miércoles, 28 de abril de 2010

SOLOMILLO DE IBERICO CON SALSA DE VINO DE NUECES Y PASAS

Como vivimos en una tierra que nos ofrece una carne muy rica tenemos que aprovecharlo, y el solomillo de ibérico es una autentica delicia, esta forma de hacerlo es muy sencilla y rápida, además de explicaros la receta del solomillo os voy a explicar cómo hacer el vino de nueces.





Bien, supongo que mucha gente conocerá este vino, yo hasta hace unos años no lo conocía, pero mi cuñado Paco, el de mi hermana mayor, lo especifico porque tengo otro cuñado Paco, lo hace y un día nos lo probamos y nos gustó, como yo no soy de beber vinos dulces un día se me ocurrió usarlo haciendo una reducción con él y desde entonces lo uso mucho, de esta forma no tengo que comprar un vino de Oporto que suele ser caro. Con esté vino de nueces se consigue un resultado estupendo y con un punto muy especial. Aún falta un poco para que se pueda preparar el vino pero como me he acordado hoy lo explico y así si alguien se decide a hacerlo tiene tiempo de organizarse para encontrar las nueces verdes.

Ingredientes para el vino:

5 litros de vino tinto de buena calidad, 2 kilos de azúcar y trece nueces.

Bien, solo se necesita esto, pero las nueces se tienen que coger en San Juan (24 de Junio), se cortan en trozos y se ponen en una garrafa donde pondremos también el azúcar y el vino, lo movemos un poco y dejamos la garrafa bien tapada en un sitio oscuro hasta el día de Nochebuena en que ya podremos tomarlo. Se puede tomar en copas o usarlo en la cocina a gusto de cada uno.

Para los solomillos:

2 solomillos de ibérico, 100 gramos de pasas, sal, aceite, 250 ml de vino de nueces, un vaso de agua.

Poner a cocer las pasas con el agua y el vino de nueces, dejar cocer lentamente hasta que reduzca. Salar los solomillos y hacer al punto en una sartén con un poco de aceite, una vez listos añadir el vino con las pasas y dejar un minuto que tome sabor. Servir acompañado de unos espárragos trigueros a la plancha.


VERDURAS CONFITADAS CON SALSA DE JAMON Y DATILES

Tenía en la nevera un kilo de alcachofas pequeñitas y la idea era hacerlas de forma diferente a como las hago normalmente que suele ser en tortilla, rebozadas, cocidas, me acordé de que Juan, de Cocina por afición las había hecho confitadas y las había acompañado de un Salmorejo, así que me puse manos a la obra y mirando por ahí encontré unos pocos de dátiles, como en casa nos gustan mucho este tipo de combinaciones decidí hacer las verduras con una salsa a la que incorporé los dátiles y la verdad es que quedó muy rica. Además de las alcachofas probé también a confitar unos trozos de calabacín y una zanahorias y en ambos casos el resultado ha sido muy bueno, el único problemilla es que se tiene que hacer con tiempo, porque para confitar las verduras se tarda unos 45 minutos, yo hice primero las alcachofas y luego las zanahorias y el calabacín.







Ingredientes:

1 kilo de alcachofas pequeñas, 1 calabacín mediano, 4 zanahorias, ¾ de litro de aceite de oliva. Sal Maldon.

Para la salsa:

½ cebolla, 50 gramos de jamón, 6 dátiles, 1 copa de vino blanco, una cucharadita de harina, ¼ litro de agua, sal, pimienta.
Limpiar las alcachofas quitando todas las hojas duras, cortar las puntas y poner en el aceite de oliva, poner el aceite al fuego y dejar cociendo lentamente a temperatura muy baja, pasados unos cuarenta minutos pinchar para ver si están blandas, es importante que no se frían sino que cuezan lentamente en el aceite. Una vez listas pasar a un colador grande para que pierdan todo el aceite, cuando veamos que no sueltan demasiado pasamos a un plato con un papel absorbente para terminar de quitarlo, reservamos. En el mismo aceite ponemos los calabacines cortados en rodajas gruesas y las zanahorias peladas y cortadas en trozos (se pueden tornear un poco para que queden más presentables), dejar cocer hasta que estén listas.

Para preparar la salsa, ponemos en una sartén con un poco de aceite la cebolla finamente picada que dejaremos pochar hasta que esté bien transparente, en ese punto añadimos el jamón cortado pequeño juntos con los dátiles (también en trocitos pequeños) añadimos una cucharadita de harina, rehogamos y añadimos el vino blanco que dejamos evaporar un poquito, añadimos el agua y dejamos cocer lentamente hasta que quede un poco espesa, rectificamos de sal y pimienta.

Disponemos todas las verduras en una fuente, añadimos la sal maldon y calentamos un poco en microondas, servimos acompañadas de la salsa, un poquito de salsa en el fondo del plato y las verduras por encima.


viernes, 23 de abril de 2010

ALBONDIGAS DE BACALAO EN SALSA VERDE

Hoy ha tocado bacalao, tenía un kilo de migas de bacalao y las puse el otro día a remojo, como es mucho para una sola cosa he preparado unas albóndigas de bacalao, parecidas a las que hacia mi madre, pero con una salsa verde (porque lleva guisantes y perejil), he congelado unas poquitas para hacer un día el potaje de garbanzos y acelgas con ellas, queda muy rico, el día que lo haga lo subo y luego he preparado dos bandejas de canelones rellenos de brandada de bacalao con bechamel de espinacas. Bueno como podéis ver he estado entretenida porque las dos cosas lo son bastante, además he preparado para hoy de primero unas espinacas a la catalana que por cierto estaban muy ricas, pero el resultado seguro que ha merecido la pena.

Este tipo de recetas no son complicadas pero si muy laboriosas, así que sin perder más tiempo empezaremos con las albóndigas.




Ingredientes para las albóndigas:

500 gramos de bacalao desalado, 2 cebollas medianas, 2 dientes de ajo, perejil picado, 300 gramos de pan mojado en leche y escurrido, 3 huevos pequeños, 4 cucharadas de pan rallado, un poco de sal, harina para rebozar , aceite de oliva.




Primero de todo limpiaremos las cebollas y las cortaremos en trocitos pequeños, las pondremos a pochar en un poco de aceite a fuego lento hasta que esté bien hecha, mientras tanto cortamos en bacalao en trocitos bien pequeños y lo ponemos en una ensaladera grande, limpiamos y picamos bien pequeñitos los ajos y el perejil y lo añadimos al bacalao, añadimos el pan remojado y escurrido, los huevos, un poquito de sal el pan rallado y la cebolla pochada bien escurrida de aceite, mezclamos bien el conjunto y lo dejamos un rato reposar en la nevera, una vez frío vamos formando las albóndigas y las pasamos por harina, freímos las albóndigas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas, reservamos.

Ingredientes para la salsa:

2 botes pequeños de guisantes, un bote de puntas de espárragos, 2 dientes de ajo, un poco de perejil picado, una cucharada de harina, 3 cucharadas del aceite (del de freír las albóndigas), el contenido de un bote (de los de guisantes) de vino blanco, otro de agua, sal, pimienta.



En la cazuela donde vayamos a hacer las albóndigas ponemos el aceite y doramos los ajos cortaditos pequeños, una vez dorados añadimos la cucharada de harina, un poco de sal, pimienta y el perejil picado, damos unas vueltas y añadimos el vino blanco que dejamos reducir un poco, mientras se reduce el vino trituramos los dos botes de guisantes (incluido el liquido que lleven) con otro de agua y los añadimos previamente colado a la cazuela (de esta forma evitamos las pieles de los guisantes), dejamos que cueza el conjunto unos minutos y ponemos las albóndigas y las puntas de los espárragos y cocemos unos 10 minutos. Se puede servir acompañado de un arroz blanco o de unas patatas nuevas cocidas.


jueves, 22 de abril de 2010

POLLO CON CERVEZA Y PASAS

Otra recetilla con el comodín de la cocina, el pollo. Como siempre admite los cambios que queráis, si no os gustan las pasas podéis ponerle unos champiñones que también le quedan muy bien. Yo usé una cerveza 0% porque era la que tenía a mano pero cualquier cerveza va bien.


 
Ingredientes:

2 medios pollos de la parte baja más las alas (las pechugas se reservan para otra preparación), 1 cebolla, 50 gramos de pasas, dos dientes de ajo, sal, pimienta, una rama de romero, un poco de tomillo, una cerveza de lata, 4 zanahorias, aceite de oliva, una cucharadita de maicena.


 
Partimos el pollo en trozos regulares y lo ponemos en una sartén grande o wok a freír, cuando esté bien dorado añadimos los dientes de ajo fileteados y le damos unas vueltas, pelamos y partimos la cebolla en trozos pequeños, la añadimos al pollo, salpimentamos y ponemos las hierbas aromáticas así como las zanahorias en rodajas, tapamos y dejamos que se vaya haciendo lentamente, cuando veamos que la cebolla está lista ponemos la cerveza y las pasas y dejamos cocer a fuego lento hasta que el pollo esté tierno (en caso de que se quede excesivamente seco añadir un poquito de agua), para que la salsa espese un poquito añadimos una cucharada de maicena desleída en un poco de agua, dejamos que hierva unos momentos y listo para servir.

Para acompañar se puede poner un poco de arroz aromático, unas patatas fritas en cuadraditos, lo que más guste en vuestra casa.

miércoles, 21 de abril de 2010

SOPA CREMOSA DE ESPARRAGOS

Hoy una receta súper facilita, de esas de fondo de congelador y despensa, cuatro cosas y un primer plato delicioso. El único inconveniente es pasar la sopa por el chino (o por un colador fino) para quitar todas las fibras de los espárragos, supongo que con la termomix debe ser más fácil, algún día me la compraré.





 
Ingredientes:

400 gramos de espárragos verdes (congelados), 1,5 litros de caldo de pollo (puede ser de tetrabrik), dos rebanadas hermosas de pan duro, 2 dientes de ajo, 50 gramos de almendras crudas peladas, aceite de oliva virgen, sal y pimienta.

Cortar las puntas de los espárragos y una vez saladas saltearlas en un poco de aceite, reservar. En una sartén con abundante aceite dorar los ajos fileteados, las almendras y por último el pan, reservar todo. En la cazuela donde queramos hacer la sopa poner un poco del aceite donde hemos frito el pan y saltear en él los espárragos cortados en trozos, salpimentar y añadir el caldo de pollo, cocer durante unos 20 minutos a fuego no muy fuerte, pasado este tiempo añadir lo que teníamos apartado y triturar todo el conjunto, si queda demasiado espeso añadir un poquito de agua, cocer otros 5 minutos, rectificar de sal y pasar por el chino, o por un colador fino para quitar todas las hebras. Servir bien caliente (aunque creo que en frio también puede quedar muy bien) acompañada de las puntas que habíamos reservado.


martes, 20 de abril de 2010

BACALAO A LA PORTUGUESA

Una nueva versión del bacalao a Braz esta vez sin olivas negras y con huevos en vez de leche. La verdad es que las dos están muy buenas, esta última versión mi hija la probó por la noche y al pronto decía que no le iba a gustar, pero cuando comió un poquito no solo le gustó sino que le encantó. Es una receta que va muy bien para aprovechar las partes más feas del bacalao ya que hay que usarlo en migas.


Ingredientes:

500 gramos de bacalao desalado en migas, 4 patatas, 1 cebolla, 2 pimientos verdes, 2 dientes de ajo, 6 huevos, sal, aceite de oliva virgen extra.

Poner en una sartén a calentar una buena cantidad de aceite de oliva virgen, mientras se calienta pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas (no hace falta que sean muy regulares), las salamos un poco y las ponemos en el aceite, pelamos la cebolla y la cortamos en juliana, con los pimientos hacemos lo mismo, los añadimos a la sartén junto con los dos dientes de ajo fileteados, dejamos que se haga a fuego lento hasta que la patata esté bien dorada, en ese punto quitamos el exceso de aceite y volvemos a colocar en la sartén las patatas, añadimos el bacalao y le damos unas vueltas, en ese punto añadimos los huevos ligeramente batidos con un poco de sal, le vamos dando vueltas al conjunto hasta que los huevos estén cuajados, servir acompañado de pan frito.

  
  
  

lunes, 19 de abril de 2010

NEROS DE CHOCOLATE Y NARANJA


Unas galletas muy ricas que hizo mi hija hace unos días, es una receta que le han dado en el modulo de panadería y pastelería, lo más complicado conseguir que todas queden del mismo tamaño, la verdad es que estaban muy ricas no duraron nada. Para que no se blandeen mucho es mejor rellenar con la mermelada solo las que vayamos a comer en el momento.



Ingredientes:

210 gr mantequilla, 195 gr azúcar lustre, 135 gr huevos, 240 gr harina floja, 15 gr cacao en polvo, 1 gr sal, c/s mermelada de naranja (o la que mas os guste pero la de naranja queda genial con el chocolate)



Batir la mantequilla a punto de pomada junto con el azúcar lustre cuando esté bien mezclado ir añadiendo los huevos batidos en forma de hilo poco a poco dejando que se integre bien.


Mezclamos todos los sólidos, harina floja, cacao en polvo y sal los añadimos a la mezcla de mantequilla en varias veces.

Ponemos en manga pastelera con boquilla lisa y sobre el papel del horno escudillamos puntos dejando bastante separación entre ellos.

Horneamos a 190ºC 8-10 minutos.

Dejar que se enfrié, poner una cucharada de mermelada de naranja en una de las base de las galleta y colocar la otra encima.
  
 
  

domingo, 18 de abril de 2010

MERLUZA RELLENA DE GAMBAS

Esta receta es una adaptación de varias recetas distintas de merluza rellena, como diría mi hijo está tunea, quedó espectacular en la presentación y exquisita de sabor, la hice en el mes de febrero y aún no me había puesto a preparar la receta para subirla, pero como suele decirse, nunca es tarde si la dicha es buena. Lleva un poquito de trabajo pero el resultado merece la pena. Es importante que la merluza sea bastante grande y fresca claro, la espina y la cabeza las podemos guardar para hacer otro día una sopa o un caldo para cualquier otro plato.


 
Ingredientes:

Una merluza hermosa de más de dos kilos (quitada la espina central y limpia de espinas en la medida de lo posible), 600 gramos de gambas, 4 patatas, 1 cebolla, 1 puerro, 1 pimiento verde, 1 diente de ajo, 1 vasito de vino blanco, aceite de oliva.

Para la salsa:

Las cabezas y las pieles de las gambas, ½ cebolla, 1 puerro, 1 zanahoria, 2 tomates, una copa de coñac, sal y pimienta, aceite de oliva virgen, un poco de agua.



 
Primero limpiaremos las gambas y reservamos las colas para el relleno, en una sartén con un poco de aceite ponemos a pochar la cebolla, el puerro, las zanahorias y los tomates pelados y partidos en trocitos pequeños, cuando todo esté pochado subimos un poco el fuego y añadimos las cabezas y las pieles de las gambas, les damos unas vueltas y flambeamos con el coñac, salpimentamos y añadimos un par de vasos de agua, dejamos cocer unos 15 minutos, trituramos y pasamos por el chino para dejar la salsa bien fina, si vemos que ha quedado muy liquida la ponemos a reducir un poquito.

Antes de preparar el relleno pelaremos las patatas y las cortaremos en rodajas para proceder a confitarlas en aceite a fuego muy lento.

Para preparar el relleno ponemos en una sartén un poco de aceite y doramos el ajo en trocitos muy pequeños, añadimos el pimiento cortado también pequeñito, pasados unos minutos añadimos el puerro cortadito, la cebolla picada pequeña y dejamos pochar todo a fuego lento, salpimentamos, cuando tengamos la base bien pochada añadimos las colas de gamba cortadas pequeñitas, rehogamos y añadimos una cucharada de harina, el vasito de vino blanco y otro de agua, dejamos que se reduzca y adquiera un poco de consistencia, apartamos del fuego y dejamos que se enfríe un poco.

En una fuente que pueda ir al horno ponemos una base de patatas confitadas, las salamos y le ponemos un poco de perejil, sobre esta cama de patatas ponemos un lado de la merluza (previamente salpimentada), sobre ella ponemos el relleno con cuidado de que no se caiga por los lados, y encima la otra parte de la merluza, ponemos un poco de pan rallado con perejil por encima y metemos al horno previamente calentado a 200 grados durante unos 15 minutos hasta que veamos que está lista (mejor que no se haga en exceso).

Servir acompañada de la salsa bien caliente.





sábado, 17 de abril de 2010

BACALAO AL PIL-PIL

Desde que encontré un sitio que vende un bacalao con una relación calidad-precio realmente buena, la verdad es que no paro de hacer recetas con bacalao, también claro está porque nos gusta mucho.
Hace un tiempo subí una versión del bacalao a Braz portugués, posiblemente mañana suba otra versión distinta que hice y también nos gustó mucho. Hoy subo esta receta de bacalao al pilpil que cogí de la cocina de las Pacas y que posiblemente sea una de las recetas de bacalao más sencillas y más ricas que hemos comido en mucho tiempo, la verdad es que animo a todo el mundo, si dispone de un buen bacalao a que la haga, nadie se arrepentirá seguro.


Ingredientes:
8 buenos trozos de bacalao, 4-5 dientes de ajo, una guindilla, 250 ml de aceite de oliva virgen extra.
Lo primero que tenemos que hacer es desalar el bacalao en abundante agua durante mínimo 24 horas cambiando el agua 3 veces, si el bacalao es muy gordo mejor que sean 48 horas y cambiar un par de veces más el agua, lo mejor es dejarlo en la nevera, de esta forma siempre nos quedará igual. Una vez desalado, le quitamos el exceso de agua secando los trozos con papel de cocina.


En una sartén ponemos el aceite a calentar, fileteamos los ajos y los ponemos a dorar a fuego lento, cuando estén casi listos añadimos la guindilla y una vez que los ajos ya estén dorados lo retiramos todo (tener cuidado de que no se quemen). Dejamos que el aceite pierda un poco de fuerza y ponemos los trozos de bacalao con la piel hacia abajo, el fuego tiene que estar muy flojo para que el bacalao no se fría, vamos moviendo la sartén para que el bacalao suelte la gelatina, cuando al bacalao se le empiecen a soltar las láminas ya estará listo, tiene que volverse menos transparente (una forma de saber si el bacalao está listo es pincharlo con un palito de madera, si no cuesta es que está listo, si cuesta dejarlo un poco más). Sacamos con cuidado el bacalao a una fuente de servir, y con un colador vamos removiendo el aceite de la sartén hasta que veamos que ha quedado como una crema, retiramos del fuego y vertemos por encima del bacalao, adornamos con los ajos y la guindilla y listo para comer.


Para acompañar podemos hacer unas verduras en tempura que le van muy bien, yo puse zanahoria en tiras finitas, pimiento verde y rojo.


BIZCOCHO DE CHOCOLATE NESTLE

Cuando me acordé de hacerle la foto ya solo quedaba un trocito pequeño, lo que quiere decir que estaba bastante bueno, la receta venia en la pastilla de chocolate de la Nestlé postres, debía llevar una cobertura que yo no le puse porque lo quería un poco más ligero, pero por si alguien la quiere hacer pondré la receta también.




Ingredientes:
100 gramos (4 barritas) de chocolate negro Nestlé Postres, 100 gramos de mantequilla, 100 gramos de azúcar, 90 gramos de harina, 3 huevos, media cucharadita de levadura en polvo.


Para la cobertura:
100 gramos de chocolate negro Nestlé Postre, 100 ml de nata para montar (35% de materia grasa), 50 gramos de mantequilla.


Fundimos el chocolate con la mantequilla (se puede hacer con cuidado en el microondas), batimos los huevos con el azúcar hasta que estén bien espumosos, una vez listos añadimos el chocolate fundido (una vez que esté tibio), mezclamos la harina con la levadura en polvo y la añadimos a la mezcla anterior previamente tamizada, con movimientos envolventes. Vertemos la mezcla en un molde previamente untado con mantequilla y espolvoreado con azúcar en polvo (se puede usar también harina o cacao en polvo), cocer en el horno precalentado a 180ºC durante unos 45 minutos (como siempre pinchar el centro para ver si está listo).
Lo podríamos tomar así, nosotros no le dimos tiempo a más o ponerle la cobertura.
Para hacer la cobertura calentamos la nata hasta que empiece a hervir, la retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado y la mantequilla, removemos hasta que esté todo bien homogéneo y dejamos enfriar unos 10 minutos, pasado este tiempo cubrimos el bizcocho y lo dejamos enfriar  hasta que el chocolate esté endurecido.

sábado, 10 de abril de 2010

ARROZ CREMOSO DE POLLO Y VERDURAS CON JAMON IBERICO

La verdad es que ya ni me acordaba de que había hecho este arroz, lo he visto revisando las fotos, por suerte lo tenía bastante documentado. Es un arroz de esos que se hacen improvisando un poco con lo que tienes en casa, además  era una de las primeras veces que usaba el arroz arbóreo y el resultado fue más que satisfactorio. A mí el arroz me gusta mucho porque admite infinidad de combinaciones y da un excelente juego en la cocina. De todas formas aunque este arroz estaba muy rico para mí el mejor arroz es el de coliflor y bacalao, ayer lo hice de nuevo con el bacalao que ya os comenté que había encontrado y la verdad es que estaba realmente exquisito.
Bueno a lo que vamos, a ver si me acuerdo de todo lo que puse en la receta.
Ingredientes:
1 pechuga de pollo y un muslo (o lo que más os guste a vosotros), 100 gramos de jamón ibérico a trocitos (dejar unas lonchitas para decorar), 1 litro de caldo de pollo, 1 manojo de ajos tiernos (ajetes), ½ pimiento rojo, 1 cebolla no muy grande, 2 puerros, un calabacín, 150 gramos de guisantes congelados, 1 copita de vino blanco, 4 tacitas de arroz arbóreo, 50 gramos de queso rallado, sal, pimienta, ajedrea (o cualquier hierba aromática que os guste).
Primero cortamos todos los ingredientes en trocitos pequeños, reservando 4 lonchas de jamón y un puerro. En una sartén grande o wok con un poco de aceite doraremos el pollo previamente salpimentado y una vez listo lo retiraremos y reservamos, en ese mismo aceite doramos (sin quemarlos) los ajos tiernos,  luego añadiremos el pimiento y el puerro y lo dejaremos unos minutos, pasado este tiempo añadimos la cebolla y el calabacín y lo dejamos pochar hasta que esté todo bien tierno, añadimos el jamón  y le damos unas vueltas,  ponemos el pollo que habíamos dejado reservado y la copa de vino blanco, una vez reducido el vino  añadimos el arroz, la pimienta y la ajedrea, le damos a todo el conjunto unas vueltas y vamos añadiendo caldo caliente en pequeñas cantidades ,  le damos vueltas al arroz para que suelte el almidón y así nos quede más cremoso, conforme vaya consumiendo caldo le añadimos más, en caso de necesitar más caldo se puede añadir un poco de agua, cuando al arroz le falten un par de minutos le añadimos el queso rallado, hay que vigilar que no nos quede excesivamente  seco.
Cortamos el puerro en tiras y las pasamos por un poco de harina, freímos las tiras de puerro en abundante aceite hasta que estén doradas. En una sartén hacemos las lonchas de jamón a fuego lento hasta que estén crujientes.  Para servir el plato ponemos el arroz y disponemos encima una de las lonchas de jamón y unas tiras de puerro, y a comer.
Espero que os guste la receta, como siempre podéis adaptarla a vuestros gustos, añadir o quitar ingredientes. Se puede poner pimiento verde, otras verduras diferentes, con alcachofas en vez de guisantes tiene que estar divino y con habitas tiernas también, como siempre tirar de fondo de nevera.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails