viernes, 27 de noviembre de 2020

NISCALOS CON GARBANZOS Y GAMBONES


Estamos en plena temporada de setas y aunque esta zona es más de setas de cardo, en los últimos años hemos ido descubriendo pequeños pinares en los que recoger unos níscalos estupendos. Este año está siendo especialmente  bueno en este tema, hemos recogido una gran cantidad de ellos, así que toca cocinarlos de diferentes formas, a la plancha, en el horno, en salsa con jamón y chorizo, guisados con costilla de cerdo, en escabeche (por cierto está en el frigorífico y en cuanto los probemos os cuento) guisados con ….. Pues en este caso con unas colas de gambones y garbanzos.

En el blog hay otra receta de Garbanzos con jamón, gambas y setas en la que podéis emplear tranquilamente los níscalos o las que tengáis más a mano.

Esta receta queda muy, pero que muy rica, es un guiso muy adecuado para los días desapacibles de otoño, con un ligero toque picante (obviamente podéis suprimirlo) que lo hace muy apetecible. A nosotros nos ha gustado mucho, incluso a mi hija que no es muy de setas.


Para hacerlo vamos a necesitar:

12 Gambones grandes

½ kilo o un poco más de níscalos

½ kilo de garbanzos cocidos (yo suelo hacer más y así tengo para otras cosas)

1 patata

1 pimiento verde

1 pimiento rojo

1 cebolla

2 zanahorias

3 dientes de ajo

2 hojas de laurel

2 guindillas pequeñas

Aceite de oliva virgen extra

Una cucharadita de pimentón

Sal, pimienta.


Poner a remojo la víspera los garbanzos, cocer hasta que estén tiernos. Para cocer los garbanzos utilizar el método que más o guste, en mi caso es la olla de cocción lenta (una maravilla para este tipo de cosas). Podéis usar garbanzos de bote.

Limpiar las setas procurando mojarlas lo menos posible.

Pelar los gambones, reservar las colas.

En una olla poner un poco de aceite a calentar, Partir las cabezas de los gambones en trocitos, cuando el aceite esté caliente añadir las cabezas y las pieles de los gambones, saltear hasta que estén bien doradas, cubrir con un dos litros de agua y dejar cocer unos 15 minutos,  colar y reservar el caldo.

Saltear ligeramente con un poco de aceite las colas de los gambones previamente salados, retirar y reservar.

Añadir un poco más de aceite y poner a dorar los dientes de ajo cortados en trocitos, cuando tengan algo de color añadir la zanahoria y los dos tipos de pimientos cortados en trocitos no demasiado grandes, salar y dejar pochar unos  10 minutos, pasado este tiempo ponemos la cebolla también cortada en trocitos, junto con un par de hojas de laurel y las guindillas si las usáis, dejar pochar hasta que la cebolla empiece a tomar color.

En otra sartén salteamos a fuego muy fuerte los níscalos hasta que empiecen a dorarse, reservamos.

Añadimos la cucharada de pimentón al sofrito, pasamos el sofrito a una cazuela, añadimos la patatas chascada en trozos medianos, los garbanzos y las setas, cubrimos con el caldo de los gambones que habíamos reservado (con la mitad será suficiente) dejamos cocer hasta que las patatas estén tiernas, probamos de sal y rectificamos si es necesario, añadimos las colas de los gambones que habíamos reservado y dejamos cocer unos 3 minutos.

Servir caliente y a disfrutar de un guiso fabuloso




viernes, 30 de octubre de 2020

SOLOMILLO RELLENO CON JAMON, QUESO E HIGOS EN FREIDORA DE AIRE





La freidora de aire o freidora sin aceite se puede utilizar como un horno y la verdad es que funciona de maravilla, no ensucias casi nada y además no tiene el gasto de un horno tradicional. Es muy útil para personas que vivan solas o familias de pocos miembros. Desde que la tengo intento probar cosas nuevas para ver que tal quedan, el solomillo quedó estupendo, si tenéis una freidora de este tipo no dudéis en hacerlo, pero si no tienes puedes hacerlo en el horno tradicional como siempre.

Vamos a necesitar:

1 solomillo de cerdo ibérico (abierto como un libro)

3 lonchas de queso tipo havarti

3 lonchas de jamón cocido

6 higos secos (lavados y cortados por la mitad)

Unas lonchas de bacon para envolver el solomillo

Sal, pimienta.

1 patata grande.

 

Para la salsa:

1 cebolla pequeña

1 diente de ajo

1 copa de vino tipo oporto

5 higos lavados

½ litro de caldo de pollo

Sal, pimienta

Una cucharada de maicena.

 Extendemos el solomillo y lo aplastamos un poco (yo lo hago con el rodillo) salpimentamos el interior, cubrimos con el jamón cocido, sobre el jamón colocamos el queso  y encima los higos cortados por la mitad. Enrollamos el solomillo y atamos con hilo para que no se escape el relleno y mantenga su forma, añadimos un poco de pimienta por el exterior y colocamos las lonchas de bacon dando la vuelta al solomillo.

Pelamos la patata, la lavamos y la cortamos en rodajas finas, salamos y cubrimos con una fina capa de aceite de oliva.

Calentamos la freidora unos 5 minutos a 190º, cubrimos el fondo de la cesta con las patatas y colocamos el solomillo encima. Programamos la freidora 30 minutos a 190º. A mitad de la cocción damos la vuelta al solomillo, pasados los 30 minutos pinchamos para ver si está en su punto, en caso necesario dejar 5 minutos más.

Mientras se cocina el solomillo preparamos la salsa de higos, para eso pondremos en una sartén un poco de aceite, doramos el ajo cortado en trocitos, cuando esté listo añadimos la cebolla cortada pequeña, dejamos pochar a fuego lento. Una vez que la cebolla esté transparente añadiremos los higos lavados y cortados en trocitos, damos unas vueltas y añadimos el vino, dejamos reducir un poco antes de añadir el caldo de pollo, dejamos cocer unos 15 minutos a fuego medio (si se queda seco añadiremos algo de agua), rectificamos de sal y pimienta. Pasados los 15 minutos añadimos la cucharada de maicena disuelta en un poco de agua, cocemos un par de minutos y trituramos la salsa. Personalmente me gusta pasar la salsa por un colador para quitar las semillas de los higos.

Servir el solomillo con las patatas y un poquito de salsa.

Espero que os guste.



domingo, 25 de octubre de 2020

CARPACCIO DE CALABACÍN


Entre las novedades de la Caja Saludable de esta temporada están los calabacines de ensalada, yo no sabía que existía algo así, ha sido todo un descubrimiento. Los preparé como Carpaccio pensando que si no nos gustaba tampoco iba a perder mucho y lo cierto es que nos ha encantado, tiene un sabor mucho más suave que el pepino y el conjunto que forma con el queso y las  nueces es espectacular, así que os animo a comprar este tipo de calabacín.


Es tan sencillo que solo vamos a necesitar:

1 calabacín de ensalada

4 nueces

3 trozos de tomate seco en aceite

Queso curado de oveja (o parmesano, el que más os guste)

Sal, pimienta y aceite de oliva

Opcional vinagre.


Lavar bien el calabacín, quitarle el principio y el final y cortar longitudinalmente en lonchas lo más finas posibles, lo mejor es utilizar una mandolina.

Disponer las lonchas en una fuente plana salpimentando cada capa, cubrir con queso de oveja curado en láminas, las nueces troceadas y el tomate seco también en trocitos, añadir un poco de aceite de oliva virgen extra y listo.

A mí me gusta añadir un poquito de vinagre de manzana, como a todo el mundo no le gusta lo pongo en la mesa y cada uno que lo coma como quiera.

Espero que os guste. También os animo a probar La Caja Saludable porque estoy segura que os va a encantar, recibir cada semana o cada dos semanas (o cuando tú quieras) una caja llena de verduras y frutas en plan sorpresa es fabuloso. 

Las siguientes fotos son del contenido de la caja de esta semana










jueves, 21 de mayo de 2020

SECRETO IBERICO AL HORNO (O EN OLLA DE COCCION LENTA)




Para los que no lo sepáis yo soy cartagenera, pero una que ha vivido ya más tiempo fuera de su tierra que en ella, pronto hará 14 años que vivo en Peñaranda de Bracamonte provincia de Salamanca, Peñaranda en una ciudad tranquila y acogedora en la que gozamos de una carne excelente, unos dulces maravillosos y unos embutidos ibéricos muy buenos.

Sebastián García es uno de mis carniceros de confianza y desde hace mucho tiempo dispone de tienda online desde la que vosotros mismos podréis disfrutar igual que nosotros de unas carnes excelentes, tanto de Ternera, charra por supuesto, lechazo de Castilla y León, Cerdo ibérico y además de otras delicatesen que incluyen tanto jamón como embutidos.

Como en esta vida hay que estar siempre en constante renovación han decidido cambiar totalmente su web apostando por un diseño moderno y fácil de usar, ahora se llama Carne Charra, https://www.carnecharra.com/ en la web tenéis dos secciones diferentes de compra, la tienda, una sección de repostería de la zona, luego encontráis el blog en el que poco a poco irán subiendo todas las recetas que hagan ellos mismos con sus productos o bien de algún colaborador externo como yo.

En todo el blog de la Gata Curiosa podéis encontrar infinidad de recetas hechas con sus productos. La receta de hoy es una receta sencilla y gustosa, una forma diferente de comer el secreto ibérico que es lo que nos ocupa hoy. Para la receta vamos a necesitar un secreto ibérico excelente, lo podéis encontrar aquí, para el resto de cosas ir a vuestro frutero de confianza. Comenzamos con la receta.

Ingredientes:

1 cebolla tierna
3 patatas
2 dientes de ajo
1 manojo de espárragos trigueros
Una ramita de tomillo
Una ramita de romero
Sal, pimienta
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 vaso de vino blanco (100 ml)















Este plato lo podéis hacer al horno preferiblemente en una cazuela de barro y tapado con papel de aluminio o bien usar una olla de cocción lenta como yo. Las crock pot son unas ollas que permiten cocinar como antiguamente, muy lentamente, son muy prácticas y nada caras, las legumbres y las carnes duras quedan perfectas, además gastan muy poco, preparas el guiso y te olvidas.

Si preparas el plato en el horno calcula a 180º entre una hora y 1 ½ más o menos, o hasta que veas que las patatas y la carne están tiernas. En el caso de la olla de cocción lenta son tres horas en alta.

Vamos con la preparación del plato.

Cortamos el secreto en trozos, podéis quitar un poco de grasa pero no toda porque es la que usaremos para cocinarlo, salpimentamos. En una sartén sin aceite doramos por los dos lados, solo dorar, reservar.

En la grasa que ha soltado pondremos a pochar uno de los dientes de ajo cortado en trocitos y la cebolla tierna cortada en juliana, añadimos un poco de sal y dejamos pochar lentamente hasta que tome color, una vez lista añadimos el vaso de vino blanco y dejamos reducir a la mitad, reservamos.
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas, salpimentamos.

Lavamos los espárragos y le quitamos la parte dura.

Colocamos en el fondo de la olla o de la cazuela la cebolla, sobre la cebolla colocaremos las patatas y encima los espárragos, salamos los espárragos. Colocamos arriba los trozos de secreto, el ajo restante en trocitos y las hierbas aromáticas cortadas en trocitos (si no os gustan mucho mejor dejar las ramas enteras porque se pueden quitar con facilidad), añadir la cucharada de aceite y cocinar tal como hemos dicho arriba.

En caso de hacerlo en el horno añadir un vaso de agua porque el horno seca más.



Servir acompañado de su salsa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails