miércoles, 31 de marzo de 2010

PASTEL DE PUERROS Y GAMBAS

Para los que quieran adelantar un poco de trabajo para el viernes santo este pastel resulta ideal, se puede preparar el día antes y luego solo tenemos que templar un poco. Se puede servir acompañado de una mayonesa en frio o de una salsa de pimientos de piquillo en templado.
El secreto de este pastel es pochar bien los puerros, despacito, sin prisas, para que queden bien blanditos pero sin quemarse.
El molde que use es de Ikea, de 30 cm x 10 cm y con las cantidades de abajo quedó perfecto.

Ingredientes:
3 puerros grandes, 220 gramos de gambas (ya peladas, con las cabezas podemos preparar una sopa), 7 huevos medianos, 400 ml de nata liquida, 1 poco de mantequilla, aceite de oliva, sal, pimienta, nuez moscada (se puede poner eneldo, pero personalmente me gusta más para el salmón).

Limpiar y lavar bien los puerros para quitar toda la tierra, picarlo finos y pocharlos lentamente en la sartén con un poco de aceite (o mantequilla), tardarán unos 20 minutos. Cuando veamos que están listos añadir las gambas cortadas en trocitos pequeños, dar unas vueltas y retirar del fuego, salpimentar y añadir un poco de nuez moscada.
En un cuenco batir los huevos con un poco de sal, incorporar la nata y batir hasta que esté todo ligado, incorporar los puerros con las gambas, mezclar bien.
Forrar el molde de plum-cake con papel sulfurizado (de esta manera será mucho más fácil desmoldar), enmantequillar y verter la preparación, poner el molde sobre la rejilla e introducirlo en el horno precalentado a 170º con ventilador turbo durante unos 30 minutos aproximadamente, pasado este tiempo pinchar con una aguja fina para comprobar que esté hecho, no pasarse mucho porque resultaría demasiado seco. Dejar enfriar para desmoldar.

Salsa de pimientos de piquillo:
Una cebolla pequeña, 1 bote de pimientos de piquillo, 1/2 bote de tomate frito (el de la marca Hida es muy bueno).
Pochar lentamente la cebolla bien picada en un poco de aceite, cuando esté lista añadir los pimientos de piquillo y dejar unos minutos, pasado este tiempo añadir el tomate frito y una tacita de agua, dejar cocer 5 minutos, triturar y rectificar de sal.

Para la presentación, desmoldados en frio el pastel, pasamos por la sartén unas gambas peladas para decorar y si queremos tomarlo tibio lo podemos poner unos minutos en el horno bien caliente. Servir acompañado de la salsa de pimientos de piquillo.


lunes, 29 de marzo de 2010

CARRILLERAS DE TERNERA A LA VAINILLA CON PATATAS Y PIÑA

Ando como siempre últimamente, liada a más no poder. De todas formas quiero ir encontrando huecos para subir cosas al blog, aunque sea solo un par de veces a la semana, y si es posible alguna más. Bien esta receta la saque de un Pdf que me enviaron con recetas de Arzak y que me ha gustado mucho, sobre todo porque además de estar bien explicado, al final de cada receta los ingredientes que pueden resultar más difíciles de conseguir te da unas opciones para que sea mucho más sencillo. También te explica algunos trucos a la hora de elaborarla.  Esta es una de las primeras recetas que he hecho pero seguro que haré muchas más.
El resultado nos gustó mucho a casi todos, hubo alguien para el que el sabor de la vainilla en un plato salado le resultó un poco chocante, pero lo cierto es que están buenísimas, a mi la carne de las carrilleras me encanta, quizá por eso esta receta me gustó tanto.
 

Ingredientes:
2 carrilleras de ternera, 1 cebolla, 1 puerro, 1 chalota (o cebolleta), 2 zanahorias, 1 copa de brandy, ¼ litro de oporto (o cualquier vino dulce o semidulce), medio litro de vino tinto, 1 rama de vainilla (yo use media porque era muy grande), 1 hoja de salvia, 1 litro de caldo de carne, aceite de oliva virgen, agua, sal.
 
Para la guarnición:
Media piña pequeña, 300 gramos de patatas, perejil picado.
Limpiar y cortar toda la verdura en juliana, pocharla en un poco de aceite. Sazonar las carrilleras y dorarlas a fuego vivo con otro poco de aceite, una vez doradas flambea con el brandy, añade el vino y el oporto dejando que reduzca un poco, incorpora la pulpa de la vainilla y la hoja de salvia, seguidamente incorpora la verdura pochada, el caldo de carne y agua suficiente para cubrir las carrilleras, cuece hasta que estén tiernas (yo las hice en la olla rápida), una vez listas se retiran y una vez que estén algo más frías se cortan en escalopes gruesos. Mientras tanto tritura la salsa y pásala por el chino, pon los escalopes en una olla con la salsa y deja que se reduzca lentamente.
Para la guarnición pela las patatas y la piña, corta ambas cosas en círculos pequeños (yo la piña la hice en triángulos, pocha las patatas en aceite, cuando las patatas estén  blandas las retiras y las escurres. Haz a la plancha bien caliente la piña y da un golpe de plancha a las patatas pochadas.
Para montar el plato coloca los escalopes en una lado con la salsa bien caliente y en el otro lado alterna patatas y piña y espolvoreando con perejil picado y un poco de sal en escamas. Luego un buen pan y a disfrutar con la comida.
Ya tengo en marcha el blog del nuevo proyecto, os pongo un enlace “Creaciones LuzMila” espero que os guste y si alguien se anima a comprar algo solo tiene que enviar un correo. Gracias a todos.

jueves, 25 de marzo de 2010

MAGDALENAS DE NATA

Después de un montón de días sin publicar nada aquí me tenéis de nuevo, espero ya no tener más problemas con el ordenador, ni tanto trabajo, pero es que cuando intentas poner un proyecto en marcha la verdad es que este se acumula. Ese nuevo proyecto no tiene nada que ver con la cocina aunque sí con las manos, se trata de hacer broches, pins, agujas, imanes, etc. en una pasta llamada fimo y que supongo que muchos conoceréis, yo la verdad es que no tenía ni idea, nunca he sido de hacer trabajos manuales, y a mis años me veo haciendo figuritas, como siempre me han liado mi hija y nuestra amiga Amparo, aunque dice mi marido que me lían porque soy muy facilona, el caso que ando poniendo en marcha una especie de negocio, la idea es hacer regalos personalizados para bodas, bautizos y comuniones, o para cualquier otra cosa que se presente. De momento vamos poco a poco, la próxima semana intentaré abrir el blog, bueno ya lo tengo abierto pero aún no hay nada de nada, el blog se llama “creaciones LuzMila”, cuando esté en marcha haré una entrada de presentación, de momento en esta entrada os pongo una foto de lo que tengo entre manos ahora.


Antes de nada pedir perdón por el abandono del blog, pero sobre todo porque no he contestado a nadie, este fin de semana ya me pongo al día. Bueno y ahora vamos con la receta, pero empecemos por un poco de cuento. Me gusta tener siempre en casa algún tipo de magdalena o galleta para los desayunos, normalmente mi marido y yo comemos tostadas, unas veces con tomate, aceite y sal (siempre y cuando tengamos tomates adecuados para restregar en el pan, los de colgar son los ideales), otras veces con mantequilla y mermelada, ahora estamos gastando una de pomelo, manzana y jengibre con miel, que está muy rica.
Las magdalenas y yo no nos llevamos bien, no sé por qué razón pero nunca me acaban de salir como a mí me gustaría, con una montañita bien definida, pues nada, que no lo consigo, eso sí de sabor me quedan estupendas. Las de esta receta las he visto en varios blogs, lo cierto es que a mí no me quedan tan bien como a ellas, pero lo dicho quedan esponjosas y muy sabrosas.

Ingredientes:
350 gramos de harina, 250 gramos de azúcar, 250 gramos de aceite de girasol, 100 ml de nata líquida, 1 sobre de levadura royal, 250 gramos de huevos, la ralladura de un limón.
Preparación:
Batir los huevos con el azúcar hasta que estén bien espumosos y blanqueen, agregar el resto de ingredientes menos la harina con la levadura, una vez bien ligado todo vamos añadiendo la harina mezclada con la levadura tamizada, la vamos incorporando poco a poco con movimientos envolventes, cuando esté toda la harina incorporada dejamos la masa reposar una hora en la nevera. Pasado este tiempo llenamos los moldes hasta ¾ de su capacidad, espolvoreamos un poco de azúcar y dejamos reposar mientras se calienta el horno, ponemos el horno a 200 grados, hay que vigilarlas para que no se nos quemen, porque se hacen bastante rápido.

martes, 16 de marzo de 2010

TARTA DE CREMA, KIWI, PLATANO Y PIÑA

Hay días en que te apetece preparar algo dulce y si encima tienes un resto de crema pastelera en el frigorífico pues es fácil hacer alguna cosilla sencillita con crema y frutas. Yo tenía congelada una pâte sucrée de la tarta de calabaza, tenía la crema pastelera que había sobrado de rellenar el roscón de reyes y normalmente suelo tener fruta fresca, piña y melocotón de lata. Con todo esto y un poco de almíbar con unas hojas de gelatina ya tenemos una tarta muy aparente preparada.

Si no tenéis pâte sucrée o no tenéis ganas de hacerla, se puede emplear una masa quebrada azucarada, un hojaldre (el de Lidl sale bastante bien) o la base de tarta que os guste más.

Para abrillantar la tarta pues más de lo mismo, que no tenéis ganas de hacer un almíbar con gelatina, pues la abrillantáis con un poco de mermelada de melocotón por ejemplo, o la fruta al natural sin maquillar que también está muy rica.

Ingredientes:

Base para tarta (pâte sucrée, masa quebrada, hojaldre), crema pastelera, fruta variada, 100 gramos de azúcar, 2 hojas de gelatina neutra.



Estirar la masa y cocerla en el horno a 200º C primero con algo de peso encima (garbanzos), unos 10 minutos, y luego hasta que esté dorada sin el peso. Mientras tanto preparar un almíbar con el azúcar y el doble de agua, poner el agua y el azúcar a cocer hasta que el azúcar esté totalmente disuelta, remojar las hojas de gelatina en agua fría, escurrir e incorporar al almíbar, dejar que se enfríe completamente. Dejar enfriar la base de la tarta, una vez fría rellenar con la crema pastelera, cortar las frutas elegidas e ir colocando encima de manera que queden decorativas, una vez que tengamos las frutas colocadas y el almíbar esté frio pintamos con el mismo las frutas y ponemos la tarta en la nevera, la sacamos pasado un rato y la volvemos a pintar, dejamos la tarta en la nevera hasta el momento de servir.

lunes, 15 de marzo de 2010

SOPA DE PESCADO CON ALBONDIGAS DE GAMBAS

Antes siempre hacia la sopa de pescado como la había hecho mi madre toda la vida, pero la verdad es que en los últimos años he ido probando cosas nuevas que me han dado muchas satisfacciones. Esto no quiere decir que ya no nos guste la sopa de pescado de mi madre, nos sigue gustando mucho, pero hay que ir evolucionando y probando cosas nuevas.


Esta sopa es una receta que la verdad es que queda muy rica y muy aparente para un día de fiesta. La única complicación es hacer unas albóndigas tan pequeñitas, por lo demás es un plato bastante fácil.





Ingredientes:

1 cabeza de rape mediana (o pescado para sopa variado, algo más de un kilo), 1 cebolla, 1 puerro, 2 zanahorias, 4 tomates medianos, 1 ramita de apio,2 dientes de ajo, 1 copita de brandy, 1 vaso de vino blanco, sal, aceite de oliva.

Para las albóndigas:

500 gramos de gambas medianas, 1 huevo, 1 ramita de perejil, media cebolla pequeña cortada fina, 1 trozo de pan mojado en leche, un poco de pan rallado, medio diente de ajo, harina para rebozar.

Lo primero que haremos es pelar las gambas, reservando las colas para hacer las albóndigas, las cabezas y las pieles las usaremos en la sopa.

Limpiamos todas las verduras y las picamos pequeñas, hacemos lo mismo con el ajo. En la olla donde vayamos a hacer la sopa ponemos un poco de aceite y pochamos primero el ajo, luego añadimos el resto de verduras menos los tomates, una vez que esté todo rehogado añadimos las cabezas y las pieles de las gambas, dejamos que se rehoguen bien y añadimos el pescado, damos unas vueltas, añadimos el brandy y flambeamos, en ese punto añadimos los tomates, pelados y troceados, dejamos que se vayan haciendo y una vez blanditos añadimos el vino blanco y dos litros de agua, dejamos cocer suavemente durante 45 minutos, iremos espumando la superficie para quitar las impurezas.

Mientras se cuece la sopa preparamos las albóndigas cortando muy pequeñitas las colas de las gambas, las disponemos en un bol y añadimos el resto de ingredientes, el pan rallado en último lugar, una vez que comprobemos la consistencia de las albóndigas, en caso de que queden muy blandas añadimos unas cucharadas de pan rallado, las pasamos por la harina y la freímos ligeramente en aceite caliente, reservamos.

Cuando la sopa esté lista la trituramos y la pasamos por un colador de malla muy fina, la volvemos a poner al fuego, añadimos las albóndigas de gamba dejándolas cocer unos minutos, si queremos que la sopa quede algo más consistente se puede diluir en un poco de agua una cucharada de maicena y añadirla al mismo tiempo que las albóndigas, en mi caso no fue necesario ya que la sopa tenia la consistencia adecuada, otro forma seria poner algo más de zanahoria.


sábado, 13 de marzo de 2010

BIZCOCHO DE LIMON RELLENO DE CREMA DE LIMON

Estos días he andado muy liada, tengo totalmente desatendido el blog y todos los que visito normalmente, espero que en los próximos días la cosa vaya algo mejor y pueda dedicar unas horitas para ir visitando vuestros blogs, de momento al menos intentaré subir alguna cosilla.


El día que prepare este bizcocho no me quedaba suficiente mantequilla para hacer el relleno que llevaba originalmente, así que opte por rellenarlo de una crema de limón que a mí personalmente me encanta porque queda bastante ácida, es la que usé hace años para hacer el pastel de limón y merengue al que ahora en todos sitios llaman lemon pie.

El resultado de este experimento fue un bizcocho nada empachoso y muy sabroso.





125 gramos de mantequilla, 150 gramos de azúcar, 4 huevos, 150 gramos de harina, 75 gramos de maicena, 2 cucharaditas de levadura en polvo y la ralladura de dos limones.


Ingredientes para la crema de limón:
100 ml de zumo de limón, 150 ml de agua, 100 gramos de azúcar, 2 yemas de huevos, 2 cucharadas de maicena.



Empezamos poniendo el horno a calentar a 180º C. Preparamos el molde untándolo con mantequilla y espolvoreándole harina o azúcar en polvo. Se bate la mantequilla con el azúcar hasta que tenga una consistencia ligera y espumosa. Se separan las claras de las yemas y se mezclan estas últimas con la mantequilla. En un cuenco montamos las claras a punto de nieve. Mezclamos las harinas y la levadura y las tamizamos, las incorporamos a la mezcla de mantequilla y yemas, añadimos también las ralladuras de limón, una vez que esté todo bien integrado, mezclamos con las claras teniendo cuidado de que no se bajen, siempre con delicadeza. Horneamos durante unos 40 minutos aproximadamente, pinchamos en el centro para saber si está listo, una vez que salga limpio sabremos que está listo.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Para preparar la crema ponemos en un cazo el zumo de limón, la mitad del agua y el azúcar, mientras tanto batimos las yemas con la maicena y las disolvemos con el resto del agua. Cuando el contenido del cazo alcance el punto de ebullición lo apartamos del fuego y vertemos las yemas con la maicena, volvemos a poner al fuego (no muy fuerte) y lo cocemos hasta que espese. Enfriamos la crema rápidamente moviéndola constantemente para que no se nos forme costra. Partimos el bizcocho en dos capas y lo rellenamos con la crema, también podemos poner un poco por encima y añadir un praliné de almendras.

lunes, 8 de marzo de 2010

PECHUGA DE POLLO TRUFADA CON SALSA DE MANZANA

Desde que hice la primera prueba haciendo la pechuga de pollo envuelta en papel film y cocida en el horno a baja temperatura le he tomado el gusto y hoy he vuelto a hacer otra versión muy diferente. En este caso se trata de pechugas de pollo rellenas de cebolla pochada, pasas y trufa, con una salsa de manzana trufada que le quedaba realmente muy bien. Un plato bien sencillo y rápido, quizás lo más lento sea la salsa y tampoco.

Ingredientes:

Las pechugas de dos pollos, 2 cebollas no muy grandes, 50 gramos de pasas, 1 trufa (de las de conserva), sal, pimienta, una manzana, medio brick de nata, ½ tacita de vino blanco, una cucharadita de harina.

Limpiamos las pechugas y las hacemos filetes bien finos (si nos los hace el carnicero mejor que mejor) los extendemos sobre un papel film y los salpimentamos, laminamos la trufa reservando un trozo y los extendemos sobre las pechugas. En una sartén pochamos a fuego muy lento una de las cebollas muy picadita, mientras tanto hidratamos un poco las pasas, una vez la cebolla esté bien pochada le añadimos las pasas, y extendemos la mezcla sobre las pechugas, vamos enrollando ayudándonos con el papel film, una vez bien enrollado cogemos otro trozo de film y lo ponemos en el otro sentido de forma que podamos apretar bien el rollo, le hacemos unos nudos en los extremos y lo ponemos en una bandeja de horno con un poco de agua, lo introducimos en el horno precalentado a 130º durante 40 minutos, le damos la vuelta cada 10 minutos aproximadamente.

Una vez lista la sacamos con cuidado, quitamos el film y recogemos el líquido que haya soltado. En una sartén con un poco de aceite doramos la pechuga y la reservamos, en ese mismo aceite pochamos la otra cebolla cortada en trocitos, pelamos la manzana y la incorporamos cuando la cebolla esté pochada, cuando la manzana empiece a estar blandita ponemos la cucharadita de harina y rehogamos, añadimos el vino blanco y dejamos evaporar antes de añadir la nata liquida y la trufa reservada, rectificamos de sal y pimienta y en caso de que esté demasiado espeso ponemos un poco de leche. Trituramos todo el conjunto y servimos caliente acompañando la carne.

domingo, 7 de marzo de 2010

BIZCOCHO DE GALLETAS Y NARANJA CONFITADA

Este bizcocho está en varios blogs, bueno la base desde la que partí, en la cocina de las PacaS,  en Food & Cook  y en varios más, lo cierto es que cuando lo vi me choco mucho, pero la verdad es que en ese momento no pensé en hacerlo, hasta hoy que mientras ordenaba cosas en la cocina he encontrado unas galletas que le compre a mi hijo y que andan en un bote muertas de risa, las galletas son de esas que llevan una crema entre galleta y galleta, no recuerdo exactamente la marca, así que he pensado en hacer la prueba con ellas, y bueno siendo sinceras el resultado de sabor ha sido muy rico, quizás un poco dulce de más, pero hemos tenido un pequeño contratiempo, resulta que después de algo más de 30 minutos en el horno he pensado que ya estaba y lo he sacado, pero al tocarlo he notado que se hundía del centro, lo he pinchado y efectivamente aún no estaba, lo he vuelto a poner en el horno pero claro ya no ha terminado de subir bien, de todas formas el resultado final ha sido bastante aparente. Como en la despensa también hay algún que otro paquete de galletas María, el próximo intento será con ellas porque la verdad es que me ha gustado y a todos los demás también porque lo cierto es que ya no queda ni un trocito.



Ingredientes:

200 gramos de galletas, 150 gramos de chocolate, 100 gramos de mantequilla, 75 gramos de azúcar, 3 huevos, 2 cucharaditas de levadura química, 3 rodajas de naranja confitada, la ralladura de una naranja.

Lo primero que tenemos que hacer es triturar las galletas hasta que queden bien finas. En un bol ponemos la mantequilla con el azúcar y la batimos hasta que tenga una consistencia esponjosa y blanquecina, incorporamos los huevos y batimos hasta que estén bien incorporados, fundimos el chocolate y lo incorporamos a la mezcla de huevos y mantequilla cuando esté un poco tibio, ponemos también la ralladura de naranja, mezclamos la levadura con las galletas trituradas y la incorporamos con suavidad a la mezcla, partimos la naranja en trocitos pequeños y la enharinamos y la incorporamos a la mezcla, engrasamos un molde con mantequilla y vertemos la mezcla. Introducimos en el horno precalentado a 180º C durante 40 minutos o hasta que al pinchar salga limpio. Decorar al gusto de cada uno.


sábado, 6 de marzo de 2010

MACARRONES CON SETAS

Como ando muy liada estos días no he podido pasar por los blogs, espero ponerme al día este fin de semana, de todas formas tengo que pisar un poco el freno porque no doy abasto con todo. Esto no significa que abandone el blog, y ni mucho menos que abandone los vuestros, pero es posible que tenga que distanciar un poco las subidas y el paso por los blogs, intentaré que no sea así, pero…





Unos macarrones facilitos para el fin de semana, solo hace falta un poco de fondo de congelador y un fondo de nevera.

Ingredientes:

400 gramos de macarrones, 100 gramos de bacón, 250 gramos de setas congeladas (si llevan boletus mejor), 1 cebolla, 1 brick de nata liquida, 2 dientes de ajo, sal, pimienta, nuez moscada, 1 sobre de queso parmesano rallado.

Poner una olla con abundante agua a hervir, mientras tanto partimos el ajo en trocitos pequeños y los ponemos en una sartén grande con un poco de aceite, una vez que empiecen a tomar color añadimos la cebolla partida pequeñita, la dejamos pochar lentamente. Seguramente en este punto ya tendremos el agua hirviendo, salamos y ponemos a cocer los macarrones. Seguimos con la salsa, una vez pochada la cebolla añadimos el bacón en pedacitos y lo dejamos que se haga un poco, añadimos las setas y las dejamos rehogar. Los macarrones ya los tendremos listos, los escurrimos y los pasamos a la sartén (yo uso el wok que es más grande) les damos unas vueltas para tomen bien los sabores, añadimos la nata liquida, la pimienta y la nuez moscada, damos unas vueltas y añadimos el queso parmesano rallado, movemos para que se integre bien y servimos.

miércoles, 3 de marzo de 2010

PAN DE CALATRAVA CON HIGOS, DATILES Y NUECES

Normalmente el pan de calatrava se hace con pan, pero mi idea era aprovechar unos brioches que se habían quedado algo secos y que por supuesto no quería tirar. La receta original es de un libro de cocina Murciana que tengo desde hace tiempo me lo recomendó un compañero de trabajo, y que siempre me recuerda a mi Padre porque en él viene el “arroz con piedras” que durante años siempre había pensado que era una broma suya, claro que las piedras tienen que ser Águilas.

Pues sobre la receta original, he cambiado el pan por brioche, y he añadido un resto de pan de higos cortado pequeñitos, unos dátiles también sobrantes y unas poquitas de nueces, he recortado también la cantidad de azúcar porque el brioche ya es dulce.

El resultado ha sido muy rico, quizás sería conveniente recortar un poco más el azúcar.



Ingredientes:

Caramelo liquido, 250 gramos de brioche seco, 600 ml de leche, 150 gramos de azúcar, 5 huevos, 130 gramos de higos y dátiles, 30 gramos de nueces picadas.

Caramelizar un molde, cortar en brioche en rodajas finas y colocar una capa sobre el Carmelo, distribuir encima una parte de los higos y de las nueces picadas, terminar de poner todo el brioche y los higos y nueces, en un cuenco batir los huevos con el azúcar y añadir la leche, verter sobre el brioche. Cocer en el horno al baño maría hasta que esté cuajado. Desmoldar cuando aún esté caliente para que el caramelo no se nos quede pegado al molde.

Se puede servir acompañado de una bola de helado de vainilla

martes, 2 de marzo de 2010

GUISO DE GARBANZOS

Llevo unos días con bastante trabajo en casa, bueno en esta casa siempre hay trabajo, pero algunos días es peor que otros. Lo cierto es que voy muy atrasada con los blogs, y me da mucha rabia no estar al día, pero que le vamos a hacer esto es lo que hay. En cuanto esté algo más libre me pongo al día.

Como mi marido se quejaba tanto de que no le hacía platos de cuchara, hoy le he puesto remedio. Ayer puse a remojo unos garbanzos y saqué del congelador unos trocitos de secreto que tenia congelados y con cuatro cosillas más he apañado un guiso que estaba buenísimo. Os lo cuento ahora mismo.

En esta tierra, si de una cosa se puede disfrutar (bueno de una solo claro) es de legumbres, son realmente muy buenas, tanto los garbanzos de Fuentesaúco, como los Pedrosillanos son de una calidad inmejorable. Con las alubias pasa otro tanto de lo mismo.

Ingredientes:

Garbanzos secos (también se pueden usar de bote, pero no es lo mismo), 1 puerro, 1 pimiento rojo, 1 trozo de chorizo (a ser posible ibérico), una punta de jamón (idem de lo mismo), 150 gramos de secreto ibérico (o cualquier parte del cerdo que sea tierna y jugosa, chuletas de cabezada) 3 patatas, 1 chorro de aceite de oliva virgen, ½ bote de tomate triturado con cebolla, agua.

Poner los garbanzos a remojo la noche anterior, en la olla rápida poner agua a hervir, cuando el agua empiece a hervir poner los garbanzos previamente salados, cerrar la olla y cuando empiece a pitar contar 5 minutos (es lo que tardan en hacérseme los garbanzos de aquí, aunque es posible que dependiendo del agua o del tipo de garbanzo tarde más, en fin cocerlos como tengáis costumbre) y ya estarán listos, reservar.

En la olla en que vayamos a preparar el guiso, ponemos un poco de aceite a calentar, partimos el pimiento y lo ponemos a pochar, hacemos lo mismo con el puerro, mientras se va pochando cortamos la carne en trocitos pequeños y la salamos, la añadimos también a la olla para que se vaya rehogando, una vez rehogada, añadimos el jamón y el chorizo también cortados pequeñitos, damos unas vueltas y añadimos el tomate triturado, dejamos que el tomate se haga y cuando esté listo añadimos agua (1 litro) y parte del caldo de cocer los garbanzos. Pelamos las patatas y las añadimos al guiso, cuando las patatas estén casi listas añadimos los garbanzos y lo dejamos cocer todo junto durante unos 5 minutos, si es necesario añadir un poco más de agua, nos tiene que quedar un caldito espeso, rectificamos de sal y servimos bien caliente.

lunes, 1 de marzo de 2010

ENDIVIAS Y LECHUGAS GRATINADAS

Este es un primer plato para esos días en que no quieres complicarte la vida, se hace en un plisplas y si te gustan las endivias queda muy rico. En casa estamos divididos hay a quien le gustan las endivias y a quien no le gustan, por eso esta ultima vez puse también cogollos de lechuga, y la verdad es que fue un acierto total.

Ingredientes:

2 endivias, 2 cogollos de lechuga, 150 gramos de queso emmental (o el que más os guste para gratinar), 50 gramos de queso azul, sal, pimienta, un chorrito de aceite.

Limpiamos las endivias y las lechugas quitándole las hojas exteriores y lavándolas bien con agua, las escurrimos y las partimos por la mitad. En una fuente que puede ir al microondas ponemos un poquito de aceite en el fondo, sobre él las endivias y las lechugas, salpimentamos y le ponemos un poquito de aceite por encima, tapamos con papel film y las ponemos en el micro a máxima potencia, durante unos 10 minutos, comprobamos si están bien cocidas, en caso contrario volvemos a dejar unos minutos más, cuando estén listas esparcimos el queso emmental por encima y sobre este el queso azul. Llevar a gratinar hasta que esté doradito.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails