miércoles, 26 de febrero de 2020

FIAMBRE DE POLLO Y BACON CON PISTACHOS




Comprar un pollo entero siempre da buen resultado por qué con los muslos y las alas puedes hacer un plato y con las pechugas otro.

Con el pollo de este fin de semana hemos preparado un plato de pollo en salsa con pistachos y al mismo tiempo con las pechugas sobrantes hemos preparado un rico fiambre, este fiambre nos vendrá de maravilla para las cenas.

Para hacer este fiambre hemos usado los pistachos que nos enviaron desde Pistamed, y que os puedo asegurar que son buenísimos, además son tostados y sin sal con lo que vienen perfectos para cualquier receta y no corremos el peligro de que nos salga excesivamente salado el plato.

Lo podemos comer tal cual con una ensalada o preparar unos deliciosos sándwiches con aguacate y fiambre.

También es una opción para preparar unas ricas tostas como entrante en una comida familiar, para ello podemos poner un trocito de pan tostado unos trocitos de aguacate un trocito de fiambre y una cucharadita de mermelada de tomate.




Para hacer este fiambre vamos a necesitar:

·         450 gramos de pechuga de pollo
·         150 g de bacon
·         75 gramos de pistachos (pesados limpios)
·         2 huevos tamaño L
·         30 gramos de maicena
·         75 gramos de queso crema
·         Sal y pimienta al gusto



Lo primero que haremos es picar la pechuga de pollo y el bacon, esto se puede hacer a mano o con una picadora.

Batimos los huevos con el queso y la maicena lo incorporamos cuenco tenemos el pollo y el bacon, salpimentamos.

Añadimos los pistachos y mezclamos bien.

Engrasamos un molde tipo plum cake y ponemos la mezcla, alisamos, cubrimos con papel de aluminio y cocemos al baño María durante una hora en el horno (hora y media en la olla de cocción lenta)

Dejamos enfriar completamente antes de cortar.





lunes, 24 de febrero de 2020

BIZCOCHO DE HARINA DE MAIZ CON PASAS Y NUECES

  


En mi casa no había costumbre de usar la harina de maíz, de hecho yo no la he usado hasta hace bien poco, la harina de maíz que conocíamos era la refinada, más comúnmente llamada maicena, pero no tiene nada que ver una cosa con la otra, la harina de maíz tiene un sabor especial que aporta a los bizcochos un punto muy especial, si no la habéis probado os animo a hacerlo, además si en casa tenéis alguien con intolerancia al gluten os va a venir genial ya que  la harina de maíz no tiene gluten.


Ingredientes:

3 huevos tamaño L
1 yogur griego sin azúcar
100 gr. de aceite de girasol
200 gr. de azúcar
150 gr. de harina de maíz
2 cucharaditas  de levadura química tipo Royal
100 gr. de pasas remojadas en ron o agua durante al menos unas horas
60 gr. de nueces troceadas
1 cucharadita de café de sal.




Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.

Engrasamos con mantequilla un molde tipo corona, añadimos una cucharada de harina que distribuimos bien por todo el molde, retiramos el exceso y reservamos.

Mezclamos la harina de maíz con la levadura y la sal, tamizamos y reservamos.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que empiecen a blanquear, añadimos el yogur y el aceite y volvemos a batir hasta que esté bien mezclado.

Incorporamos la mezcla de harina y levadura, y mezclamos suavemente con una espátula de goma hasta conseguir una masa lisa y sin grumos.

Troceamos las nueces, no excesivamente pequeñas ni demasiado grandes, escurrimos las pasas, incorporamos ambas a la masa y mezclamos para que se repartan bien.

Vertemos la masa en el molde y llevamos al horno unos 30-35 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro, salga limpio. Dejamos enfriar en el molde durante unos minutos y luego damos la vuelta sobre una rejilla hasta que esté totalmente frío.  Servimos con un poco de azúcar glas por encima.



miércoles, 19 de febrero de 2020

FLAN DE COCO Y DULCE DE LECHE

  


Este flan está indicado para los más golosos, está muy rico pero para mí resulta un poco excesivo, de todos los flanes que he preparado me quedo con el de huevo sin nada de nada, pero desde luego para gustos colores.

En general los flanes de huevo son muy sencillos de hacer, este no es una excepción, se puede hacer en el horno al baño María, en la olla de cocción lenta, en la olla exprés, yo últimamente casi siempre lo hago en la olla de cocción lenta, para un flan de este tamaño lo dejo dos horas y media en alta, si lo hacéis en el horno  necesitará unas dos horas, y en la olla exprés 10 minutos desde que empieza a pitar la olla.


INGREDIENTES:

6 huevos tamaño L
1 bote de leche de coco
200 gr de dulce de leche
200 ml de leche entera
3 cucharadas soperas de azúcar
2 cucharadas soperas de coco rallado
Decoración al gusto.
150 gr de azúcar y dos cucharadas soperas de agua para el caramelo.



Primero prepararemos el caramelo poniendo en un cazo el azúcar con las dos cucharadas de agua, cocinar hasta que empiece a tomar color, hay que tener cuidado que se quema con facilidad.

Vertemos el caramelo en el molde y con cuidado vamos cubriendo todo el fondo del mismo y un poco de los laterales, dejamos enfriar un poco mientras preparamos el flan.

Batimos en un cuenco grande los huevos con el azúcar y el dulce de leche, una vez bien batido añadimos la leche de coco y la leche, volvemos a mezclar bien. Ponemos la mezcla en el molde caramelizado, tapamos el molde con papel de aluminio y si lo hacemos en la olla exprés con su tapadera si la tiene, si lo hacemos en el horno pondremos una fuente con unos dedos de agua caliente y llevamos al horno unas dos horas.

Lo mejor es una vez listo dejar enfriar completamente para luego llevar al frigorífico hasta el día siguiente.

Desmoldar en un plato, decorar al gusto, en nuestro caso con nata montada y  coco seco en escamas.
Espero que os guste.




lunes, 17 de febrero de 2020

SUPER BIZCOCHO DE NARANJA CON GLASEADO



Los bizcochos húmedos son los que más gustan en casa, como ya os he dicho en otras ocasiones uno de los que más nos gusta es el de zanahoria.

Ahora estamos en plena temporada de naranjas por lo que hay que aprovecharla al máximo. Este super bizcocho lo podéis hacer con naranja sanguina también, a mí me queda el recuerdo de niña y no es que me llamen la atención.

Otra cosa, se puede dar más sabor añadiendo una cucharadita de Pasta de naranja de Sosa, estos concentrados dan buen sabor, pero si no tienes no pasa nada, con poner un poco más de ralladura de naranja se arregla.


Ingredientes:

300 gr de harina
1 cucharadita de las de café de sal
1 cucharadita de levadura tipo royal
½ cucharadita de bicarbonato
230 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
340 gr de azúcar
4 huevos tamaño L
1 sobre de azúcar de vainilla
La ralladura de 3 o 4 naranjas (sin la parte blanca y rallado fino)
100 ml de zumo de naranja recién exprimido
25 ml de cointreau (triple seco)*opcional, si no tienes pon zumo
180 ml de suero de leche (dos cucharadas soperas de vinagre o zumo de limón y el resto leche entera a temperatura ambiente, mover y dejar 10 minutos reposar)
1 cucharadita de pasta de naranja (opcional)


Glaseado de naranja:

150 gr de azúcar glas
2 - 3 cucharadas de zumo de naranja


Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Engrasamos un molde tipo bundt cake o corona con mantequilla, añadimos una cucharada sopera de harina que distribuimos bien por todo el molde, retiramos el exceso y reservamos.

En un cuenco mezclamos la harina con la sal, la levadura y el bicarbonato, reservamos.

Batimos la mantequilla durante un minuto hasta que quede cremosa, luego añadimos el azúcar, el sobre de azúcar de vainilla y la pasta de naranja si la usamos, batimos un par de minutos.

Añadimos los huevos de uno en uno, no se añade el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior. Una vez tengamos integrados todos los huevos ponemos la ralladura de naranja, el zumo de naranja y el cointreau.

A velocidad baja o con la ayuda de una lengua de cocina vamos añadiendo la harina en 3 veces intercalada con el suero de leche. Empezamos con harina, suero, harina, suero y acabamos con harina.

Ponemos la mezcla en el molde que teníamos preparado alisando un poco la superficie. Horneamos durante unos 50-55 minutos hasta que al pinchar salga limpio.

Dejar enfriar 10 minutos dentro del molde y luego volcar sobre una rejilla para que se termine de enfriar.

Para preparar el glaseado mezclamos el azúcar glas con un par de cucharadas de zumo de naranja, debe quedar una consistencia que podamos verter sobre el pastel, ni demasiado liquido ni demasiado espeso.

Poner un plato bajo la rejilla y cubrir el bizcocho con el glaseado, dejar secar un poco el glaseado antes de comer.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails