jueves, 31 de octubre de 2013

BUÑUELOS DE ZANAHORIA CON NUECES



Estos no van a ser los únicos buñuelos de zanahoria que publique ya que tengo previsto hacer en los próximos días otros con una receta totalmente distinta que me ha pasado un familiar, estos buñuelos de hoy los he encontrado en una de las múltiples revistas de cocina que andan por casa, me parecieron muy interesantes porque todos los bizcochos de zanahoria que he preparado me han gustado mucho, así que en buñuelo estaba segura que también me iban a gustar las zanahorias.

Vamos a necesitar:

400 gramos de zanahorias peladas
20 gramos de levadura de panadero
50 ml de leche
250 gramos de harina
La ralladura de una naranja
2 cucharadas de azúcar
80 gramos de nueces picadas finas
Azúcar y canela para rebozar
Aceite para freír
1 palo de canela


Partimos las zanahorias en rodajas gruesas y las ponemos junto con el palo de canela y un par de cucharadas de agua en un recipiente que pueda ir al microondas, las tapamos con film y la cocemos unos 10 minutos hasta que estén tiernas, dejamos enfriar y las trituramos con las dos cucharadas de azúcar, desechamos el agua y el palo de canela.

Disolvemos la levadura en la leche tibia y la juntamos con el puré de zanahorias, añadimos los huevos y mezclamos bien, ponemos la harina y amasamos un poco con la pala o con el accesorio amasador de vuestro robot de cocina, por ultimo ponemos las nueces picadas y la ralladura de naranja y volvemos a amasar un poquito, tapamos con un film para que la masa fermente, cuando veamos que ha aumentado de volumen podemos ir haciendo los buñuelos.

Ponemos abundante aceite a calentar, vamos cogiendo pequeñas porciones de masa y las doramos en el aceite dando vueltas para que se hagan bien por todos los lados, sacamos a un papel absorbente y rebozamos en azúcar mezclada con canela.







miércoles, 30 de octubre de 2013

PECHUGAS DE POLLO RELLENAS DE ESPINACAS



El otro día viendo un programa de Jamie Oliver vi que hacia unas pechugas de pollo de una forma un poco peculiar, lo cierto es que no recuerdo muy bien el relleno que el ponía, pero de ahí saque la idea de estas pechugas.

Mi suegra era de Almería y allí se han secado toda la vida los tomates y los pimientos, estos últimos de una manera peculiar, en La Rambla de Oria hay un tipo de pimientos con una piel muy gruesa y una carne estupenda que se asan y luego se secan ya asados y pelados pero con su rabo, luego fritos con un huevo están de vicio. Hoy día los tomates secos están muy de moda, se pueden encontrar en cualquier supermercado tanto secos como rehidratados y conservados en aceite con distintos tipos de hierbas, he contado todo esto porque el relleno está compuesto de espinacas y tomates secos.




Para hacer esta receta necesitamos:

Dos pechugas de pollo sin hueso pero con piel y ala, grandes
1 manojo de espinacas
1 cucharada de piñones
8 tomates secos
4 hojas de salvia o albahaca
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Perejil
Sal, pimienta.




Abrir las pechugas formando un pequeño libro, reservar. Limpiar las espinacas, cortarlas en trozos pequeños, escurrir bien y pasarlas por la sartén con una cucharada de aceite hasta que pierdan toda el agua.

Poner los tomates en agua y hidratarlos un par de minutos en el microondas (lo mejor es dejarlos en remojo en agua tibia unas horas antes), una vez hidratados los cortamos en trocitos, reservando enteras 4 mitades.

Lavar la salvia y el perejil, cortarlo todo bien fino. En un cuenco pondremos las espinacas, la salvia y el perejil, los piñones y los tomates cortados, ponemos un poco de sal, pimienta y dos cucharadas de aceite, mezclamos bien. Rellenamos las pechugas con esta farsa, volvemos a cerrar las pechugas de manera que no se salga el relleno, salpimentamos por fuera.


En una sartén con tapa pondremos una cucharada de aceite a calentar, doramos bien las pechugas a fuego lento tapadas para que de esta forma se cocinen por dentro y no queden secas, a media cocción añadimos los tomates secos reservados, las pechugas irán soltando jugo pero si vemos que están demasiado secas podemos añadir un poco de caldo o de agua para que al final nos quede un poco de salsita.


 

martes, 29 de octubre de 2013

CHEESECAKE DE CHOCOLATE Y GUINNESS


 

Como podéis ver estoy decidida a preparar todas las recetas posibles con cerveza Guinness, hoy le ha tocado el turno a un pastel de queso y chocolate con cerveza negra. Es un pastel estupendo para los amantes del chocolate, realmente solo conserva la textura del pastel de queso, pero desde luego no sabe a queso para nada.

La cerveza le aporta un sabor muy especial al pastel, combinando perfectamente con el chocolate. No es un pastel muy difícil de hacer, lo único es que requiere al menos una hora de horno y luego otra más de reposo dentro del horno ya parado, además de un reposo en la nevera de al menos una noche.


Para hacerlo vamos a necesitar:

La base:
1 rulo de galletas tipo María o similar
3 cucharadas de cacao en polvo
1 cucharada de azúcar
3 cucharadas de mantequilla

Para el pastel:
340 gramos de chocolate mínimo del 56%
2 cucharadas de nata
680 gramos de queso crema
200 gramos de azúcar
1 yogur
4 huevos medianos
1 cucharadita de pasta de vainilla
180 ml de cerveza tipo Guinness


Lo primero que tendremos que hacer es preparar la base de la tarta, para ello trituramos las galletas con el cacao y el azúcar, luego le agregamos la mantequilla que previamente habremos derretido, con las manos vamos prensando las galletas sobre el fondo de un molde desmoldable de unos 26 cm para formar la base.

En un cuenco pondremos el chocolate troceado y las dos cucharadas de nata, lo fundimos en el microondas a potencia media, moviendo de cuando en cuando para que no se queme, reservamos
Batimos el queso con unas varillas. En otro cuenco mezclamos el azúcar, el chocolate, el yogur, los huevos, la vainilla y la cerveza, mezclamos bien y juntamos con el queso, batiendo para que se integren todos los ingredientes. Verter la mezcla sobre la base de gallletas.

Hornear durante 1 hora, a 175º C con horno previamente calenteado, una vez pasado este tiempo dejar otra hora más dentro del horno con la puerta abierta solo un poco.

Cuando esté completamente frío y sin desmoldar lo dejamos en la nevera durante al menos 12 horas.
  







lunes, 28 de octubre de 2013

SOPA DE SETAS DE CARDO CON JAMON IBERICO


La temporada de setas ha comenzado y a poco que se dé medianamente bien vamos a disfrutar de un tiempo de recetas preparadas con las mismas, en el blog ya hay algunas, como la Crema de setas de cardo y boletus una crema fantástica, podéis encontrar también un fiambre que está perfecto para recibir invitados “Fiambre de pollo, setas, trufa y nueces” y por ultimo una carne de ternera al horno “Redondo de Ternera al horno”, uno de los platos estrella de la casa es el risotto de setas de cardo, no puede faltar nunca en temporada “Risotto de setas de cardo y pluma ibérica”, estoy pensando en hacer una entrada detallada de todos los platos que hay en el blog que llevan setas en su composición para de esta forma tenerlos todos presentes.

La sopa de hoy es muy sencillita de hacer y vale tanto para los que cuentan las calorías como para los que no. Los que cuentan calorías que no le pongan el pan y así quedará más ligera, para hacerla necesitamos:

400 gramos de setas de cardo
50 gramos de jamón ibérico
2 dientes de ajo
1 cebolla
2 litros de caldo de ave
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal, pimienta
12 rebanadas de pan cortadas finas y tostadas




Limpiamos bien las setas de toda la tierra  y briznas que puedan tener mojándolas lo menos posible, las cortamos en trozos y reservamos.

Pelamos la cebolla y la hacemos trocitos bien pequeños, hacemos lo mismo con el ajo y con el jamón.

En una cazuela ponemos el aceite a calentar, doramos en el los ajos, cuando los ajos empiecen a tomar color ponemos la cebolla, bajamos el fuego, añadimos un poco de sal y tapamos, dejamos pochar a fuego lento hasta que empiece a dorarse, en este punto añadimos las setas, subimos un poco el fuego y salteamos unos 5 minutos añadiendo después el jamón y un poco de pimienta, damos unas vueltas, añadimos el caldo y dejamos cocer tapado unos 10 minutos, rectificamos de sal y pimienta.

Para servir pondremos en los platos 3 rebanadas de pan bien tostado y vertemos la sopa encima, al que no le guste el pan la puede tomar directamente así.






domingo, 27 de octubre de 2013

CREMA DE MOKA FACIL – PASTEL DE GALLETAS CON CREMA DE MOKA




Esta crema de moka es la que básicamente la que me enseñó mi hermana mayor para hacer las galletas de coco o galletas verano, de hecho en el enlace podéis ver dos versiones de la crema de moka, esta será la tercera. Yo tenía apuntada la receta pero me faltaba la cantidad de azúcar y si no recuerdo mal, por aquel entonces ponía azúcar normal, pero queda mucho mejor con azúcar glas.

He preparado un pequeño paso a paso en el que se puede ver cómo hacerla, yo uso una Kitchen Aid, pero cada uno que use lo que tenga, si no disponéis de una maquina de este tipo lo podéis hacer con una batidora con el accesorio de montar.

Para la crema vamos a necesitar:

250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
4 yemas de huevo
2 cucharadas de café soluble tipo Nescafé
2 cucharadas soperas de coñac
125-150 gramos de azúcar glas (si es icing sugar mejor que mejor)

Para el pastel:

Galletas rectangulares
1 vaso de café
1 copita de coñac
250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
4 yemas de huevo
125 gramos de azúcar glas


Añadir leyenda
2 cucharadas de coñac con dos cucharadas de café instantaneo




Ponemos en un cuenco el coñac junto con el café, lo introducimos unos 10 segundos en el microondas para asegurarnos de que se disuelve bien el café.

Con el accesorio de pala empezamos a batir la mantequilla a velocidad baja. Vamos añadiendo las yemas de los huevos de una en una, hasta que estén las 4 bien integradas, ponemos la mezcla de café y volvemos a batir hasta que esté totalmente mezclada. Por último vamos añadiendo el azúcar a velocidad baja, cuando esté todo el azúcar subimos la velocidad y dejamos un par de minutos, y ya tendremos la crema lista.






Yo para el pastel he puesto una capa de galletas y otra de crema pero os recomiendo que pongáis dos de galletas y una de crema. Este pastel es pequeño, tiene solo 6 galletas de longitud y una altura de 7.


Ponemos el café y el coñac en un cuenco, pasamos las galletas por el café solo lo suficiente para que se humedezcan un poco, no pasarse que se deshacen, colocamos una primera fila en la bandeja en que queramos presentarlo, cubrimos con un poco de crema de moka y así sucesivamente hasta la altura deseada. Una vez listo cubrimos los laterales y la parte superior con crema y decoramos al gusto. Dejamos enfriar un rato en la nevera, aunque estará mejor al día siguiente.   





sábado, 26 de octubre de 2013

REDONDO DE TERNERA AL VINO TINTO


Esta receta es bastante parecida al estofado de ternera, aunque con más vino y además se cocina con la carne en un trozo que una vez cocinado y frío partimos en lonchas más o menos finas según el gusto del cocinero.

Para esta receta no he empleado el redondo de ternera propiamente dicho, he empleado el “Pez” o “Gansillo”, mi carnicero lo llama así, bueno uno de mis carniceros porque en Peñaranda tenemos muchas carnicerías y todas muy buenas, en este caso es de Seymara, ya os iré poniendo carnes de otras carnicerías.

Es una receta bastante facilita, como se deja enfriar para cortar, la podemos preparar con antelación y nos va a venir de perlas para cuando tengamos invitados. Podemos servirla acompañada de unas patatas fritas torneadas o con un buen puré de patatas casero.

Ingredientes:

1 gansillo o pez (también podéis usar el redondo)
2 cebollas
Aceite, sal, pimienta
1 cucharada de pimienta en grano
2 hojas de laurel
2 clavos de olor
2 dientes de ajo
1 botella de 750 ml de vino tinto
1 copa de vino Pedro Ximenez o cualquier otro vino tipo dulce
1 vaso de agua

Atar la carne para que no se deforme en exceso al cocinarla. En una sartén pondremos un poco de aceite de oliva y doramos en él la pieza de carne que previamente habremos salpimentado, reservamos.
En el mismo aceite pondremos a dorar los ajos cortados en trozos, cuando empiecen a tomar algo de color pondremos la cebolla cortada en juliana, salpimentamos y dejamos pochar a fuego lento hasta que se empiece a dorar.

Pasamos la cebolla al fondo de una olla (puede ser rápida o exprés) colocamos encima la carne, añadimos las hojas de laurel, la pimienta, el clavo y por último el vino dejamos un par de minutos que hierba y luego añadimos el agua, tapamos y cocinamos a fuego lento hasta que la carne esté tierna. En caso de usar una olla rápida tapamos la olla y la dejamos el tiempo necesario para estas preparaciones que indique el fabricante de la misma.

Una vez que tengamos la carne lista dejaremos que se enfríe completamente antes de cortarla, lo mejor es hacerlo al día siguiente. Cortamos la carne en lonchas finas y la ponemos de nuevo en la olla (o en una cazuela), trituramos la salsa y la pasamos por el colador para quitar todos los restos y que nos quede bien fina, la añadimos también a la cazuela junto con el vino dulce y dejamos reducir un poco la salsa. Probamos para ver que tal está de sal, rectificamos en caso necesario.




viernes, 25 de octubre de 2013

BIZCOCHO DE CHOCOLATE, NARANJA Y CERVEZA NEGRA


Desde que descubrí el bizcocho de cerveza guinness con chocolate he preparado un montón de ellos, tanto en forma de bizcocho como en cupcakes, es un bizcocho de chocolate que gusta mucho, sobre todo a los más chocolateros. Además de preparar esta receta he ido buscando otras para aprovechar bien las posibilidades de la Guinness y también he preparado otro con plátano y nueces que estaba delicioso, por supuesto que también la he empleado para recetas saladas, entre ellas pan, un delicioso pollo y alguna otra receta (algunas de ellas ni siquiera las he subido al blog por lo que tendré que volver a prepararlas).

En la página de Guinness Recipes encontrareis un montón de recetas estupendas para hacer con cerveza negra, a veces en algunos sitios es difícil encontrar cerveza Guinness, la podéis sustituir por cerveza negra de la marca que más os guste.

El bizcocho de hoy tiene un poco de ralladura de naranja y algo de chocolate que junto con la cerveza negra le dan un sabor fabuloso.


Para hacerlo vamos a necesitar:

225 gramos de mantequilla
225 gramos de azúcar moreno
285 gramos de harina bizcochona (con levadura)
1 cucharadita de levadura tipo royal
1 pizca de sal
2 cucharadas de cacao en polvo (de buena calidad, ha de ser puro)
La ralladura de dos naranjas
4 huevos
125 ml de cerveza negra.

Precalentar el horno a 180º C con calor por arriba y por abajo. Engrasar un molde para bundt cake o el molde que más os guste.

Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté suave y esponjosa (la mantequilla debe estar a temperatura ambiente).

En un cuenco tamizaremos la harina junto con el cacao, la levadura y la sal.

Añadimos la ralladura de naranja a la mantequilla y seguimos batiendo, añadimos los huevos uno a uno, con cada huevo añadimos una cucharada de la mezcla de harina, batimos bien para que se incorpore, no incorporar el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior.

Incorporar la cerveza negra en varias veces a velocidad lenta, al igual que con los huevos incorporamos también una cucharada de mezcla de harina, cuando acabemos de incorporar la cerveza añadimos la mezcla de harina que nos pueda quedar, batiendo solo lo justo para que se integre la mezcla de harina.


Llenar el molde con la mezcla, cocer durante unos 35-40 minutos hasta que al pinchar el palillo salga limpio, dejar enfriar dentro del molde unos 10 minutos y luego sobre la rejilla hasta que esté frío por completo.

  


jueves, 24 de octubre de 2013

FIAMBRE RAPIDO DE POLLO


En muchas ocasiones ya os he contado que no me gusta el microondas para cocinar, pero sí que lo uso algunas veces, pocas desde luego, reconozco que soy una adicta al horno, estoy enganchada a él, me gusta mucho usarlo, aunque tal como se está poniendo el precio de la electricidad tendré que desintoxicarme, porque empieza a ser un vicio muy caro.

Para hacer el fiambre de hoy he usado el microondas porque tenía algo de prisa y además se que debo darle una oportunidad. Para este tipo de preparaciones va bastante bien, es rápido y limpio.

Este fiambre queda mucho mejor si lo dejamos reposar en la nevera envuelto en el papel film un par de días, de esta forma se mezclan bien los sabores, se puede usar en frio para sándwiches, bocadillos, con un poco de ensalada o bien también se le puede dar un golpe de plancha y servir caliente, en cualquier caso está muy rico.


Vamos a necesitar:

Las dos pechugas de un pollo picadas
8 nueces picadas
2 zanahorias grandes cocidas y picadas
2 cucharadas soperas de cebolla frita (de la que venden ya frita crujiente)
6 lonchas de bacon picado (con la picadora)
Sal, pimienta
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Poner en un cuenco la carne, el bacon, las nueces picadas bien finas, las zanahorias, la cebolla, añadir un poco de sal y pimienta (esta última al gusto), poner también el aceite de oliva, mezclar bien todos los ingredientes, formar un rollo, envolver con papel film que pueda ir al micro, dar varias vueltas para que quede bien firme el rollo, poner en un molde tipo plumcake bien de silicona o de cristal, cocer el micro a máxima potencia unos 10-12 minutos.


Dejar enfriar completamente en el molde antes de ponerlo en la nevera una noche como mínimo, cortar en rodajas finas y servir acompañado de ensalada.


 

miércoles, 23 de octubre de 2013

BIZCOCHO DE CLARAS A LA VAINILLA


Llevamos un montón de días liadas con la pequeña reforma en la cocina, en estos días casi no hemos podido preparar ninguna cosa, salvo un guitarra que nos habían pedido y este bizcocho que está tan bueno que no da tiempo a hacerle la foto al corte.

Desde hace meses hemos ido publicando a diario una receta nueva, y en esta semana no ha sido posible, mi idea es desde luego volver a publicar a diario, aún tengo unas cuantas recetas para ir preparando. Tengo alguna que se ha de volver a hacer porque con tanto lio no se pudieron hacer las fotos.

La receta de este bizcocho la encontré en un blog que se llama Nami-Nami, andaba buscando una receta para aprovechar las claras sobrantes de la crema pastelera, el resultado ha sido tan bueno que no nos dio tiempo a hacerle las fotos al corte porque se acabó en un suspiro, es un bizcocho espectacular, con una textura fantástica y un sabor a vainilla impresionante, para hacerlo use un molde de bundt cake, pero tengo pensado hacerlo tipo layer relleno de crema pastelera y con fruta fresca por encima, si alguien hace la prueba antes que yo que me diga que tal resultado le ha dado.

Es un bizcocho que se hace en un momento si disponemos de un robot de cocina tipo Kitchen Aid, para hacerlo vamos a necesitar:

6 claras de huevos grandes o bien 8 de huevos medianos
250 gramos de azúcar
160 gramos de harina
2 cucharadas de maicena
1 cucharadita de levadura tipo royal
100 gramos de mantequilla derretida
2 cucharaditas de pasta de vainilla (en su defecto usar un par de sobres de azúcar de vainilla)


Precalentamos el horno a 170º con calor por arriba y por abajo, engrasamos un molde para bundt cake.
Montar las claras a punto de nieve con dos de las cucharadas de azúcar. Mezclar la harina, la maicena y la levadura y tamizarlas, añadir el azúcar y mezclar bien.

Cuando las claras estén bien firmes añadimos las dos cucharadas de pasta de vainilla, seguimos batiendo hasta que se integre bien, bajamos la velocidad y vamos añadiendo poco a poco la mezclar de harina y azúcar, siempre a velocidad baja o bien a mano con movimientos envolventes para que no se bajen las claras, una vez que tengamos toda la harina ya integrada pasamos a incorporar la mantequilla derretida (no tiene que estar caliente) también a baja velocidad para que no se bajen las claras.


Pasamos la mezcla al molde y cocemos durante unos 35-40 minutos hasta que al pinchar salga limpio, dejamos enfriar unos minutos en el molde para después hacerlo sobre la rejilla. Dejar enfriar completamente antes de entrar al ataque.











martes, 22 de octubre de 2013

CAZUELA DE BOQUERONES AL HORNO


Esta cazuela de boquerones no la tenía prevista, pero al ver los boquerones tan grandes que había en la pescadería no me pude resistir a comprarlos, una vez comprados pensé en hacerlos rellenos, como al final se complicó un poco la mañana  me fue imposible hacerlos así porque necesitaba más tiempo y al final después de ver lo que había en la nevera resultó esta cazuela de boquerones sobre un lecho de patatas, cebolla tierna, pimiento y tomate.

En principio y si hubiese dispuesto de más tiempo habría puestos todo los ingredientes en crudo en la fuente de horno, excepto los boquerones, y lo habría horneado hasta que las patatas y la cebolla estuviesen listas, pero como el horno tarda bastante más he optado por hacerlo todo antes en la sartén, montar la cazuela y hornearla unos 10 minutos después todo junto.

El resultado como podéis comprobar es muy bueno, con un sabor fantástico y como es sin espinas seguro que a los niños les gusta.


Para hacerlo vamos a necesitar:

800 gramos de boquerones grandes, abiertos por la mitad
2 patatas grandes
1 cebolla tierna grande o dos medianas
3 pimientos italianos
1 tomate grande
2 dientes de ajo
Un poco de pan rallado
Sal, aceite de oliva virgen extra.
1 copa de vino blanco
1 copa de agua (aprox 100 ml)


Pelar las patatas y cortarlas en rodajas de aprox 2-3 mm.,  freír en abundante aceite hasta que estén doradas, pasar al fondo de una cazuela que pueda ir al horno (yo he usado una sartén que se le quita el mango y puede ir al horno), salar

Cortar en rodajas los pimientos y proceder de la misma manera. Una vez que tengamos los pimientos ya fritos dejamos en la sartén solo un poco del aceite y pochamos la cebolla a fuego lento, la cebolla la cortamos en rodajas finas, para que se haga mejor le añadimos un poco de sal, cuando empiece a tomar color la pasamos a la cazuela. En el mismo aceite doramos un poco el tomate cortado en trocitos, solo le damos unas vueltas a fuego fuerte para que pierda un poco de agua, lo ponemos también repartido en la cazuela.

Salamos los boquerones y los colocamos de forma ordenada sobre la cama de verduras, los espolvoreamos con un poco de pan rallado y distribuimos por encima los ajos cortados en trocitos bien pequeños, añadimos un par de cucharadas de aceite del mismo de freír las patatas, el vino blanco y el vasito de agua.

Introducimos la cazuela en el horno a 190º C con aire y calor primero por abajo durante unos 10 minutos, un par de minutos antes de acabar pondremos el gratinador, servir caliente.


Hay que procurar que el pescado no se nos haga en exceso porque quedaría demasiado seco.



LinkWithin

Related Posts with Thumbnails