jueves, 21 de mayo de 2020

SECRETO IBERICO AL HORNO (O EN OLLA DE COCCION LENTA)




Para los que no lo sepáis yo soy cartagenera, pero una que ha vivido ya más tiempo fuera de su tierra que en ella, pronto hará 14 años que vivo en Peñaranda de Bracamonte provincia de Salamanca, Peñaranda en una ciudad tranquila y acogedora en la que gozamos de una carne excelente, unos dulces maravillosos y unos embutidos ibéricos muy buenos.

Sebastián García es uno de mis carniceros de confianza y desde hace mucho tiempo dispone de tienda online desde la que vosotros mismos podréis disfrutar igual que nosotros de unas carnes excelentes, tanto de Ternera, charra por supuesto, lechazo de Castilla y León, Cerdo ibérico y además de otras delicatesen que incluyen tanto jamón como embutidos.

Como en esta vida hay que estar siempre en constante renovación han decidido cambiar totalmente su web apostando por un diseño moderno y fácil de usar, ahora se llama Carne Charra, https://www.carnecharra.com/ en la web tenéis dos secciones diferentes de compra, la tienda, una sección de repostería de la zona, luego encontráis el blog en el que poco a poco irán subiendo todas las recetas que hagan ellos mismos con sus productos o bien de algún colaborador externo como yo.

En todo el blog de la Gata Curiosa podéis encontrar infinidad de recetas hechas con sus productos. La receta de hoy es una receta sencilla y gustosa, una forma diferente de comer el secreto ibérico que es lo que nos ocupa hoy. Para la receta vamos a necesitar un secreto ibérico excelente, lo podéis encontrar aquí, para el resto de cosas ir a vuestro frutero de confianza. Comenzamos con la receta.

Ingredientes:

1 cebolla tierna
3 patatas
2 dientes de ajo
1 manojo de espárragos trigueros
Una ramita de tomillo
Una ramita de romero
Sal, pimienta
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 vaso de vino blanco (100 ml)















Este plato lo podéis hacer al horno preferiblemente en una cazuela de barro y tapado con papel de aluminio o bien usar una olla de cocción lenta como yo. Las crock pot son unas ollas que permiten cocinar como antiguamente, muy lentamente, son muy prácticas y nada caras, las legumbres y las carnes duras quedan perfectas, además gastan muy poco, preparas el guiso y te olvidas.

Si preparas el plato en el horno calcula a 180º entre una hora y 1 ½ más o menos, o hasta que veas que las patatas y la carne están tiernas. En el caso de la olla de cocción lenta son tres horas en alta.

Vamos con la preparación del plato.

Cortamos el secreto en trozos, podéis quitar un poco de grasa pero no toda porque es la que usaremos para cocinarlo, salpimentamos. En una sartén sin aceite doramos por los dos lados, solo dorar, reservar.

En la grasa que ha soltado pondremos a pochar uno de los dientes de ajo cortado en trocitos y la cebolla tierna cortada en juliana, añadimos un poco de sal y dejamos pochar lentamente hasta que tome color, una vez lista añadimos el vaso de vino blanco y dejamos reducir a la mitad, reservamos.
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas, salpimentamos.

Lavamos los espárragos y le quitamos la parte dura.

Colocamos en el fondo de la olla o de la cazuela la cebolla, sobre la cebolla colocaremos las patatas y encima los espárragos, salamos los espárragos. Colocamos arriba los trozos de secreto, el ajo restante en trocitos y las hierbas aromáticas cortadas en trocitos (si no os gustan mucho mejor dejar las ramas enteras porque se pueden quitar con facilidad), añadir la cucharada de aceite y cocinar tal como hemos dicho arriba.

En caso de hacerlo en el horno añadir un vaso de agua porque el horno seca más.



Servir acompañado de su salsa.

domingo, 3 de mayo de 2020

PASTEL AUSTRALIANO DE MANZANA



Los pasteles con manzana y canela nos gustan mucho, el otro día descubrí este, me gustó sobre todo por lo sencillo que es de hacer, además de que no lleva mantequilla, bueno solo un poquito por encima, pero es una cantidad pequeña.

No hace falta tener ni siquiera una batidora para hacerlo, por lo que se hace en un momento y queda realmente buenísimo, os aseguro que volará


INGREDIENTES:

210 gr de harina
2 cucharaditas de levadura tipo royal
½ cucharadita de bicarbonato
150 gr de azúcar glas
2 manzanas grandes
2 huevos tamaño L
1 sobre de azúcar vainillado
120 ml de aceite de oliva suave o de girasol
1 yogur griego

Cobertura de canela:
50 gr de azúcar
1 cucharada de canela en polvo
1 cucharada sopera de mantequilla derretida

Glaseado:
50 gr de azúcar glas
1 cucharada sopera de leche






Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Engrasamos un molde de unos 23 cm, ponemos papel de horno en el fondo, reservamos.

En un cuenco grande pondremos la harina, la levadura, el bicarbonato, el azúcar y el azúcar vainillado, mezclamos bien.

Pelamos las manzanas y las hacemos trocitos de un centímetro o poco más, ponemos la manzana en el cuenco de la harina, con una espátula mezclamos bien.

En otro cuenco pondremos los huevos, el aceite y el yogur, batimos un poco, solo lo justo para que la yema de los huevos se rompa y se mezcle.

Vertemos esta preparación en el cuenco de la harina y la manzana, con la espátula mezclamos todo, sin batir, solo que quede bien mezclado.

Vertemos en el molde y alisamos.

En un bol pondremos el azúcar y la canela, mezclamos, luego añadimos la mantequilla y volvemos a mezclar, quedará como con grumos. Repartimos por encima del pastel.

Llevamos al horno y cocemos durante 30-35 minutos, hasta que al pinchar salga limpio, dejamos enfriar sobre la rejilla.

Ponemos el azúcar glas en un cuenco y añadimos la cucharada de leche, mezclamos bien, vertemos sobre el pastel.

Que los disfrutéis.


lunes, 27 de abril de 2020

TARTA FÁCIL DE QUESO Y LECHE CONDENSADA

   

              
Muchas veces las cosas más sencillas son las que más gustan. Últimamente  cuando salgo al supermercado no encuentro queso crema, tengo pendiente una tarta de queso y no hay forma de que la pueda repetir para ver que tal funciona, el caso es que para esa tarta necesito ½ kg de queso crema y en casa solo tenía una tarrina de 200 gramos y mira por donde el otro día me aparece una receta que solo necesita esa cantidad.

He hecho una pequeña variación, he quitado una parte de leche y he puesto un brick de nata, también he añadido un poco de vainilla, tenía una vaina en el frigorífico, el resultado ha sido buenísimo, queda con una textura muy cremosa, riquísima y encima es tan fácil.

Si os gustan las tartas de queso con base de galletas podéis ponérsela pero así ya queda muy rica.


INGREDIENTES:

200 gr de queso crema tipo philadelphia
1 lata de leche condensada pequeña
1 brick de nata de montar (200 ml)
1 yogur griego
4 huevos tamaño L
Leche entera (aprox 300 ml, después os explico)
2 cucharadas soperas de maicena
1 trozo de vainilla de unos 3 cm (sacar las semillas)


Ponemos en un cuenco el queso crema, la leche condensada, los huevos, las semillas de vainilla (o un sobre de azúcar vainillado) el yogur, la maicena.

En el recipiente de la leche condensada pondremos el brick de nata y rellenamos el resto con leche entera, lo ponemos también en el cuenco con todo lo demás.

Trituramos todo hasta que no queden grumos, pasamos por un colador fino.

Mojamos un papel de horno para poder darle forma y forramos un molde de unos 20 cm, desmontable, cubrimos el molde con el papel y vertemos la preparación anterior.

Precalentamos el horno a 180-190º con calor por arriba y por abajo.

Horneamos primero unos 10 minutos a esa temperatura, luego unos 25 más a 160º, y por último dejamos en el horno apagado 5 minutos más.

Dejar enfriar completamente antes de llevar al frigorífico durante un par de horas mínimo.

Espero que os guste. 

lunes, 20 de abril de 2020

BIZCOCHO DE ZANAHORIA Y ALMENDRA CON PASAS Y NUECES


  

 En casa nos encantan los bizcochos de zanahoria, el que hago normalmente es el del Libro de Primrose Bakery que queda espectacular, en el blog hay unos cuantos más todos con zanahorias, aun así siempre ando buscando nuevas recetas de bizcochos con zanahoria. Esta receta con una pequeña variación es del blog de My Karamelli, no dejéis de pasar a verlo porque es una auténtica pasada, las recetas tienen unas fotos fabulosas y están muy bien explicadas.

La receta original lleva 50 gramos más de nueces y no lleva pasas, pero a nosotros nos encantan las pasas en los bizcochos de zanahoria.

Este bizcocho está buenísimo, así que os animo a hacerlo. Sale un gran bizcocho



INGREDIENTES:

260 gr de harina
80 gr de harina de almendra
1 cucharada de postre de canela (si os gusta mucho podéis poner una y media)
3 cucharaditas de las de café de levadura tipo royal
1 cucharadita de café de bicarbonato
160 gr de azúcar
160 gr de azúcar moreno
180 ml de aceite de girasol
3 huevos tamaño L
100 ml de leche
200 gr de zanahoria rallada o picada con la picadora muy fina
150 gr de nueces en trozos
150 de pasas (remojadas durante una hora aprox en ron o vino dulce)
1 sobre de azúcar vainillado
La ralladura de dos naranjas
80 ml de zumo de naranja
1 cucharada sopera de cacao en polvo
Una pizca de sal


Un molde desmontable de unos 20-23 cm, con papel en la base y las paredes engrasadas.

Precalentar el horno a 175º con calor por arriba y por abajo

Preparar todos los ingredientes.

Batimos los huevos con los azúcares hasta que doblen su volumen, normal, moreno y vainillado.

Añadimos el aceite y el zumo de naranja, mezclamos hasta que se integre.

Con ayuda de una espátula incorporamos la zanahoria y la ralladura de naranja, mezclamos bien.

En un cuenco mezclamos la harina con la levadura, el bicarbonato, la sal y el cacao en polvo, tamizamos. Incorporamos la harina de almendra y las nueces troceadas. Con ayuda de la espátula vamos incorporando esta mezcla a la de los huevos hasta que esté bien integrada.

Ahora ponemos la leche y volvemos a mezclar, escurrimos las pasas y las incorporamos a la masa, dando unas vueltas para integrar.

Vertemos la preparación en el molde y cocemos unos 45 minutos o hasta que al pinchar salga limpio. Dejar enfriar un rato antes de desmoldar y pasar a una rejilla hasta que esté totalmente frío.

En casa nos gusta sin ningún tipo de cobertura, pero se le puede poner una de queso crema. Espero que os guste tanto como a nosotros



viernes, 17 de abril de 2020

TARTA CREMOSA DE MANZANA CON MUCHA MANZANA

  


Las manzanas son de esa fruta que siempre te gusta tener en casa y que en muchas ocasiones acaba dando tumbos esperando que alguien se digne comérsela o como en otras ocasiones que hagas un bizcocho, una tarta o cualquier cosa con manzana, en el blog hay unas cuantas recetas.

Esta vez no solo estaban las manzanas aburridas en el frutero, también tenía una masa de hojaldre a punto de caducar que había que darle salida.

La receta original era con masa quebrada así que si os gusta más podéis comprar masa quebrada o hacerla vosotros mismo, pero os aseguro que con el hojaldre queda de lujo, es una tarta muy sencilla y no es excesivamente dulce, pero queda muy buena.



Ingredientes:

Una lámina de hojaldre redondo
400 gr de queso crema
2 huevos tamaño L
200 gr de azúcar
1 sobre de azúcar vainillado.
5 manzanas (mejor medianas, las mías eran un poco grandes)
Una cucharada sopera de canela
80 gr de pasas sin semillas
Mermelada de albaricoque para el acabado final




Precalentar el horno a 200º con calor por arriba y por abajo

Cubrir la base de un molde desmontable de unos 23-25 cm con papel de horno, colocar el hojaldre de forma que cubra la base y los lados, pinchar bien con un tenedor tanto la base como los lados para evitar que el hojaldre suba, cubrir con un papel de horno y poner encima unas piedras de cocción o bien garbanzos. Hornear unos 12 minutos, retirar del horno y reservar.

Pelamos las manzanas, descorazonamos y cortamos en láminas finas, separamos 80 gramos de azúcar y la mezclamos con la canela, ponemos en un bol las manzanas junto con las pasas, cubrimos con este azúcar de canela, mezclamos bien y reservamos (si os gustan las cosas más dulces poner en vez de 80 gr unos 120 gr)

Ponemos en el vaso de la batidora el queso crema, los huevos, el sobre de azúcar vainillado y los 120 gramos de azúcar restante, batimos bien y volcamos sobre la base de hojaldre. Vamos poniendo sobre la crema con cuidado las láminas de manzana de manera que cubra todo el pastel.

Horneamos primero a 200º durante unos 15 minutos y después unos 40 minutos a 180º. Dejar enfriar un poco antes de consumir. Para que quede más bonita pintar con una mermelada de albaricoque o de melocotón.




miércoles, 15 de abril de 2020

BIZCOCHO DE CAFÉ




¿Os gusta el café? En casa siempre hemos sido bastante cafeteros y el punto del café en los dulces nos encanta. Quizá la receta con un toque de café que más nos guste y que encanta a todo el mundo son Las Galletas rellenas de crema de moka, son un auténtico vicio, además son super sencillas de hacer, pincha aquí para verlas.

Este bizcocho de café queda también muy rico, muy jugoso y el glaseado adicional de café intensifica mucho el sabor.


INGREDIENTES:

300 gr de mezcla de harina (te explico abajo como hacerla)
½ cucharadita de levadura tipo royal
½ cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de sal
4 huevos tamaño L a temperatura ambiente
300 gr de azúcar moreno
226 gr de mantequilla derretida
240 gr de yogur griego
1 cucharada sopera de café instantáneo disuelto en una cucharada sopera de agua caliente.

GLASEADO

125 gr de azúcar glas
1 cucharada sopera de café instantáneo disuelto en dos cucharadas soperas de leche caliente.


Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Engrasamos un molde tipo corona con mantequilla, luego espolvoreamos bien por todos los lados con harina, reservamos.

Mezclamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal, reservamos.

Batimos los huevos, vamos agregando el azúcar poco a poco hasta que se mezclen bien y espumen, luego añadimos la mantequilla derretida, el yogur y el café, seguimos batiendo hasta que esté todo bien integrado.

Añadimos la harina batiendo lo justo para que se integre.

Vertemos la preparación en el molde, alisamos y cocemos durante unos 45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Dejamos enfriar en el mismo molde unos 10 minutos, pasado este tiempo volcamos sobre una rejilla y dejamos que se enfríe totalmente antes de poner el glaseado.

Para preparar el glaseado batimos el azúcar glas con el café hasta que esté cremoso, vertemos sobre el pastel cubriendo bien por todos los lados, dejamos secar un rato antes de pasar a una fuente de servir.


*HARINA PASTEL
Pesamos 375 gr de harina de trigo, quitamos 6 cucharadas soperas y las sustituimos por 6 cucharadas de maicena. Mezclamos bien y tamizamos. Sobra un poquito que os puede servir para el molde o bien podéis hacer el doble y tener para otro bizcocho. 

lunes, 13 de abril de 2020

CROQUETAS DE ESPÁRRAGOS Y JAMÓN


  


Esta es la segunda receta que he preparado con los espárragos que me enviaron desde la denominación de origen de Huetor  Tajar,  el sabor de estos espárragos le aporta a las croquetas de jamón un contrapunto fabuloso, os animo a probarlas. En caso de que no encontréis estos espárragos (creo que el Corte Inglés los tiene) lo podéis hacer con los silvestres que son bastante parecidos.

Ingredientes:

12-16 espárragos de Huetor Tajar (o silvestres o verdes)
½ diente de ajo
50 gr de mantequilla
50 gr de harina
100 gr de jamón serrano
1 huevo
Pan rallado
Aceite de oliva suave para freír.











Picamos el jamón con la picadora o en trocitos muy pequeños, reservamos

Con las manos vamos haciendo trocitos con los espárragos hasta llegar a la parte dura que debemos desechar, luego cortamos los espárragos en trocitos muy pequeños.

Ponemos en una sartén la mantequilla a derretir, añadimos el ajo en trocitos pequeños y lo ponemos a dorar,  antes de que tome excesivo color añadimos los espárragos y cocinamos unos 5 minutos, pasado este tiempo añadimos la harina y dejamos que se dore.

Calentamos la leche en el microondas, añadimos la leche poco a poco a la sartén, mezclamos bien para que no queden grumos, cuando empiece a espesar añadiremos el jamón, rectificamos de sal si es necesario, cocinamos hasta que se despegue de las paredes de la sartén, pasamos la masa a cuenco y tapamos con papel film, dejamos enfriar completamente a temperatura ambiente y luego en frio hasta el día siguiente.

Hacemos porciones y damos forma a las croquetas, pasamos por huevo y pan rallado, freímos en abundante aceite hasta que estén doradas.



Que las disfrutéis.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails