viernes, 19 de julio de 2019

GALLETAS DE LECHE CONDENSADA Y MERMELADA



Estas galletas de leche condensada se hacen en un momento y están muy ricas, yo  he usado mermelada de melocotón y de fresa caseras, de las que hice hace ya tiempo.

Si no tenéis mermelada casera se puede usar una mermelada de buena calidad industrial, pero siempre es mejor usar ingredientes no procesados industrialmente.

Para estas galletas no usaremos ni cortadores ni rodillo, solo una báscula para hacer bolitas de unos 30 gr para cada galleta.


INGREDIENTES:
250 gr de harina
80 gr de mantequilla fría en trozos
1 cucharadita de extracto de vainilla
175 gr leche condensada
(Si la masa se quedará demasiado dura añadir unas cucharadas de agua máximo 3)
1 cucharadita de levadura tipo royal
Una pizca de sal


En un cuenco pondremos la harina tamizada, la cucharadita de levadura y la sal, mezclamos un poco.
Añadimos la mantequilla cortada en trozos, con un tenedor o con las manos vamos trabajando hasta formar migas.

Luego añadimos la leche condensada y trabajamos con las manos hasta formar una masa suave y blanda (en caso necesario añadir un poco de agua)

Hacer bolitas de unos 25-30 gr poner en una bandeja de horno (con papel) hacer un hueco en el centro para colocar la mermelada.

Poner una cucharadita de mermelada en cada hueco y hornear en horno previamente calentado a 180º durante unos 10-12 minutos.


Dejar enfriar completamente en la bandeja porque la mermelada al estar caliente se saldría de las galletas.


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 17 de julio de 2019

CROQUETAS DE GAMBAS AL AJILLO



En casa nos gustan las croquetas bien sabrosas y estas desde luego son super sabrosas, son un poco laboriosas de hacer pero el resultado merece la pena, desde luego no tienen nada que ver con las que venden congeladas.

Cuanto mejor sean las gambas mejor quedaran las croquetas claro, pero usando unas gambas de las tipo arroceras ya salen muy ricas.

Hay que preparar la masa el día anterior para que se enfríen bien y sea más sencillo formar las croquetas.


Manos a la obra. Vamos a necesitar:

300 gr de gambas
750 ml de leche
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 diente de ajo
80 gr de mantequilla
80 gr de harina
Sal, pimienta, un poco de perejil



Pelamos las gambas reservando por un lado las cabezas y las pieles y por el otro la carne de las gambas que cortaremos en trocitos.

En un cazo pondremos dos cucharadas de aceite de oliva, en ese aceite doramos las cabezas y las pieles de las gambas, una vez que estén bien doradas añadimos la leche y dejamos cocer hasta que hierva unos 3 minutos, reservamos.



En una sartén pondremos la mantequilla, en la mantequilla doramos el ajo cortado en trocitos pequeños, luego añadimos las gambas cortadas y una pizca de sal, salteamos las gambas, y sacamos de la sartén. Añadimos la harina y dejamos que haga un par de minutos para que pierda el sabor a crudo.

Luego vamos añadiendo la leche que habremos colado para quitar las cabezas de las gambas (es conveniente aplastar un poco las cabezas para que suelten todo el jugo, lo podéis hacer con la mano del mortero). Ponemos las gambas que habíamos reservado y cocemos la masa hasta que se despegue de la sartén y quede cremosa y consistente.



Pasamos la masa a una fuente, cubrimos con papel film en contacto con la masa, dejamos enfriar completamente antes de poner en el frigorífico hasta el día siguiente.



Al día siguiente formamos las croquetas del tamaño que más nos guste, nosotras las hemos preparado redondas.

Pasamos las croquetas por huevo y pan rallado y freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doradas por todos los lados.

Image and video hosting by TinyPic

lunes, 15 de julio de 2019

PASTEL TRES LECHES


Llevaba mucho tiempo queriendo hacer el pastel de tres leches, hay infinidad de recetas distintas por la red, esta es una de ellas.

Este pastel queda realmente muy rico,  nos ha gustado mucho a todos, pero es realmente contundente, así que si lo vuelvo a hacer seguramente haré la mitad porque sale demasiado grande y al ser tan contundente solo puedes comer un trozo pequeño cada vez.

Seguramente volveré a hacer otro pastel tres leches con otra receta para comparar, pero esta es muy recomendable.



INGREDIENTES:

Para la mezcla de tres leches:
1 lata de leche condensada pequeña (397 gr.)
340 gr de leche evaporada
250 gr de nata tipo montar
1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

Para el bizcocho:
300 gr de harina
10 gr de levadura tipo royal
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de canela moida
250 ml de leche entera
112 gr de mantequilla cortada en trozos
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 huevos tamaño L, a temperatura ambiente
400 gr de azúcar.

Para decorar nata montada al gusto.



Para preparar la mezcla de leches pondremos en un cazo la leche condensada y cocinaremos a fuego medio-bajo, moviendo constantemente hasta que la mezcla espese y empiece a tener un color más oscuro. En ese momento retiramos del fuego y vamos añadiendo poco a poco la leche evaporada, la nata y el extracto de vainilla. Dejamos enfriar a temperatura ambiente, como mínimo unos 30 minutos.

Precalentamos el horno a 165º con calor por arriba y por abajo, Engrasamos y enharinamos un molde de aprox 23 x 33 cm.


Mezclamos la harina, la levadura, la sal, la canela, tamizamos y reservamos.

Calentamos la leche junto con la mantequilla y la vainilla, una vez que la mantequilla esté derretida reservamos.

Batimos los huevos a velocidad media-alta y vamos añadiendo gradualmente el azúcar durante un minuto, aumentamos la velocidad y batimos hasta que la mezcla sea muy espesa y voluminosa, al menos unos 4 a 8 minutos.

Bajamos la velocidad al mínimo y vamos agregando la mezcla de leche y mantequilla derretida hasta que se mezclen. Luego incorporamos la harina en dos veces batiendo hasta que esté totalmente incorporada.

Volcamos la masa en el molde que habíamos preparado, horneamos durante unos 40-45 minutos hasta que al pinchar en el centro salga limpio. Dejamos enfriar unos 10 minutos, luego hacemos con un pincho unos 50 agujeros en el pastel y vertemos lentamente la mezcla de leches enfriada. Dejamos enfriar unos 15 minutos y luego pasamos al frigorífico hasta el día siguiente.

Servir las porciones acompañadas de nata montada por encima.


El pastel se conserva bien en frío  cubierto con papel film al menos durante 3 días.

Image and video hosting by TinyPic

sábado, 13 de julio de 2019

HUEVOS RELLENOS TRADICIONALES



Los huevos rellenos se hacen en todas las casas, y en cada casa seguro que se hacen de muchas formas, pero seguro que hay una heredada, una tradicional que seguramente es diferente también en cada una

En mi caso los huevos rellenos que yo he heredado de mi madre y que a pesar de haber probado muchas recetas distintas, con muchos más ingredientes, mucho más elaboradas son estos simples huevos rellenos con atún sobre un lecho de tomate frito que nos encantan a todos.

 Receta simple, que se hace en un momento si usamos tomate frito comprado (del tipo casero), pero que gana si lo haces con paciencia en casa, receta que a mí me transporta al verano porque normalmente en invierno no suelo hacerla.

Las cantidades depende mucho de cuantos sois en casa, de todas formas yo suelo calcular dos huevos por persona y luego añado un par más por si acaso. De todas formas si sobran no pasa nada porque siempre hay  un alma caritativa que se los come al día siguiente.


INGREDIENTES:
10 huevos
2 latas de atún
2 cucharadas soperas de mayonesa
Una pizca de sal
Salsa de tomate casera (o tipo casera)


Cocer los huevos en agua con un poco de sal y un chorrito de vinagre hasta que estén duros, unos 12 minutos desde que hierva el agua.

Enfriar los huevos y pelar, partir por la mitad. Retirar las yemas de los huevos a un cuenco, reservar un par de yemas para la decoración final.

Aplastar las yemas con un tenedor, añadir un poco de sal, las dos latas de atún (escurrimos el aceite) y la mayonesa. Mezclar bien.

Rellenar las mitades de los huevos con la mezcla de yemas con atún. Colocar el tomate frito en una fuente  de servir, ir colocando los huevos de forma ordenada con el relleno tocando el tomate frito.


Desmenuzar las yemas que habíamos reservado y espolvorear por encima. Conservar en frío hasta el momento de servir. 


Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails