sábado, 31 de mayo de 2014

JUDIAS DEL GANXET SALTEADAS CON VERDURAS (ALUBIAS BLANCAS SALTEADAS)



En casa tenemos no solemos tener problemas a la hora de comer todo tipo de frutas, verduras, legumbres, pescados, etc., pero todos tenemos alguna cosilla que nos gusta menos que otra, a mi por ejemplo no me gusta mucho la casquería, y tampoco me entusiasman ni el morro, ni la oreja, en fin todas esas partes del cerdo que suelen gustar mucho.

Mi hijo suele comer de todo siempre y cuando no tenga tomate crudo en su composición, al resto no le pone ningún problema. Mi marido también suele comer de todo aunque no soporta las especias demasiado fuertes como el curry. Mi hija en general come de todo menos alubias de cualquier tipo, pero como vive fuera solo tenemos que tener cuidado en no hacer alubias los días que viene a comer a casa, lamentablemente el día que preparé estas alubias si que estaba pero ella se comió lo que habíamos hecho el día anterior.

Cuando cuezo alubias me gusta cocer más cantidad de la que necesite para ese día y así las tengo para otras preparaciones, estas de hoy las tenia cocidas ya, de esta forma la comida se hace en un momento.
Como siempre la podéis personalizar a vuestro gusto, poniendo otro tipo de verduras, añadiendo o quitando lo que queráis.



Yo he usado:

400 gramos de judías del ganxet cocidas
1 pimiento rojo
1 cebolla grande
1 manojo de espárragos verdes frescos
200 gramos de champiñones
150 gramos de judías verdes
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo
100 gramos de bacon.


Lavamos las judías verdes, les quitamos las puntas y las partimos por la mitad longitudinalmente, luego hacemos bastoncitos de unos 3 cm de longitud, en un cazo con agua y sal las pondremos a cocer durante unos 15 minutos, una vez listas las escurrimos y las pasamos a un bol con agua bien fría para parar la cocción y que nos queden de un bonito color verde.

Limpiamos los espárragos y los troceamos en trozos de unos 3 cm de longitud, limpiamos el pimiento y lo hacemos también tiras de la misma longitud y un cm de ancho, troceamos igual el bacon, pelamos el ajo y lo partimos en trocitos pequeños.

En una sartén ponemos el aceite de oliva a calentar, salteamos las verduras, empezando por los espárragos y el pimiento, dejamos que se hagan durante unos 5 minutos a fuego fuerte, luego añadimos el ajo y el bacón, damos unas vueltas, ponemos la cebolla, bajamos el fuego y dejamos que la cebolla se vaya pochando a fuego lento hasta que empiece a tomar color.


Limpiamos los champiñones y los troceamos, los añadimos a la sartén, dejamos que se hagan un par o tres de minutos y luego añadimos las judías verdes escurridas, mezclamos bien. Escurrimos las judías del ganxet (o las alubias blancas que estéis usando) y las añadimos a la sartén, dejamos saltear unos 5 minutos, mezclamos con cuidado para no romper mucho las alubias, rectificamos de sal, servir calientes.



 
 

viernes, 30 de mayo de 2014

MUFFINS DE NARANJA, JENGIBRE CONFITADO Y PEPITAS DE CHOCOLATE


Hace unos días subí unos muffins de mermelada de naranja que nos gustaron mucho y partiendo de la misma base que esos he preparado estos otros con jengibre confitado y con el contrapunto del chocolate que los hace especialmente buenos, eso siempre y cuando os guste el jengibre, porque no a todo el mundo le gusta. Desde luego la clave está en no excederse con el jengibre porque mataría el resto de sabores de los muffins.

El chocolate combina a la perfección con la naranja y desde luego también con el jengibre, atreveros a probarlos.


Vamos a necesitar:

280 gramos de harina
170 gramos de azúcar
2 cucharaditas de café de levadura tipo royal
¼ de cucharadita de bicarbonato sódico
Una pizca de sal
160 ml de zumo de naranja recién exprimido
125 ml de aceite de oliva suave o aceite de girasol
2 huevos
80 gramos de mermelada de naranja
La ralladura de una naranja
Una cucharada de pasta de naranja (opcional)
50 de jengibre confitado picado
100 gramos de pepitas de chocolate
12 capsulas para muffin.


Lo primero que haremos es mezclar la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal, tamizamos y añadimos el azúcar.

Por otro lado batimos los huevos y les añadimos el zumo de naranja, el aceite, la pasta de naranja si la usamos, la ralladura de naranja y la mermelada, mezclamos todo bien y lo añadimos a la mezcla de harina, con unas varillas lo batimos solo lo justo para que se quede todo bien integrado.

Una vez que tengamos la masa bien mezclada añadimos el jengibre confitado y las pepitas de chocolate, con una espátula repartimos bien por toda la masa.

Llenamos las capsulas de muffin repartiendo la masa entre las 12, llevamos al horno que tendremos previamente caliente a 180º C (calor por arriba y por abajo) durante 20-22 minutos, al pinchar tiene que salir limpio.


Pasar los muffins a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

 

jueves, 29 de mayo de 2014

TARTAR DE ATUN ROJO CON AGUACATE Y MANGO


Al final vamos a acabar de atún hasta el moño, no tengo remedio, cuando veo un pescado que me gusta me lio a comprar sin acordarme de que somos tres y el gato, bueno al gato no le hemos dado atún, boquerones y gambas si le damos pero el atún me parecía demasiado. Tenían un trozo de lomo de atún rojo sin empezar y yo ni corta ni perezosa le pedí 4 rodajas, las cuatro rodajas pesaron 1,6 kg o algo más creo, así que comimos el primer día una de las rodajas simplemente marinadas un rato en soja y luego hechas en la plancha con un poco de aceite y sésamo, estaban hechas lo justo para no estar totalmente crudas, una delicia que compartimos 4 personas . Otra de las rodajas se la dí a mi hija.
Con las otras dos hemos preparado este tartar y un pastel de atún que os subiré próximamente.

En este tartar he combinado varias recetas y el resultado ha sido realmente espectacular, muy recomendable si os gusta el atún, y para los que aún no sois reticentes también.


Para hacerlo vamos a necesitar:

400 gramos de atún rojo bien fresco
1 yema de huevo
3 cucharadas de soja
2 cucharadas de aceite de sésamo
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de wasabi (opcional, pero muy recomendable)
1 cucharada de sésamo
La ralladura de medio limón
2 cucharadas de zumo de limón
½ cucharadita de jengibre fresco rallado
½ cebolla pequeña
Sal.
1 mango (que no esté verde)
1 aguacate (mejor también que no esté verde)
1 cucharada de vinagre balsámico
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharada de azúcar
5 cucharadas de agua
Una pizca de sal


Lo primero que tenemos que hacer es afilar bien el cuchillo antes de cortar el pescado en trocitos pequeños, es importante hacerlo con el cuchillo y no con la picadora, salamos ligeramente.

En un bol grande ponemos la yema de huevo, la soja, los aceite, el wasabi, el zumo de limón, la ralladura de limón y de jengibre, mezclamos todo bien y añadimos el pescado, volvemos a mezclar bien y dejamos en la nevera tapado con un film como mínimo una hora.

Mientras tanto, partimos la media cebolla en trocitos bien pequeños, pelamos el mango y reservamos la mitad para la salsa, la otra mitad la cortamos también en trocitos.

Pelamos el aguacate y lo cortamos en trocitos, lo ponemos en un bol con un poco de zumo de limón, un par de cucharadas de aceite y sal.

Antes de montar el plato mezclamos el mango y la cebolla con el tartar. Con un aro de emplatar ponemos primero una capa de aguacate y encima el tartar.

Servimos acompañado de la salsa de mango, para hacer la salsa pondremos el otro medio mango pelado y cortado en trozos, el agua, el azúcar, una pizca de sal y el vinagre en el vaso de la batidora, trituramos hasta que nos quede bien fino, ponemos una cucharada de salsa en cada plato y el resto en una salsera para el que se quiera poner más.


Servir todo bien frío con tostadas o con pan.

 
 

 

miércoles, 28 de mayo de 2014

EL PASTEL DE PIÑA MÁS FACIL DEL MUNDO


Con la llegada del buen tiempo apetece poco poner el horno en marcha, así que se abre la veda de los pasteles sin horno, los helados, los semifríos y demás postres que no exigen largo tiempo de cocción en el horno.

Este pastel además se hace en un momento, eso sí está mucho más rico al día siguiente, pero vamos que si lo hacéis por la mañana o al mediodía, por la tarde noche estará perfecto para degustar, así que viene perfecto para esas cenas de amigos que se organizan de un día para otro.

Como se puede ver en las fotos el mío no lleva ningún tipo de decoración, pero desde luego quedará mejor si lo decoramos con trocitos de piña o con una gelatina de piña, lo cierto es que con decoración o sin ella está delicioso y es muy fácil de preparar.


Necesitamos:

1 sobre de gelatina de piña (Royal o similar)
1 bote de piña en su jugo (peso aprox. 560 gramos)
2 bricks de nata para montar (400 ml)
3 cucharadas de azúcar glas
250 ml de agua
Galletas hojaldradas o bizcochos de soletilla para hacer la base.
Molde tipo aro o de bizcocho desmontable. (aprox. 20 cm)


Untamos el molde con un poco de aceite neutro, tipo girasol.

Escurrimos la piña y la trituramos, reservamos.  Ponemos la mitad del jugo en un plato hondo y vamos mojando las galletas en el zumo, las colocamos en la base, formamos al menos dos capas, si lo hacemos con bizcochos con una capa es suficiente, lo ponemos un rato en el congelador mientras vamos preparando el resto.

Disolvemos el sobre de gelatina en el resto del jugo de la piña, ponemos a calentar el agua, una vez que esté caliente añadimos la gelatina, calentamos hasta que veamos que el azúcar se ha disuelto, ponemos el cazo a enfriar un poco sumergiéndolo en agua fría.


Montamos la nata con el azúcar glas, mezclamos la gelatina con la piña triturada, luego añadimos la mezcla de gelatina y piña a la nata y con una lengua de cocina lo vamos mezclando todo con movimientos envolventes para que no se baje la nata, una vez que lo tengamos todo bien integrado volcamos sobre la base de galletas o de bizcocho, alisamos la superficie y volvemos a poner en el congelador unos 10 minutos, luego pasamos al frigorífico y dejamos enfriar al menos unas 4-5 horas.

 


martes, 27 de mayo de 2014

POLLO EN PEPITORIA


Este es un plato de la cocina tradicional española, normalmente se hacía con gallina pero con pollo también queda muy rico, si además el pollo es campero mejor que mejor.

Es un plato con poco misterio, con una salsa con almendras, cebolla y la yema de un huevo cocido, queda espectacular y la única dificultad está en que no se nos queme la cebolla, pero quede bien pochada.

Animaros a hacerlo porque de verdad que queda fabuloso, para acompañarlo yo he preparado unas simples patatas al horno, pero también lo podéis acompañar de un puré de patatas, un arroz blanco salteado, unas simples patatas chips o lo que gustéis.


Vamos a necesitar:

1 pollo no excesivamente grande
2 cebollas
1 diente de ajo
2-3 zanahorias
50 gramos de almendra molida
1 copa de vino de jerez seco
2 huevos cocidos
Una hoja de laurel
Unas hebras de azafrán.
½ litro de caldo de ave


Sal, pimienta, un poco de harina para rebozar la carne.

Lo primero que haremos es cortar el pollo en trozos, no excesivamente grandes, lo salpimentamos, pasamos ligeramente por harina y lo doramos en una sartén con un poco de aceite.

En otra sartén pondremos con un poco de aceite pondremos el ajo troceado junto con las zanahorias cortadas en rodajas finas y lo dejamos pochar un poco, sin que se dore. Pelamos las cebollas y las cortamos  en juliana fina, las añadimos a la sartén junto con el ajo, las zanahorias y un poco de sal, tapamos y dejamos pochar a fuego muy lento para evitar que tome color. Una vez que tengamos la cebolla bien transparente le añadimos las hebras de azafrán tostadas un poco y la almendra molida, le damos un par de vueltas, luego le ponemos el vino de jerez y dejamos reducir un poco, apartamos del fuego.

En una cazuela pondremos el pollo que teníamos reservado, añadimos la salsa, una hoja de laurel y cubrimos bien con el caldo de ave. Dejamos cocer a fuego medio durante unos 30-40 minutos.

Picamos las yemas de los huevo y las añadimos a la cazuela para que espese un poco más la salsa, servimos el pollo con las claras de huevo picadas y un poco de perejil. También se pueden añadir unas almendras fileteadas y tostadas.


Que disfrutéis del este sabroso plato.

  

sábado, 24 de mayo de 2014

GALLETAS DE COMUNIÓN PARA LAURA

Mi sobrina nieta Laura hizo la comunión el pasado día once de mayo, mi regalo han sido estas cajas de galletas para compartir con sus familiares y amigos un día tan especial.


Quedan tan bonitas dentro de las cajas ¿a vosotros que os parece?












jueves, 22 de mayo de 2014

MUFFINS DE MERMELADA DE NARANJA Y NUECES


A mi marido y a mí nos encanta la naranja, y desde luego la mermelada de naranja mucho más, así que cuando vi estos muffins de mermelada de naranja me dije que los tenía que hacer sí o sí.
La verdad es que han quedo muy ricos y son estupendos para un desayuno, además son tan fáciles de hacer que no hay excusa posible. No hace falta ni batidora, ni ningún artilugio de cocina para hacerlo, solo un bol y unas varillas manuales, todo el mundo puede hacerlos.

Yo he puesto además una cucharada de pasta de naranja de la marca Home Chef, pero es opcional, con la mermelada y la ralladura de naranja ya quedan bien.


Vamos a necesitar:

280 gramos de harina
170 gramos de azúcar
2 cucharaditas de café de levadura tipo royal
¼ de cucharadita de bicarbonato sódico
Una pizca de sal
160 ml de zumo de naranja recién exprimido
125 ml de aceite de oliva suave o aceite de girasol
2 huevos
80 gramos de mermelada de naranja
La ralladura de una naranja
Una cucharada de pasta de naranja (opcional)
50 gramos de nueces troceadas.
12 capsulas para muffin


Lo primero que haremos es mezclar la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal, tamizamos y añadimos el azúcar.

Por otro lado batimos los huevos y les añadimos el zumo de naranja, el aceite, la pasta de naranja si la usamos, la ralladura de naranja y la mermelada, mezclamos todo bien y lo añadimos a la mezcla de harina, con unas varillas lo batimos solo lo justo para que se quede todo bien integrado.
Una vez que tengamos la masa bien mezclada añadimos las nueces picadas y movemos con una espátula para que se repartan bien.

Llenamos las capsulas de muffin repartiendo la masa entre las 12, llevamos al horno que tendremos previamente caliente a 180º C (calor por arriba y por abajo) durante 20-22 minutos, al pinchar tiene que salir limpio.

Pasar los muffins a una rejilla hasta que se enfríen por completo.





miércoles, 21 de mayo de 2014

HUEVOS CON ESPARRAGOS Y AJOS TIERNOS


Esta receta hace muchos años que la hago aunque normalmente no le pongo ajos tiernos, pero me quedaban unos pocos de los que me traje de Cartagena y ya estaban pidiendo una salida honrosa. Como siempre podéis hacer variaciones para ajustarla a vuestro gusto. Normalmente pongo un par de dientes de ajo partidos pequeñitos, jamón serrano o ibérico y mayor proporción de espárragos.

Ahora es un momento para hacerla porque los espárragos están en temporada, nos soluciona una cena y además es muy facilita de hacer.


Necesitamos:

2 manojos de espárragos
100 gramos de bacon o de jamón serrano
1 manojo de ajos tiernos
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
4 huevos grandes o bien 8 pequeños
Sal, pimienta negra al gusto.


Limpiamos los espárragos y les quitamos la parte dura, los partimos en trocitos y reservamos, hacemos lo mismo con los ajos tiernos, cortamos en trozos de un par de centímetros y reservamos. Cortamos el bacon en tiras finitas.

Ponemos al fuego una sartén con el aceite, añadimos el bacon y los ajos tiernos, dejamos que se dore todo un poco, cuando ya estén algo dorados añadimos los espárragos, sal y un poco de pimienta, dejamos que se cocine unos 10 minutos, luego cubrimos con agua y dejamos cocer hasta que se vuelvan a quedar secos.

Una vez que tengamos los espárragos sin agua hacemos unos huecos y ponemos los huevos, salamos un poco los huevos y dejamos cuajar, cuidado que no se queden demasiado secos (a mi me quedaron un poco cuajados de más).

Servir de inmediato acompañados de un buen pan.

  
  

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails