dejamos pochar un poco más y añadimos el tomate pelado en trocitos pequeños, una vez listo flambeamos con el coñac, añadimos los 750 ml de fumet y dejamos cocer hasta que la verdura esté bien blandita, trituramos y pasamos por el chino, si la salsa quedara muy líquida dejar reducir en la sartén hasta que tenga la consistencia adecuada, rectificar de sal y pimienta, reservar.

Cortamos el puerro en rodajitas finas y lo hacemos en la sartén a fuego muy lento hasta que esté bien blandito, cuando esté listo añadimos los boletus y salpimentamos, dejar hacer unos 5 minutos, reservamos.

En una sartén con un poco de aceite hacemos los medallones de rape, y las gambas, previamente salado todo, no hacer el pescado en exceso. Para montar el plato calentamos un poco la salsa y la ponemos en el fondo del plato, colocamos el rape y a su lado las gambas, ponemos un poco más de salsa por encima y en el otro lado las setas, y a disfrutar.

viernes, 15 de enero de 2010

CREMA DE PUERROS TRUFADA

Me he dado cuenta que me he olvidado de poner una receta de Navidad, el postre de Nochebuena, y también del día de Navidad, una mousse de mandarina y lima que estaba muy buena, en cuanto me ponga al día con el resto de recetas la pongo.


Particularmente me gustan mucho las cremas de verduras de todo tipo, sin duda una de las más agradables es la de puerros, que en verano tomo fría, esta crema es una variante muy sencillita y con un poco más de glamur, por lo de la trufa y el cebollino (que no le puse porque en ese momento no tenía).


Ingredientes:

1 manojo de puerros, 4 patatas, cebollino, 1 bote de trufa negra, 50 gramos de mantequilla, 1 litro de agua, un poco de aceite, sal y pimienta.

Limpiar los puerros, quitar la parte verde y cortar en rodajas, pochar a fuego lento en una olla con la mantequilla sin que llegue a tomar color, una vez bien pochado añadir la mitad de la trufa y las patatas cortadas en trozos pequeños, salpimentar, llevar a ebullición y hervir a fuego medio hasta que estén tiernas las patatas. Triturar todo el conjunto bien fino y rectificar de sal y pimienta. Laminar el resto de la trufa y con triturar un pequeña cantidad con aceite, servir la crema con la trufa laminada y un chorrito de aceite de trufa.

jueves, 14 de enero de 2010

GARBANZOS CON JAMON, GAMBAS Y SETAS

El mes pasado me entró la locura con los cupones del Día, tenía el marisco congelado de la marca Día al 50%, un congelador nuevo pidiendo a gritos que le metiera cosas que se sentía vacio, y claro entre una cosa y otra no me pude resistir y me lance a la compra del langostino crudo y cocido, de la gamba, de la nécora, del buey, de la gula, los palitos de cangrejo y ya no sé ni que más, por si esto fuese poco, también me fui a Mercadona y compré creo que una caja de gamba langostinera, o fueron dos? Ahora no me acuerdo, tendría que ir al congelador a mirarlo. Pues después de todo ese acopio resulta que en Navidad prácticamente no gasté nada de todo eso, y tengo que ir dándole salida de alguna forma que no sea el típico coctel de gambas.


Bien, como tengo que darle salida, voy buscando recetas que como ingrediente tengan las gambas y los langostinos, combinados con legumbres o en pasteles salados o cualquier otra cosa, el fin es ir dando salida a todo ese material que tengo en el congelador.

Una de las recetas que encontré, y que si tengo que ser sincera no estaba muy segura de cómo resultaría, es estos garbanzos con jamón, setas y gambas (o langostinos), yo a la recete original le quite la oreja de cerdo, que no me gusta mucho, y le añadí unas patatas cortadas pequeñitas, el resultado no ha podido ser mejor. La verdad es que estaban de muerte, muy ricos y facilitos. Como tenía pocos garbanzos, bueno eso pensaba yo, al mismo tiempo hice otra receta de alubias estofadas con gambas, pero como esa aún no la hemos probado la subiré cuando veamos que tal ha quedado.


Ingredientes:

300 gramos de garbanzos, 1 pimiento rojo, 2 tomates, 150 gramos de jamón, 500 gramos de gambas (o langostinos, o mezcla de los dos) 200 gramos de setas variadas (pueden ser congeladas, 1 cebolla grande, 2 patatas medianas, aceite de oliva, sal.

Poner los garbanzos a remojo la noche anterior, cocerlos en agua caliente con un cuarto de la cebolla cortada en trocitos pequeños y un poco de sal. Cuando estén listos los reservamos.

En una cazuela sofreímos en un poco de aceite el pimiento partido en trocitos pequeños, añadimos el resto de la cebolla cortada también pequeña, cuando esté todo pochado echamos el jamón también cortadito en trozos pequeños. Pelamos los tomates y los cortamos en trozos y los ponemos también en la cazuela, cuando el tomate este bien rehogado añadimos las setas, damos unas vueltas y ponemos el caldo de cocer los garbanzos, pelamos las patatas y las cortamos en gajos pequeños rompiéndolas para que suelten el almidón, lo dejamos cocer hasta que las patatas estén listas. En una sartén salteamos ligeramente las gambas peladas, las añadimos al guiso junto con los garbanzos y dejamos que cueza todo junto unos 5-10 minutos, en caso de que queden muy secos añadir un poco de agua. Servir bien caliente.

BAVARESA AL JENGIBRE

Hay recetas que las ves y que siempre piensas que algún día la harás, pero va pasando el tiempo, y un día por una cosa otro día por otra no las haces. Con este pastel me ha pasado eso, tengo la revista desde el año 2000 y cuando vi la receta me encantó, y al final no ha sido hasta este año que la he hecho, la fruta escarchada me gusta mucho y la combinación con el jengibre le da un toque bastante especial. En la decoración empleamos también un poco de jengibre confitado, que tiene un toque picante. Es una receta entretenida, pero que queda muy vistosa.



Con esta receta doy por acabada la Navidad de 2009, y enseguida me pongo con lo que tengo acumulado de 2010.
Ingredientes:

Para el bizcocho: 100 gramos de azúcar, 3 huevos, 90 gramos de harina, 1 cucharadita de jengibre fresco, 1 cucharada de aceite de girasol

½ litro de leche, 100 gramos de azúcar, 3 yemas de huevo, 2 dl de nata para montar, 4 hojas de gelatina, 100 gramos de frutas escarchadas variadas, 2 cucharadas de pasas de Corinto, ½ vasito de ron, 1 cucharada de jengibre fresco rallado, 100 gramos de nueces, una pizca de sal, virutas de chocolate y fruta escarchada para decorar.

Para preparar el bizcocho, montamos las yemas con el azúcar, hasta que estén blanquecinas, montamos las claras y las incorporamos con cuidado para que no se bajen. Tamizamos la harina y la mezclamos con el jengibre, la vamos añadiendo a los huevos en pequeñas cantidades y con movimientos envolventes hasta incorporarla toda. Untamos un molde con mantequilla y vertemos la masa, cocer en el horno precalentado a 180º durante 15 minutos, retirarlo y dejarlo enfriar.

Para la bavaresa, montar las yemas de huevo con el azúcar y el jengibre, verter en hilo la leche hirviendo y cocer al baño María hasta que espese, incorporar la gelatina, ablandada en agua fría y escurrida, dejar enfriar.

Cortar las frutas en trocitos, reunirlas en un cuenco con las pasas y el ron, dejar macerar unos 10 minutos. Escurrirlas e incorporar junto con las nueces troceadas a la crema. Añadir la nata montada, verter la preparación sobre el bizcocho y dejar cuajar en el frigorífico durante 2 horas como mínimo. Desmoldar y decorar al gusto.


miércoles, 13 de enero de 2010

PERAS AL CAVA CON NARANJA

Supongo que a muchos les debe pasar lo mismo que a nosotros que el Cava que abrimos para brindar en Nochevieja se queda prácticamente igual, y la verdad es que da mucha pena tirarlo, tenia vista esta receta pero con cava rosado, pero como el que tenia era normal, pues me dije que total daba igual, y la verdad es que el resultado ha sido muy bueno, las peras que tenia eran demasiado grandes, mejor hacerlo con peras más pequeñas y así se pueden dejar enteras. Otra receta facilita y rica.



Ingredientes:

4 peras, 200 gramos de azúcar, 2 naranjas, 1 botella de cava, 1 vaina de vainilla.

Pelar las peras, si son grandes cortarlas por la mitad y quitarles las semillas, poner en una cazuela, poner el cava, el azúcar y la vainilla, cocer a fuego bajo. Mientras tanto pelar una de las naranjas quitándole solo la parte naranja, cortar la piel en tiritas finitas. Exprimir las dos naranjas, verter las tiritas de piel y el zumo en la cazuela y dejar cocer unos 10 minutos, pasado este tiempo retirar las peras y cocer el jugo otros 10 minutos más. Servir con almíbar de cava, las tiritas de naranja y si se quiere una bola de helado al gusto.

CREMA DE BOGAVANTE CON VERDURITAS Y AZAFRÁN

Ahora sí que me queda menos para acabar con las recetas de Navidad, con esta crema y un par de postres, se acabó lo que se daba, pero claro aún tengo otras recetas que se me han ido quedando colgadas por falta de tiempo para subirlas.


Esta crema quedó muy buena, es un poco entretenida porque hay que sacar la carne de las pinzas y de la cabeza del bogavante, pero para días especiales merece la pena dedicar un poco más de tiempo a la cocina.


Ingredientes:

2 bogavantes, 2 puerros, 2 zanahorias, 1 nabo, una hoja de laurel, 1 litro de caldo de pescado, 2 dl de nata liquida, unas hebras de azafrán, 1 copia de brandy, perejil, 2 cucharadas de mantequilla, pimienta y sal.

Cocer los bogavantes en el fumet con el laurel durante 15 minutos, escurrir y dejar enfriar un poco. Abrir las colas y cortarlas en rodajitas, reservar. Sacar la carne de las pinzas, cortar y reservar, sacar toda la carne y el coral de las cabezas, reservar. Cortar todas las verduras en juliana y rehogar en la sartén con la mantequilla, una vez pochadas reservar un pequeña cantidad para la decoración, añadir las hebras de azafrán y la carne de la cabeza, rehogar y añadir la copa de coñac, flambear, poner todo el sofrito en el caldo, salpimentar, añadir la nata liquida y dejar cocer unos 5 minutos, triturar y pasar por el chino si se quiera más fina.

Servir bien caliente en un plato hondo con las rodajas, las pinzas y las verduras reservadas, espolvorear con pimienta recién molida, decorar con perejil si se quiere.

GRATEN DE VIEIRAS Y CHAMPIÑONES

Seguimos con la cena de Nochevieja, a ver si con un poco de suerte acabo con esta Navidad antes de que llegue la próxima.



Ingredientes:

4 Vieiras, 100 gramos de champiñones, 1 puerro, 1 zanahoria, 1 dl de caldo de pescado, 1 dl de nata liquida, 1 cucharada de harina, 2 cucharadas de mantequilla, nuez moscada, sal, pimienta, un poco de queso rallado para gratinar.

Limpiar las vieiras y trocearlas, dejar cada una en su concha, reservar. Limpiar las verduras, cortar el puerro en rodajitas finas, poner a pochar en la sartén con la mantequilla a fuego lento durante unos 12 minutos, cortar la zanahoria en tiras finas, laminar el champiñón, poner en la sartén junto con el puerro y pochar durante otros 5 minutos, pasado esté tiempo añadir la cucharada de harina, un poco de nuez moscada, salpimentar, dar unas vueltas y verter el caldo y la nata líquida, dejar que espese un poco. Repartir esta preparación en las conchas con la carne de la vieira, espolvorear con queso rallado, poner en el horno caliente a 200º con el gratinador, unos 4 minutos hasta que esté dorado. Servir inmediatamente y cuidado que la concha conserva mucho el calor y quema bastante al comer.

SOPA DE NARANJA

Creo que hay una predisposición genética para que nos gusten unas cosas más que otras. En general en mi familia a todos nos gusta mucho el helado, da igual que sea invierno o verano, el helado en todas sus versiones nos encanta. El día que encuentre una máquina de hacer helado que no sea excesivamente cara me la compro, aunque tendré que hacerlo por Internet porque aquí en las tiendas no se encuentra nada.


Esta sopa de naranja es realmente deliciosa y muy fácil de preparar, además no es demasiado pesada.


Sopa fría de naranja: El zumo de 8 naranjas y la ralladura de 2 de ellas, 2 yemas, 150 gr de azúcar, 10 gr de Maicena. 1 naranja y un pomelo. Helado de limón

Separar una taza de zumo, el resto ponerlo en un cazo junto con el azúcar y la ralladura de las naranjas, cocer durante unos 10 minutos, batir las dos yemas con la maicena y diluirlo en la taza de zumo, volcar la mezcla en el cazo y dejar que espese un poco. Dejarla enfriar. Si la sopa quedara demasiado espesa añadir un poco más de zumo justo en el momento de servir.

Pelar la naranja sin que quede nada blanco, cortarla en gajos pequeños, hacer lo mismo con el pomelo. Para servir colocar la sopa en un plato sopero, poner una bola de helado de limón, y unos gajos de naranja y de pomelo.


domingo, 10 de enero de 2010

COSITAS PARA PICAR



Ultimo día del año, la noche de los más jóvenes. Para esta noche me gusta preparar cositas para picar, nada de plato fuerte. Este año además de estas cositas para picar, preparamos un coctel de gambas con una receta diferente de la que preparo siempre, y que no nos gustó demasiado, que como es lógico no subiré. Unos cuernos de salmón rellenos de una crema de aguacate, que tampoco fueron de nuestro gusto, y que ese mismo día reconvertí en un pastel-mousse de salmón y aguacate, que aderezado con la salsa de eneldo quedaba bastante bien (esto lo subiré otro día, cuando acabe con las cosas que si que tuvieron éxito), y unos bombones de foie, que quedaron con una pinta estupenda, pero que estaban demasiado fuertes, llevaban coñac y Martini, y que fueron directamente a la basura. Además también preparamos un gratén de vieiras con champiñones, buenísimo.


Esto de la cocina es así, unas veces crees que una receta puede estar bien y al final resulta que después de todo el trabajo no es lo que esperabas, “gajes del oficio”.

Bueno vamos por orden, lo primero que se ve en la fotos son las típicas gulas al ajillo, no hace falta ni dar la receta, muy socorridas cuando viene gente de improviso porque se pueden tener reservas en el congelador.

Tartaletas rellenas:

Las primeras están rellenas de la ensalada de ahumados, a la que en este caso he añadido un poco de pimiento rojo picado muy fino. La receta de la ensalada ya la subí el otro día.

Las segundas,

2 huevo duro, un trocito de cebolla picada muy fina, sucedáneo de caviar rojo y negro, sal, aceite.

Cocer los huevos hasta que estén duros, enfriar y cortar en trocitos muy pequeños, picar finamente la cebolla, mezclar con el huevo, añadir un poco de sal y aceite, rellenar con esta mezcla las tartaletas, poner encima una cucharada de sucedáneo de caviar, si se quiere se puede adornar con una alcaparra (depende del tiempo que tengáis).



Rollitos de jamón y huevo hilado

Recetilla fácil, aparente y la verdad es que muy buena.

Ingredientes:

2 lonchas de jamón de york no muy finas, queso de untar, huevo hilado.

Untar las lonchas de jamón con el queso, esparcir un poco de huevo hilado y formar un rollito, cortar en rodajas gorditas y colocar un poco más de huevo hilado encima. Colocar tal cual en una fuente o disponer sobre tostadas.

Mini volovanes rellenos de crema de queso

El relleno de estos volovanes es el mismo que el de los profiteroles, en este caso para contrastar con el queso he puesto un trozo de fresa seca, también se podría poner un poco de mermelada de frambuesa.

POLLO RELLENO DE CIRUELAS, HIGOS Y OREJONES

No sé si a vosotros os pasará, pero a mí, algunas veces se me olvida hacer las fotos para luego poder subir las recetas al blog.


Estos días de navidad siempre preparamos comida de más, para el día de Navidad habíamos preparado un pollo relleno, pero cuando vimos la cantidad de comida que había decidimos dejarlo para el domingo, lo asamos el día antes y así ese domingo pudimos salir a darnos una vuelta por el muelle, a visitar en Teatro Romano, la calle Mayor, el Belén, en fin una vueltecica por mi Cartagena, que cada vez está más bonita, en los últimos años he notado un cambio bastante importante, eso es fantástico, a ver si de una vez por todas aprendemos a vendernos bien, a poner en valor todo ese patrimonio del que disponemos, no solo el clima, que casi siempre es bueno, sobre todo visto desde el punto de vista de los que vivimos en un clima tan frio como Salamanca.

Como iba diciendo, salimos a dar una vueltecica y claro se hizo bastante tarde, la comida la teníamos preparada, pero éramos unos 16 más algún niño, había que prepara la mesa, los aperitivos, en fin un lio. Pues eso, que al final con tanto lio que se organizó y con el hambre que había ninguno nos acordamos de hacer las fotos correspondientes. Al final cuando ya nos lo habíamos comido nos acordamos, y bueno ahí está la foto de lo que quedo del pobre pollo.


El relleno del pollo puede variarse a voluntad de cada uno, el pollo podemos pedir que nos lo deshuesen o hacerlo en casa, no es complicado, solo hace falta un cuchillo afilado y mucha paciencia, otro día os intento explicar cómo lo hago.

Ingredientes:

1 pollo deshuesado, 1 kilo de carne de cerdo, 1 pechuga de pollo, 1 cebolla grande, orejones, ciruelas pasas sin hueso, pasas, piñones, higos secos, 2 huevos, 1 brick de nata, sal, pimienta, tomillo, romero, aceite de oliva, vino blanco (o cava). 1 bolsa de cebollas pequeñas

Picamos la cebolla en trocitos pequeños o con la picadora, la ponemos a pochar en la sartén con un poco de aceite y sal, mientras tanto ponemos los orejones, higos, ciruelas y pasas en un cazo con un poco de agua y una copa de coñac y los hidratamos un poco. Una vez lista la cebolla, le añadimos los orejones y dejamos cocer hasta que se termine de evaporar el liquido, dejamos que se enfríe la mezcla de cebolla y fruta seta. En un cuenco ponemos la carne picada de cerdo, salpimentamos, cascamos los dos huevos, añadimos medio brick de nata, las hierbas aromáticas, añadimos los piñones y mezclamos hasta que esté todo incorporado, si queda muy seco añadir un poco más de nata líquida, ponemos también la mezcla de cebolla y fruta y volvemos a mezclar bien. Freímos un poco de relleno en una sartén y probamos de sal, en caso de ser necesario añadimos más. Fileteamos la pechuga de pollo y colocamos en las partes del pollo que quedan solo con la piel, rellenamos el pollo con el relleno (incluidos los muslos) cosemos y atamos los muslos delante para que vuelva a tener forma de pollo, salpimentamos por fuera, añadimos un poco de tomillo y romero, colocamos en la fuente de horno, lo rociamos con un chorro de aceite de oliva, añadimos un vaso de vino blanco (o lo vamos regando durante la cocción con cava), un vaso de agua y orejones, ciruelas, higos, lo metemos al horno a 180º durante aproximadamente unas 2 horas y media.

Pelamos las cebollitas y las doramos en una sartén, a media cocción del pollo las añadimos.

Hay que vigilar que el pollo no quede seco, en caso de ser necesario ir añadiendo vino y agua a partes iguales. Una vez listo el pollo sacar a una fuente de servir. Retirar la fruta y las cebollas a otro plato y ligar la salsa con un poco de maicena. Filetear el pollo y servir con un poco de fruta y la salsa correspondiente. El pollo siempre se corta mejor en frio, por lo que es interesante hacerlo el día anterior.

TARTAR DE ATUN

Este año hemos pasado los días de Navidad en casa de una de mis hermanas, como ya tiene hijos casados, estos se turnan para ir en Nochebuena a casa de los padres o de los suegros. El día de Nochebuena estábamos nosotros cuatro y mi hermana, su marido y sus dos hijos solteros, como faltaban otros dos hijos con sus respectivas mujeres, el día de Navidad hicimos casi una repetición de la cena del día anterior, así todo el mundo pudo probarla. Además se hizo el típico caldo de pavo de Navidad con sus pelotas correspondientes y este tartar de atún que estaba francamente bueno, hasta ahora yo casi siempre había preparado el steak tartar de carne de ternera, últimamente hemos probado también el de salmón y este de atún, todos están muy buenos, y servidos individualmente con un mezclum de ensalada y tostadas pueden resultar un primero muy fácil y aparente.



Ingredientes:

800 gramos de atún rojo (que sea bien fresco), media cebolla pequeña, pepinillos agridulces, alcaparras, 1 lima, salsa perrins, salsa de soja, dos cucharadas de mostaza de Dijon, sal, pimienta, aceite de oliva. Lechugas variadas.

En un cuenco grande, ponemos las dos cucharadas de mostaza, dos cucharadas de salsa perrins, dos de salsa de soja, rallamos la piel de la lima, ponemos el zumo de la lima, un poco de sal y un chorro de aceite de oliva, mezclamos bien y reservamos. Picamos el atún con un cuchillo bien afilado en trocitos muy pequeños, hacemos lo mismo con la cebolla y con los pepinillos, volcamos todo en el cuenco donde tenemos el aliño, salpimentamos y ponemos alcaparras al gusto, mezclamos bien y dejamos en la nevera durante una media hora como mínimo. A la hora de servir acompañamos con la lechuga.

sábado, 9 de enero de 2010

FOIE

Ya no hay Navidad en casa si no preparamos un hígado de pato “Foie”. Cada año encargo en la carnicería el hígado y lo preparo un par de días antes de Nochebuena, otros años he preparado mermelada de cebolla, este no tenía ganas y la compramos de Hero pero no es lo mismo, así que nos comimos el foie solo con el pan de nueces tostado.


Ingredientes:

1 hígado de pato de unos 700 gramos mínimo, sal, pimienta, un poco de coñac (oporto, jerez).




Poner el hígado de pato en un cuenco con agua y hielo, con cuidado quitar las venas abriendo los lóbulos, dejar en el hielo durante una hora. Escurrir y poner en otro cuenco salpimentando y añadiendo una copa de coñac, tapar y dejar toda la noche en el frigorífico, escurrir y liar en film (de los que aguantan hasta 200) formar un rulo lo más apretado posible, poner en un molde que quede bastante ajustado y cocer en el horno precalentado a 75º C durante una hora, enfriar en el mismo film o poner en una molde bien tapado con film para que no se oxide. Servir bien frio acompañado de pan tostado y si gusta de mermelada de cebolla.

BUÑUELOS DE BACALAO



Con la misma masa de los profiteroles se hacen los buñuelos, no os pongo cantidades, cada uno que ponga lo que quiera. Nosotras los hicimos con el resto de la masa sobrante de los profiteroles y con el resto del bacalao que teníamos puesto a desalar para las atascaburras.


Masa de profiteroles, bacalao, un poco de ajo picado, perejil picado.

Desmenuzar el bacalao, añadir a la masa el bacalao, el ajo picado y el perejil. Freir en abundante aceite caliente hasta que estén dorados, sacar a un plato con una servilleta para escurrir el exceso de aceite

PROFITEROLES DE QUESO Y JAMON

Este plato es algo entretenido porque hay que preparar la masa de los profiteroles, hornearlos y una vez fríos rellenarlos. No nos quedaron lo suficientemente duros, la verdad es que no sé si por el horno, al que no conocíamos, y que puede parecer una tontería pero que para mí es importante o porque los huevos eran demasiado grandes. De todas formas quedaron muy buenos.


Ingredientes para los profiteroles:

300 gramos de agua, 75 gramos de leche, 1,5 gramos de sal, 120 gramos de mantequilla, 180 gramos de harina, 5-6 huevos.

En un cazo poner el agua y la leche a calentar, añadir la sal y la mantequilla, llevar a ebullición, retirar y volcar la harina de una vez, remover hasta que se disuelvan los grumos, fuera del fuego y sin dejar de remover ir añadiendo los huevos de uno en uno, no incorporar el siguiente hasta que esté bien incorporado el anterior. Rellenar la manga pastelera y hacer pequeños montones sobre una bandeja de horno previamente untada con mantequilla. Hornear a 180º C durante unos 20 minutos (ponerlos bien separados porque aumentan mucho de volumen)

Ingredientes para el relleno:

300 gramos de queso de rulo de cabra, 200 ml de nata liquida, 100 gramos de jamón ibérico, un poco de cebollino, perejil, sal, pimienta, un poco de aceite de oliva.

Calentar la nata liquida, añadir el queso de cabra troceado y sazonar con pimienta negra, triturar con la batidora. Rellenar los profiteroles con esta crema, decorarlos con el jamón, disponer en una fuente. Triturar con un poco de aceite unos tallos de cebollino y un poco de perejil. Servir los profiteroles con el aceite de cebollino.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails