lunes, 31 de agosto de 2015

TARTA DE OREO SIN HORNO Y SIN GELATINA


Esta fue la tarta que eligió Alba para su cumpleaños la encontró en Quiero Cupcakes! Más concretamente en su canal de Yotube, el video es una maravilla y explica a la perfección como hacer la tarta, así que si no queréis leer mucho os invito a visitarlo.

La tarta es muy sencilla de hacer y la única complicación que tiene es montar el queso y la nata, pero si disponéis de una maquina con varillas no será problema.

Os puedo garantizar que está deliciosa y que además es un pedazo de tarta que no se lo salta un galgo, os da para unas 14 raciones, lo mejor es que uséis un molde de unos 25 cm desmoldable, yo además le puse un acetato para que fuese más fácil luego.


Para hacer la tarta necesitamos:

Para la base:

240 gramos de galletas oreo
80 gramos de mantequilla

Para el relleno de mousse de oreo:

180 gramos de azúcar
500 gramos de queso tipo philadelphia
400 ml de nata para montar bien fría.
170 gramos de galletas oreo
2 cucharaditas de extracto de vainilla o en su defecto dos sobres de azúcar vainillado

Para la ganache:

200 gramos de nata para montar
200 gramos de chocolate para postres

Para la decoración:

Mini galletas oreo
Galletas oreo en trozos
Nata montada.



Lo primero que haremos es hacer la base de la tarta, para ello trituraremos las galletas oreo, bien poniéndolas en una bolsa y machacándolas con el rodillo o en un triturador de alimentos.

Una vez que las tengamos trituradas añadimos la mantequilla fundida, mezclamos bien y extendemos sobre la base del molde (yo he usado un aro con acetato montado directamente sobre el plato de servir), con una cuchara aplastamos y nivelamos bien, reservamos en la nevera mientras preparamos el relleno.

Ponemos el queso crema en el bol de la kitchen aid, empezamos a batir primero a velocidad suave y luego un poco más rápido, añadimos el azúcar en forma de lluvia y el extracto de vainilla, seguimos batiendo un poco más. Luego añadimos la nata bien  fría y batimos hasta que quede bien montada.

Partimos en trozos las galletas oreo, no excesivamente pequeñas para que se noten en el pastel, las ponemos en la mousse y mezclamos con movimientos envolventes para  que no se baje.
Pasamos la mousse al molde que tenemos preparado con la base, tenemos especial cuidado en que queden bien llenos los bordes para que al desmoldar el pastel nos quede bien bonito.

Llevamos a la nevera mientras preparamos la ganache.

Para preparar la ganache, pondremos el chocolate en un recipiente (yo utilizo chocolate que viene en perlas, pero en caso de usar de tableta cortar lo más pequeño posible), calentamos la nata hasta que empiece a hervir y la vertemos sobre el chocolate, esperamos un par de minutos u con una espátula mezclamos bien, esperamos hasta que esté a temperatura ambiente para verter sobre el pastel.

Una vez que la ganache está a temperatura ambiente cubrimos el pastel con ella, hay que tener cuidado y hacerlo con suavidad para que no se haga un agujero. Reservamos de nuevo en la nevera hasta que bien frío.


Desmoldamos pasando un cuchillo por el borde la tarta, luego alisamos los bordes para que quede más presentable.


La decoración es a gusto del consumidor, en este caso, nata montada, galletas oreo en trozos y para rematar unos mini oreos.


Espero que os guste, me ha gustado hasta a mí que no soy muy amante de las oreo.






 


domingo, 30 de agosto de 2015

TARTA BAUTIZO LILA CON COCHECITO PARA AIDA

No es el color más normal para una tarta de bautizo y reconozco que al principio tenia mis reticencias para hacerla pero al final creo que el conjunto no ha quedado mal. Juzgar vosotros mismos.







martes, 25 de agosto de 2015

LA TARTA DE MATEO

Para su primer cumpleaños los papas de Mateo han contado con nosotras para que le hiciésemos una tarta de Pocoyo, espero que a Mateo le gustase tanto como a sus papás.

Red Velvet relleno de chocolate blanco.









LinkWithin

Related Posts with Thumbnails