martes, 31 de diciembre de 2013

CANAPES DE HUEVOS DE CODORNIZ Y ANCHOAS & CANAPES DE PANACOTA DE QUESO AZUL Y PERA


Aún tengo que comprar unas cuantas cosas para la cena de hoy y la comida de mañana, como siempre a última hora, además promete hacer un día bastante malo, así que tendremos que ingeniárnoslas para hacer todo, además hoy con más motivo porque vamos a tener una invitada, bueno es mucho más que una invitada, es mucho más porque no necesita que la invitemos para venir, esta es su casa también, gracias por acompañarnos Almudena.

Vamos rápido con las dos recetas:


CANAPES DE HUEVOS DE CODORNIZ RELLENOS DE ANCHOA

12 huevos de codorniz
12 anchoas
3  cucharadas de queso tipo  philadelphia
24 tostaditas de pan
2 cucharadas de aceite de oliva


Cocemos los huevos de codorniz hasta que estén duros, los enfriamos y pelamos, cortamos por la mitad y sacamos las yemas.
En una máquina para triturar ponemos el queso de untar, las yemas de huevo y 6 filetes de anchoa, añadimos también el aceite y trituramos hasta que nos quede una pasta bien  fina, rectificamos de sal, ponemos en una manga pastelera con una boquilla rizada y rellenamos los huevos, dejamos un parte para poner en cada tostada.
Ponemos un pequeño punto de crema en la tostada para fijar el huevo relleno, ponemos el huevo y decoramos con un trozo de anchoa.


CANAPES DE QUESO AZUL Y PERA A LA PLANCHA

200 ml de nata liquida
100 gramos de queso azul, del que más os guste (yo puse de Valdeón)
Sal, pimienta
1 hoja de gelatina
1 pera
1 cucharada de mantequilla
Pan redondo para canapés de bimbo


Ponemos a hidratar la gelatina en agua bien fría. Trituramos el queso con la nata y lo ponemos a calentar, añadimos un poco de pimienta y sal, cuando ya esté caliente añadimos la gelatina escurrida y movemos hasta que se disuelva por completo, rectificamos de sal si es necesario, vertemos la preparación en pequeños moldes de silicona (yo usé los de cubitos de Ikea), dejamos enfriar a temperatura ambiente, luego en el frigorífico y por ultimo ponemos en el congelador como mínimo un par de horas (o los podéis tener hechos con antelación) para que después se puedan desmoldar fácilmente.

Pelamos la pera y la cortamos en lonchas de medio centímetro, a su vez las hacemos trozos más o menos del mismo tamaño, salteamos con un poco de mantequilla hasta que empiecen a tomar color dorado.

Ponemos un trozo de pan de canapés, encima la panacota (la podéis poner congelada y dejar que se descongele mientras se prepara el resto de la cena) y el trozo de pera, se podría decorar con un poco de queso azul.



La idea de los canapés de panacota está sacada del blog de Fresa y Pimienta







lunes, 30 de diciembre de 2013

COQUITOS AL AROMA DE VAINILLA


Estos coquitos además de estar deliciosos, os serán de mucha ayuda cuando tengáis claras de huevo y no sepáis que hacer con ellas, están sacados del Libro de Simone Ortega “1080 recetas de cocina”, se hacen en un momento y son muy sencillos de hacer.

Yo les he puesto en la base unas obleas que venden en Cartagena para hacer los Cordiales pero los podéis hacer sin ellas, en este caso dejar enfriar completamente los coquitos en la bandeja del horno.



Para hacer una buena cantidad solo necesitáis:

240 gramos de claras de huevo
450 gramos de azúcar
400 gramos de coco rallado
1 cucharada de pasta de vainilla o media vaina de vainilla (sacara las semillas)

En un cazo ponemos las claras con el azúcar, ponemos a fuego medio y batimos sin parar hasta que se caliente la mezcla y el azúcar esté disuelto, añadimos la vainilla y el coco, mezclamos bien hasta que todo esté integrado y retiramos del fuego.

Ponemos un papel de horno en una bandeja y con una cuchara para helados vamos haciendo bolas que dispondremos ordenadamente, separadas un poco unas de otras. Ponemos en el horno previamente calentado a 150º C con calor por arriba y por abajo hasta que empiecen a tomar color dorado.

Si hemos usado las obleas podemos pasar a una rejilla para que se enfríen, en caso contrario debemos esperar hasta que estén casi frías para retirarlas de la bandeja.





domingo, 29 de diciembre de 2013

CEBOLLITAS FRANCESAS GLASEADAS


El día de Navidad hicimos Pularda Rellena de orejones y foie, bueno y por supuesto carne y otras cosillas más, la comimos el día de Navidad,  hemos comido otro día después y aún comeremos un día más, es que el bicho pesaba sin rellenar 3,5 kilos y relleno otro kilo más, mucha carne para 4 personas. Además la Pularda no iba sola, la acompañaban unos champiñones salteado con escalonias, un puré de patatas trufado, compota de manzana, las cebollitas glaseadas, también había compota de castaña y por supuesto la salsa.

En los días próximos subiré el resto de guarniciones y La Pularda Rellena, pero he querido dejar solas las cebollitas glaseadas porque creo que se merecen sitio para ellas solas.

Hace muchos años que las preparo, cuando nos juntábamos toda la familia tenía que hacer más de dos kilos de cebollitas porque a todos les gustan mucho, este año como solo somos 4, aunque a uno no le gustan he preparado un kilo de las mismas. Estas cebollitas quedan deliciosas y para acompañar una carne rellena combinan estupendamente, también para redondos de carne, en definitiva para lo que queráis.

Son muy sencillas de hacer, quizás la única pega que tienen es que hay que pelar muchas cebollas, el resto es fácil.



Ingredientes:

1 kilo de cebollitas
50 gramos de mantequilla
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal, pimienta
3 cucharadas de azúcar moreno
1 copita de Pedro Ximenez


Pelamos bien las cebollitas y las ponemos en una sartén con la mantequilla y el aceite de oliva, las doramos a fuego medio, vamos dando vueltas para que tomen color por todos lados, añadimos sal y pimienta, cuando ya estén bien doradas por todos los lados añadimos el azúcar y dejamos caramelizar, bajamos el fuego al mínimo y regamos con el vino, dejamos reducir, cubrimos con agua las cebollitas, dejamos cocer a fuego bajo tapadas hasta que pierdan todo el liquido y estén tiernas


sábado, 28 de diciembre de 2013

PASTEL DE GALLETAS CON CREMA DE NUTELLA AL RON


Este tipo de pasteles se hacen en un momento y siempre triunfan, en este caso concretamente fue visto y no visto, le hice el pastel a mi hijo para compartirlo con los amigos y no les sobró nada de nada, según ellos estaba muy bueno, eso sí para la próxima lo quieren con un poco más de ron.

La verdad es que no me esforcé mucho en el montaje del mismo porque tenía bastante prisa, vosotros con más calma lo podéis hacer como si fuese un brazo de gitano y decorarlo algo más, se puede hacer lo grande que se quiera. El hacérselo de esta forma concreta es porque así les iba a resultar más fácil de repartir, es tan sencillo como los otros que ya he publicado con anterioridad.

Para hacerlo necesitamos:

Galletas Maria hojaldradas
Nata montada para la decoración
Fideos de chocolate
Un vaso de leche con una copa de ron

Para la crema:

250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
200 gramos de nutella
3 yemas de huevo
100 gramos de azúcar glas
1 chupito de ron


Para preparar la crema lo primero que tenemos que hacer es batirla durante al menos un minuto a velocidad media (esto para los que tengáis kichenaid), luego vamos incorporando las yemas de huevo de una en una hasta que estén bien integradas en la mantequilla, luego pondremos el chupito de ron y el azúcar, volvemos a batir hasta que todo quede bien mezclado, por ultimo añadiremos la nutella y volvemos a batir hasta integrar bien y que nos quede una mezcla bien cremosa, lo mejor es batir al menos unos 2-3 minutos (si le ponéis algo más de nutella no pasa nada).

Una vez que tenemos la crema preparada pasamos a montar el pastel, para ello vamos mojando las galletas en la leche brevemente para que no se deshagan, ponemos una base de galletas y encima de cada una de ellas una pequeña cantidad de crema, cubrimos con otra capa de galletas y repetimos con la crema, hacemos esta operación hasta que tengamos la altura deseada.

Para finalizar coronamos cada torre de galletas con un poco de nata montada y espolvoreamos con los fideos de chocolate, dejamos en la nevera al menos una hora, aunque lo mejor es dejarla unas 4 como mínimo.

  


viernes, 27 de diciembre de 2013

TURRON DE YEMA Y NUECES


Este año aún no he preparado el turrón que más me gusta, el de Nata y nueces, en sustitución de ese he preparado este de yema y nueces que he encontrado en la revista Lecturas especial de Navidad.

En cuanto lo vi pensé que tenía que hacerlo, la pinta era espectacular, además el otro turrón que más me gusta es el de yema tostada, así que una combinación casi de ambos tenía que ser perfecta y ciertamente está muy bueno, yo lo he preparado siguiendo las instrucciones de la revista, por el color que queda no parece que sea de yema, a pesar de su color está realmente muy bueno.

Para esta receta se usan 8 yemas por lo que os quedaran 8 claras para usar en otra cosa, en un par de días os pongo en que las usé yo, una receta muy sencilla y que si os gusta el coco os va a encantar.

Para este turrón necesitamos:

300 gramos de azúcar glas
1 limón
1 ramita de canela
8 yemas de huevo
250 gramos de almendra molida
180 gramos de nueces peladas (+ unas cuantas más para decorar)
100 ml de agua
Un poco de chocolate blanco para la decoración



Cortamos las nueces en trozos grandes y los reservamos. Lavamos bien el limón y sacamos un trozo de la piel sin blanco para que no nos amargue.

En un cazo pondremos el azúcar glas con el agua, la piel de limón y el palo de canela, dejamos cocer unos 5 minutos a fuego medio hasta que tengamos un almíbar clarito, dejamos templar un poco.

En otro cazo batimos con las yemas hasta que empiecen a estar espumosas, en este punto añadimos lentamente el almíbar previamente colado, vamos añadiendo poco a poco la almendra y las nueces troceadas (si quereis que no quede tan oscuro añadirlas casi al final de la cocción, quedará con más color a yema, pero también tendrá menos sabor a nueces), cocemos durante unos 5-6 minutos a fuego lento removiendo constantemente con una cuchara de madera para que no se nos enganche al fondo, nos debe quedar una pasta lisa y homogénea.

Vertemos la preparación en un molde de los de plumcake forrado con papel de horno, extendemos y alisamos bien la superficie con una espátula, dejamos que coja cuerpo en el frigorífico al menos durante un día (mejor dos o tres).

Desmoldamos el turrón, decoramos con un poco de chocolate blanco y medias nueces.

 


jueves, 26 de diciembre de 2013

TOSTA DE FOIE CON MANGO Y TOSTA DE GORGONZOLA CON MERMELADA DE MANGO



Hoy día de San Esteban en muchas casas estarán comiendo la típica sopa y los canelones, disfrutar del día de fiesta, por si alguien quiere poner un poco de aperitivo primero os dejo estas dos tostas bien diferentes aunque las dos lleven mango en su composición. Son dos propuestas muy sencillas y realmente exquisitas, sobre todo para los  RAROS como yo que nos gusta el mango y además nos gusta combinarlo con otras cosas.

Como siempre cuanto mejor sean los productos utilizados mejor será el resultado final, los mangos estaban deliciosos porque eran de los que llaman de Avión, son los que cogen ya maduros, de la Marca Isla Bonita, una delicia.

El foie este año no lo he preparado yo, pero he usado el de Lidl, suelen tener normalmente el de lata, pero en estas fechas tienen uno que es un bloque de 300 gramos que es realmente muy bueno para el precio que tiene, una parte se ha ido en las tostas y otra parte en la pularda rellena de Navidad.


Vamos con la receta, para tostas para 4 personas necesitamos:

8 trozos de pan del que más os guste
1 mango
Foie (4 lonchas no demasiado finas)
1 cucharada de pistachos pelados y picados
Reducción de Pedro Ximenez (pero de vino no de vinagre)
4 trozos de queso Gorgonzola (que sea bueno)
Azúcar.


Lo primero que tenemos que hacer es preparar la mermelada de mango, para ello pelamos la mitad del mango y lo hacemos cuadraditos pequeños, lo pesamos, calculamos la mitad del peso de azúcar y ponemos ambas cosas en cazo a cocer hasta que veamos que tiene la consistencia de una mermelada, hay que ir moviendo con frecuencia para que no se pegue, una vez lista pasamos a cuenco y dejamos enfriar.

Lo segundo que haremos será hacer la reducción de Pedro Ximenez poniendo en un cazo una copa generosa del mismo y dejándola reducir algo más de la mitad, tener cuidado que si os pasáis se queda como un caramelo.



Pelamos la otra mitad del mango y la fileteamos, cortamos 8 trozos rectangulares del tamaño del pan.
Tostamos el pan y lo pasamos a dos fuentes de servir, en unos trozos de pan colocamos el queso gorgonzola y distribuimos encima una cucharadita de mermelada de mango y ya tendremos lista una de las tostas.


En los otros trozos de pan ponemos primero una loncha de mango, luego el foie, cubrimos con otra loncha de mango, distribuimos unos pocos pistachos por encima y una cucharadita de reducción de Pedro Ximenez y listas las tostas, que las disfrutéis.

 



miércoles, 25 de diciembre de 2013

FELIZ NAVIDAD

LA GATA CURIOSA OS DESEA UNA FELIZ NAVIDAD A TODOS, MUCHAS GRACIAS POR HACER CON VUESTRAS VISITAS QUE CADA DÍA NOS ILUSIONE MÁS COMPARTIR CON VOSOTROS LO QUE HACEMOS.


GRACIAS




martes, 24 de diciembre de 2013

TURRON DE NUTELLA & TURRON DE CHOCOLATE CON AVELLANAS

Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad…… La Gata Curiosa os desea unas Felices Fiestas y que el año próximo venga cargado de Salud y Trabajo, de ilusión, de amor, de paz, la cosa está difícil pero entre todos seguro que podemos hacerlo.



¡FELIZ NAVIDAD!

Como regalo de Navidad os dejo un post con dos recetas en el mismo, mañana no habrá receta, estaremos descansando y celebrando en familia la Navidad. Vamos con el primero de los turrones de chocolate de esta temporada.


TURRÓN DE CHOCOLATE Y NUTELLA




 Para hacer una tableta de turrón hermosa necesitamos:

125 gramos de Nutella o similar
250 gramos de chocolate con leche
50 gramos de arroz inflado
6 gotas de agua salada (en un vaso ponemos un poco de agua y sal, luego con un cuentagotas las medimos)

 

Partimos el chocolate en trozos y los fundimos al baño María, añadimos la Nutella, las 6 gotas de agua salada y el arroz inflado (podéis usar normal o mitad normal y la otra mitad chocolateado), mezclamos todo bien y pasamos a un molde, como ya os explique en otro turrón se puede usar como molde un brick de leche partido por la mitad, yo lo forro con papel de horno, también se puede hacer en un molde de plumcake, en moldes de silicona, etc.

Dejamos enfriar en el frigorífico hasta que esté completamente duro.

Para darle una apariencia mucho más bonita una vez frío lo podemos cubrir con chocolate, para ello fundiremos unos 100 gramos de chocolate para postres y con el cubriremos nuestro turrón, dejamos endurecer completamente el chocolate antes de envolver el turrón.



TURRÓN DE CHOCOLATE CON AVELLANAS


250 gramos de chocolate con leche
150 gramos de avellanas tostadas (1/3 trituradas gruesas y el resto enteras)
30 gramos de manteca de cerdo
100 gramos de chocolate de postres
50 gramos de chocolate de postres blanco.


Del total de las avellanas reservamos unas cuantas para la decoración final. En un cazo al baño María derretimos el chocolate, una vez que lo tengamos listo le añadimos la manteca y mezclamos bien hasta que esté completamente integrada, ponemos las avellanas y volvemos a mezclar, pasamos al molde y damos unos golpes para que asiente bien y no queden agujeros, dejamos primero enfriar a temperatura ambiente y luego en la nevera hasta que esté completamente duro.


Fundimos el chocolate de cobertura o bien al baño María o en el Microondas, con cuidado de que no se queme, en el micro siempre a baja potencia y moviendo de cuando en cuando, cubrimos el turrón con el chocolate, extendemos bien que lo cubra por todos los lados, dejamos enfriar y cuando ya esté duro, hacemos lo mismo con el chocolate blanco (con este hay que ir aún con más cuidado porque se quema con más facilidad), lo pasamos a una pequeño cucurucho y decoramos el turrón, colocamos las avellanas y dejamos enfriar  completamente antes de empaquetar


lunes, 23 de diciembre de 2013

QUICHE LORRAINE


Esta quiche la hacemos en casa desde hace muchos años, unas veces con la masa comprada y en la mayoría de las ocasiones la preparamos nosotras, se puede decir que es la receta base de la quiche, suele gustar a todo mundo (menos a mi marido que es poco amante de quiches, empanadas y demás cosas de este tipo), queda muy rica, y es muy sencilla de hacer, sobre todo si compráis la masa ya preparada, yo os voy a dar una receta para hacerla, con la cantidad que os indico hay para una quiche de 30 cm de diámetro.

Las quiches se pueden hacer de infinidad de cosas, igual que las empanadas, la de puerros está deliciosa, con gambas también queda realmente impresionante, solo hay que ponerle imaginación o usar Google para descubrir todas las posibilidades de este plato.

El que no tenga gana de hacer la masa solo tiene que comprar una masa quebrada o si os gusta más un hojaldre, de esta forma os quitáis de un plumazo lo que se lleva más tiempo de todo. En muchos sitios hornean la quiche directamente, es decir la masa y el relleno al mismo tiempo, pero a mí me gusta hornear primero la masa hasta que empieza a tomar color, de esta nos aseguramos que queda bien cocida en la parte de abajo, ya que al ser un relleno húmedo puede hacer que la base no nos quede bien horneada.


Para hacer la masa necesitamos:

250 gramos de harina
125 gramos de mantequilla fría
6-8 cucharadas de agua fría
½ cucharadita de sal


Para el relleno:

400 ml de nata (puede ser de cocina)
4 huevos medianos
200 gramos de bacon
150 gramos de queso emmental
Sal, pimienta, nuez moscada



Para preparar la masa pondremos la harina con la sal en cuenco grande, con un cuchillo partimos en trocitos la mantequilla que tiene que estar bien fría, con dos cuchillos vamos mezclando y troceando la mantequilla con la harina, cuando ya la tengamos hecha trocitos muy pequeños, añadimos el agua fría y mezclamos con la punta de los dedos lo justo para que podamos hacer una bola, liamos la bola en papel film y la dejamos reposar en la nevera una hora como mínimo, pasado este tiempo estiramos la masa y forramos un molde para tarta desmoldable, lo mejor es forrar la base con papel sulfurizado, pinchamos toda la base con un tenedor, ponemos otro papel encima y colocamos algo de peso para que la masa no suba al cocer en el horno, lo ideal son una bolas cerámicas que distribuyen bien el calor, pero en su defecto podemos poner garbanzos. Horneamos primero unos 15 minutos a 190-200º C, como siempre con el horno previamente calentado, luego sacamos del horno y quitamos el peso y volvemos a poner hasta que veamos que la masa empieza a tomar un color dorado, sacamos del horno y reservamos

Para preparar el relleno cortamos en bacon en tiras y lo pasamos por una sartén con una gota de aceite durante unos 5 minutos, reservamos. Cortamos 100 gramos del queso en trocitos pequeños, reservamos. Ponemos en un bol los huevos con la nata, sal, pimienta y nuez moscada, batimos todo el conjunto hasta que quede una mezcla uniforme, añadimos los 50 gramos restantes de queso pero esta vez rallado.


Distribuimos los trocitos de queso en la quiche, hacemos lo mismo con el bacon, rellenamos todo con la mezcla de huevos y nata y horneamos durante unos 20 minutos, hasta que al pinchar nos salga limpio y veamos que la quiche está bien doradita.






 


domingo, 22 de diciembre de 2013

GALLETAS DE MANTEQUILLA BLANCO Y NEGRO


Ahora hacia bastante tiempo que no preparaba estas galletas, la verdad es que la masa no se tarda mucho en hacer pero luego son bastante entretenidas de preparar, no digo que sean difíciles pero si laboriosas. De hecho esta vez no he preparado las de cuadrados, para hacer de muchos tipos tenemos que hacer el doble de masa y tampoco tenía tantas ganas de estar horas preparando galletas.

Luego quedan tan chulas y tan buenas que se te olvida el tiempo que has estado trabajando en ellas.

Vamos a necesitar:

300 gr. De mantequilla
150 gr. De azúcar en polvo
Una pizca de sal
400 gr. De harina
30 gr. de cacao en polvo
1 Clara de huevo


Batimos la mantequilla con el azúcar y la sal hasta que esté cremosa y empiece a blanquear, luego vamos añadiendo poco a poco la harina.

Partimos la masa en dos y a una parte le añadimos 30 gramos de cacao en polvo, amasamos hasta que esté bien integrado.

Ahora viene lo entretenido, podemos hacer espirales, galletas con el centro blanco y el exterior de chocolate y a la inversa, todas de chocolate o todas en blanco y también en forma de damero (yo de estas no he preparado)

Todas las que lleven los dos colores se hacen de forma parecida, para que los dos colores se queden unidos usamos la clara de huevo como pegamento, este truco también es válido para cuando queremos pegar un palo a las galletas.


Para hacer las espirales:
-      Coger dos porciones iguales de masa, una con chocolate y otra sin chocolate, extender una de ellas con el rodillo  en forma de rectángulo y pintar con la clara de huevo, extender la otra y colocar encima, pintar también con clara de huevo, enrollar en forma de cilindro, liar en papel film  y dejar en la nevera un par de horas. Pasado este tiempo cortar en rodajitas de ½ cm de grueso. Hornear a 180º C, con calor por arriba y por abajo (el horno siempre previamente calentado) hasta que estén doraditas.



Redondeles de dos colores:
  • -       Hacer un cilindro de unos 3 cm de grueso del color que queramos (por ejemplo chocolate), la masa blanca la extendemos con un rodillo aprox. 5-6 mm de grueso en forma de rectángulo, la pintamos con clara de huevo y la pegamos en el cilindro de chocolate, liamos el cilindro en papel film y lo dejamos en la nevera dos horas, cortamos las galletas igual que las anterior y las horneamos exactamente igual

-      Se pueden hacer también en un solo color y cortarlas con un cortapastas de la forma deseada.


 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails