jueves, 20 de junio de 2019

KENTUCKY BUTTER CAKE – PASTEL DE MANTEQUILLA KENTUCKY



Este delicioso pastel de mantequilla lo hemos encontrado en “FIVE BOYS BAKER” y seguro que volveré a hacer alguna de sus recetas porque realmente está muy rico y es muy sencillo de hacer.
Ellos dicen que es un pastel húmedo, mantecoso, cubierto por una deliciosa salsa de mantequilla. Tan sencillo de hacer y que sabe mucho mejor al día siguiente.

Todo lo que dicen es verdad, queda muy rico. Ya le tengo otra receta de ellos pendiente de hacer.


INGREDIENTES PARA EL PASTEL:

200 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
400 gr de azúcar
4 huevos tamaño L
Una cucharada de vainilla (o dos sobres de azúcar vainillado, restar del azúcar total)
450 gr de harina
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura tipo royal
¼ de cucharadita de bicarbonato
250 ml de suero de leche o leche tibia con una cucharada sopera de vinagre.

GLASEADO DE MANTEQUILLA:

65 gr de mantequilla
150 gr de azúcar
2 cucharadas de agua
1 cucharada de vainilla


Precalentamos el horno a 165º con calor por arriba y por abajo. Engrasamos y enharinamos un molde tipo bundt de unos 25 cm.

Ponemos en la batidora la mantequilla con el azúcar y la vainilla, batimos hasta que la mezcla esté cremosa y pálida.

Vamos añadiendo los huevos de unos en uno, no ponemos el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior.

Mezclamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal, tamizamos.

Una vez que tengamos todos los huevos integrados procedemos a añadir la harina y el suero, empezaremos con un tercio de la harina, luego la mitad del suero, otro tercio de harina, la otra mitad del suero y acabamos con el último tercio de harina, batimos solo hasta que esté todo bien integrado.

Vertemos la preparación en el molde, alisamos, cocemos en el horno durante una hora aproximadamente, hasta que al pinchar salga limpio.

Una vez listo el pastel preparamos el glaseado poniendo en un cazo todos los ingredientes y cocinando hasta que el azúcar este completamente derretida.


Originariamente el glaseado se ha de poner haciendo agujeros en el pastel cuando aún esté caliente dentro el molde, pero nosotras pensamos que quedaría demasiado dulce y lo pusimos una vez desmoldado por fuera. 


Image and video hosting by TinyPic

martes, 18 de junio de 2019

ENSALADA DE PATATAS DORADA Y LANGOSTINOS



En cuanto empieza a hacer un poquito de calor empezamos a buscar recetas que nos resulten menos pesadas que los guisos.

Las ensaladas de todo tipo son bastante socorridas, puedes ver que tienes en la nevera y en el congelador e intentar conjuntarlo de forma que quede algo aparente y sabroso.

En este caso tenía unos filetes de dorada en el congelador y unos langostinos cocidos en la nevera y el resultado es:


INGREDIENTES:

 2 Doradas o bien otro tipo de pescado
4 huevos
4 patatas
200 gr de guisantes congelados
½ cebolla dulce
Salsa rosa o mayonesa al gusto.



Cocemos los huevos hasta que estén duros, enfriamos y reservamos.

Cocemos los guisantes con un poco de agua, una pizca de sal y una pizca de azúcar el tiempo que recomiende el fabricante.

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no muy finas, las cocemos en agua con sal hasta que estén tiernas, escurrimos y dejamos enfriar.

Cocemos al vapor el pescado, dejamos enfriar, quitamos las espinas que pueda tener y lo desmenuzamos.

Pelamos los huevos y los cortamos en rodajas.

Pelamos los langostinos.

En una fuente pondremos primero las patatas, luego los guisantes, el huevo cortado en rodajas, la cebolla en trocitos pequeños, una pizca de sal, el pescado y por último los langostinos.


Servir acompañada de salsa mayonesa, salsa rosa o un poco de aceite.




Image and video hosting by TinyPic

domingo, 16 de junio de 2019

GALLETAS DE ARÁNDANOS



Hacer unas galletas en casa no lleva mucho trabajo y de esta forma te aseguras que solo llevan productos naturales sin nada de conservantes ni colorantes, ni ningún tipo de aditivo.

Hay multitud de tipos de galletas diferentes que puedes hacer en casa, para algunas no necesitas ni siquiera un rodillo basta con coger porciones del mismo tamaño para hacer la galleta, es de mucha utilidad tener una cuchara de helados pequeña para estos casos porque te ayuda a que todas las galletas tengan el mismo tamaño. En casa triunfan las que se deshacen en la boca o las crujientes, las de tipo abizcochado no tienen tanta aceptación.

Para las galletas de hoy necesitaremos un rodillo, un cortador de galletas (en nuestro caso redondo rizado) y unas tablillas para nivelar la masa.

Las tablillas son muy necesarias porque de esta forma todas las galletas tendrán el mismo grosor y se hornearan de forma uniforme.

Se pueden hacer de la forma que más os guste, redondas, cuadradas, rectangulares, con formas variadas…..

En casa han gustado mucho porque son crujientes, sabrosas, tienen el toque acido de los arándanos y el gusto de la ralladura de naranja, la masa si tenéis un robot de cocina se hace en un periquete y además salen un montón de galletas.


INGREDIENTES:

225 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de azúcar
100 gr de azúcar moreno
1 huevo tamaño L
La ralladura de una naranja
1 cucharadita de extracto de vainilla o en su defecto dos sobres de azúcar vainillado (restar del azúcar total 16 gr)
430 gr de harina tamizada
Una pizca de sal
125 gr. De arándanos secos picados.


En un cuenco pondremos la harina tamizada con la sal.

Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar durante unos  minutos hasta que esté cremosa, luego añadimos el huevo y continuamos batiendo hasta que se integre, añadimos la ralladura de naranja y el extracto de vainilla si lo usamos (en caso de usar azúcar vainillado lo habremos puesto junto con el resto de azúcar).

Cuando esté todo integrado añadimos la harina y batimos solo hasta que esté integrada, por ultimo añadiremos los arándanos picados y damos unas vueltas para que se mezclen bien.

Dividimos la masa en dos partes, colocamos la masa entre dos papeles de horno (o papel film) y con ayuda de unas tablillas y el rodillo la estiramos (usar una tablilla de 0,5 más o menos).

Dejar la masa ya estirada en el frigorífico unos 30 minutos hasta que se endurezca un poco, también podéis ponerla en el congelador unos 15 minutos.

Cortar las galletas con un cortador y hornear en horno previamente calentado a 180º con calor por arriba y por abajo unos 12 minutos hasta que empiecen a estar doradas. Dejar enfriar unos 5 minutos en la bandeja y luego pasar a una rejilla.


Una vez frías las podéis conservar en una lata.



Image and video hosting by TinyPic

viernes, 14 de junio de 2019

CODILLOS CON MIEL Y MOSTAZA EN OLLA DE COCCIÓN LENTA


La olla de cocción lenta ha sido mi último descubrimiento, cada vez voy haciendo más cosas diferentes, desde salsa de tomate, boloñesa, albóndigas en salsa y un largo etcétera. Creo que ya he comentado en otras ocasiones que las carnes quedan de fábula.

No tenía costumbre de hacer codillos de cerdo pero desde que tengo la olla ya los he hecho un par de veces, además de ponerlos en el cocido, esta vez son con salsa de miel y mostaza.

La olla es muy cómoda porque la puedes dejar puesta por la noche en baja y por la mañana solo tienes que terminar la salsa y listo.

Esta receta es muy sencilla y perfecta para hacerla en la olla de cocción lenta, no la he preparado en olla normal ni en olla rápida, pero creo que al horno también quedarían estupendos.


INGREDIENTES:

2 Codillos de cerdo
Sal, pimienta, laurel
2 cucharadas de mostaza de Dijon
2 cucharadas de mostaza suave
2 cucharadas de miel de buena calidad
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
1 brick de nata de cocina
1 cucharadita de maicena.


Salpimentamos los codillos y los doramos por todos los lados en la sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando estén bien dorados los pasamos a un plato.

Mezclamos las mostazas con la miel hasta que esté todo bien integrado.

Pintamos los codillos por todos los lados con esa mezcla, reservamos la restante.

Colocamos los codillos en la olla de cocción lenta, añadimos el laurel y los dientes de ajo cortados en trocitos, añadimos también el resto de la mezcla de mostaza.

Tapamos la olla y ponemos en baja al menos unas 8 horas, o bien en alta unas 4 aprox. Cuando al pinchar veáis que está la carne tierna ya estarán listas.

Recogemos los jugos que haya soltado la carne, quitar el laurel y los ajos. Mezclamos los jugos con la nata liquida y lo cocemos todo junto unos 5 minutos, luego desleímos la maicena en un poco de agua y la añadimos a la salsa para que espese un poquito. Rectificamos de sal.


Servimos los codillos con su salsa, los puedes acompañar de patatas fritas, ensalada, puré, etc.


Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails