viernes, 19 de febrero de 2021

JAMONCITOS DE POLLO CON BOLETUS


Esta receta es una forma sencilla y sabrosa de comer pollo, el pollo es una carne muy saludable y económica y aunque en este caso lleve unos boletus (congelados claro) no va a resultar muy cara ni tampoco difícil.

Puede ser un plato excelente para un domingo, lo podemos preparar con antelación y calentarlo ese día.

Lo hemos acompañado de unas patatas asadas en la freidora de aire que han quedado muy ricas también.

Para hacerlo vamos a necesitar:

12 jamoncitos de pollo

2 dientes de ajo

1 cebolla

250 gr de boletus congelados

1 vaso de vino blanco

1 ramita de romero fresco

1 cucharada soperas de maicena

Sal, pimienta negra

Aceite de oliva virgen extra

 

Salpimentamos los jamoncitos de pollo,  ponemos aceite de oliva en la sartén a calentar,  digamos los jamoncitos,  retiramos y reservamos.

Dejamos un poco de aceite en la sartén, partimos los ajos en trocitos, hacemos lo mismo con la cebolla,  pochamos ambas cosas hasta que la cebolla empiece a tomar color, en ese punto añadimos los boletus,  salteamos hasta que pierdan el agua.

Cubrimos con el vino blanco,  dejamos reducir a la mitad, colocamos los muslitos junto con la salsa en una cacerola, colocamos la ramita de romero,  añadimos agua hasta cubrir y dejamos cocer a fuego lento hasta que estén tiernos, ligar la salsa con una cucharada de maicena,  servir caliente acompañados por unas patatas asadas o fritas.

Espero que os guste y nos vemos en la próxima receta Curiosos


miércoles, 17 de febrero de 2021

SOPA DE VERDURAS CON BOK CHOY



Nos gusta probar cosas diferentes y una de nuestras sopas preferidas es la sopa agripicante china, las primeras veces que la probamos fue en un restaurante chino en la playa de Castelldefels hace un montón de años, luego en un libro de recetas chinas venia una versión de esa sopa que con el tiempo he ido haciendo un poco a mi manera.  Esta sopa de hoy no lleva nada de carne, en realidad se hace con caldo de verduras, pero yo en esta ocasión la he preparado con un caldo de huesos, se le puede añadir tofu (pero en casa no nos gusta) también fideos tipo ramen, pero así ya queda muy rica. Es una sopa con mucho sabor, y si la preparáis con un caldo de verduras es apta para vegetarianos.

Para hacerla vamos a necesitar:

2 cucharadas de aceite de girasol,

2 cucharadas de aceite de sésamo

2 dientes de ajo

1 trozo de jengibre de unos 3 cm

1 cebolla

2 litros de caldo de verduras o de huesos

2 cucharadas de salsa de soja

6 shitake secos

1 cucharada de miso blanco

3 bok choy

3 zanahorias

Setas frescas variadas


Para glasear las verduras (2 cucharada de miso blanco, 2 cucharada de miel, 2 cucharada de salsa de soja, 2 cucharada de vinagre de arroz y 2 de aceite de sésamo)

Poner los shiitake secos a remojar en agua tibia, si es posible el día anterior, si no hacerlo unas horas antes.

Pon en una olla el aceite de girasol y el de sésamo, pela el jengibre y los dientes de ajo, parte los ajos en trocitos y el jengibre en rodajas, pela la cebolla y córtala en juliana. Dora las tres cosas en la olla con el aceite hasta que la cebolla empiece  a tomar color.

Añade a la olla el caldo de remojar las setas y el caldo que teníamos preparado (de verduras o de huesos) pon también las setas cortadas en tiras finas, dos cucharadas de salsa de soja, deja cocer a fuego medio al menos una hora.

Mientras se hace el caldo prepara las verduras. Pela la zanahorias y córtalas en rodajas no muy gruesas, corta el bok choy por la mitad, limpia las setas que uses, si son grandes corta en rodajas. Mezcla los ingredientes del glaseado.

En una sartén pon un poco de aceite a calentar, unta con el glaseado el bok choy, dora en la sartén por los dos lados untando con más glaseado cada vez que les des la vuelta, retira y reserva. En esa misma sartén añade una cucharada de aceite y saltea las setas, reserva. Mezcla las zanahorias con el glaseado y cocina en el horno una media hora.

Pasado este tiempo prueba el caldo y rectifica de soja y de aceite de sésamo a tu gusto, añade una cucharada sopera de miso blanco y las verduras que teníamos reservadas, deja cocer unos 10 minutos todo junto. Sirve bien caliente sola o con fideos de ramen.



lunes, 15 de febrero de 2021

SOLOMILLO DE CERDO IBERICO SALTEADO CON SALSA DE PIMIENTA NEGRA, PIMIENTOS Y CEBOLLA

En el Kiosko de Yolanda Lin en la Avda de Italia de Salamanca puedes encontrar gran variedad de productos asiáticos, son muy amables y si tienes alguna duda ellos te ayudan a solucionarla. No solo tienen productos envasados, tienen también verduras frescas, miso, tofu. Es muy completo y los precios están muy bien.

Como me gusta mucho probar cosas nuevas compré diferentes tipos de salsas y aderezos para carne, entre las salsas que compré estaba la de pimienta negra, la podéis encontrar por supuesto en Amazon, pero es bastante más cara, de todas formas os dejo el enlace para que sepáis la que es. Aquí puedes ver la salsa que te estoy diciendo, si vives en Salamanca acércate al kiosko y la compras allí.

Con esta salsa, una cebolla tierna, unos pimientos de colores de la Caja Saludable y como ingrediente principal un pedazo de solomillo ibérico de Emjamesa tienes un plato de carne diferente y sabroso.


Vamos a necesitar:

1 solomillo de cerdo ibérico

1 cebolla tierna grande

6 pimientos de colores pequeños (amarillos, naranjas, rojos)

3 cucharadas soperas de salsa de pimienta negra

4 cucharadas soperas de aceite de oliva

Sal

Filetea el solomillo que quede bien fino, pon dos cucharadas de salsa en un cuenco, añade el solomillo, mezcla bien para que se impregne por todos los lados, tapa con film y reserva en frio unas dos horas.

Pon en el wok el aceite a calentar, corta los pimientos en tiras finas, saltea a fuego fuerte  durante unos 5 minutos, añade la cebolla cortada en juliana, añade un poco de sal, deja pochar hasta que empiece a estar blandita, sube el fuego y añade la carne, saltea a fuego fuerte unos 5 minutos, añade la otra cucharada de salsa, mezcla bien, sirve caliente.

Un poco de arroz blanco le iría de maravilla a este plato


viernes, 12 de febrero de 2021

BERENJENAS CHINAS SALTEADAS CON PIMIENTOS Y PATATAS

    

Desde siempre me han gustado las berenjenas, pero sobre todo me gustan las berenjenas en verano, las rayadas me encantan, me gusta su carne blanca y tierna, las moradas solo me gustan cuando son producto de temporada, ahora las encontramos todo el año  pero yo suelo usarlas poco en invierno, desde que probé hace un tiempo las berenjenas chinas siempre estaba intentado encontrarlas pero lo cierto es que es complicado, las he visto sólo en la Caja Saludable y el otro día en un kiosko de la Avda de Italia en Salamanca.

Hoy tenía previsto hacer coliflor hervida con patatas y un solomillo a la plancha y cuando ha llegado mi Caja Clásica he cambiado el menú rápidamente, entre otras cosas porque además de que me encantan las berenjenas, hay un concurso de recetas con ellas.

He encontrado una página de recetas de cocina de Sichuan y desde luego no he tardado en adaptar una receta de berenjenas a mi gusto particular.

Además de emplear las berenjenas que venían en la caja de esta semana, he empleado un par de patatas, los pimientos verdes y un par de dientes de ajo.

A nosotros nos ha gustado mucho, espero que a vosotros también.



Necesitamos:

5 o 6 berenjenas chinas

2 patatas nuevas

2 pimientos verdes tipo italiano

2 dientes de ajo

Un manojo de cebollino chino (o cebolla tierna)

Aceite de girasol para freír

Maicena

Sal

1 pimiento picante fresco (opcional)





 Para la salsa:

4 cucharadas de soja ligera

1 cucharadita de azucar

1 cucharada sopera de salsa de soja oscura

2 cucharaditas de maicena

4 cucharadas soperas de agua.









Lavar las berenjenas y cortarlas en trozos, llenar un cuenco grande con agua y sal, poner las berenjenas en el agua unos 15 minutos.

Escurrir bien, colocar sobre un papel y espolvorear con maicena, reservar.

Lavar las patatas y cortarlas en rodajas no excesivamente gruesas, salar y reservar

Cortar el pimiento en trozos pequeños, hacer lo mismo con el ajo y el cebollino o cebolla tierna.

Poner abundante aceite en el wok, dorar primero las patatas en dos tandas, escurrir y reservar. Hacer lo mismo con las berenjenas. Por ultimo poner a saltear los pimientos verdes y el pimiento picante en rodajas si es que lo usáis, retirar y reservar.

Retirar parte del aceite dejando solo un poquito, en ese aceite poner a pochar los ajos y el cebollino (o cebolla tierna), una vez pochado añadir de nuevo las patatas, el pimiento y las berenjenas, dar unas vueltas.

Poner en un cuenco todos los ingredientes de la salsa, mezclar bien. Volcar la salsa en el wok de las verduras, dar unas vueltas hasta que se integre bien y coja cuerpo, servir inmediatamente.

Nosotros lo hemos comido tal cual, pero con un poco de arroz puede ser un plato muy completo.

Nos vemos en la próxima receta Curiosos.






LinkWithin

Related Posts with Thumbnails