martes, 21 de mayo de 2019

ALBONDIGAS A LA ITALIANA GRATINADAS CON MOZZARELLA


Las albóndigas son un plato muy socorrido y
delicioso, acompañadas de patatas, puré, pasta o arroz constituyen un plato muy completo. Por todo eso siempre andamos buscando nuevas formas de hacerlas.

Para mí lo más pesado es hacer las albóndigas en si, por lo que suelo hacer bastante cantidad, un kilo más o menos de carne, de esta forma hago siempre dos recetas de albóndigas con salsas distintas.

Esta vez hice lo mismo, así que hemos preparado esta receta gratinadas con queso, que son ideales para acompañar con un poco de pasta y otras con una salsa diferente que acompañaremos con un arroz con parmesano.


INGREDIENTES:

250 gr de carne de ternera picada
250 gr de carne de cerdo picada
1 huevo
75 gr de queso parmesano rallado (o algún queso de oveja curado que tengáis en casa)
40 gramos de pan seco sin corteza mojado en leche
Sal, pimienta
½ diente de ajo picadito
Perejil.
Harina para rebozar
Aceite de oliva virgen extra para freír.


PARA LA SALSA:

3 cucharadas de aceite de freír las albóndigas
1 bote de tomate tipo casero (el de Hida es muy bueno, el de la marca Día tampoco está mal)
Albahaca
1 diente de ajo
1 ½ cucharadita de orégano
1 vaso de agua.
Queso mozzarella rallado


Ponemos a remojar el pan con un poco de leche durante 5 minutos, luego escurrimos el exceso y ponemos en un cuenco junto con las carnes, el huevo, sal, pimienta, el diente de ajo cortado en trocitos y el perejil, amasamos bien todo, luego añadimos el queso parmesano rallado o el que estemos usando y volvemos a mezclar bien.


Hacemos bolitas del mismo tamaño (a mí me salen unas 20 unidades) que pasamos ligeramente por harina.

En una sartén pondremos abundante aceite de oliva a calentar, doramos las albóndigas por todos los lados, las reservamos en una cazuela.

Dejamos en la sartén solo unas tres cucharadas de aceite de oliva, en ese aceite doramos el ajo partido en trocitos que teníamos reservado para la salsa.

Añadimos el bote de salsa de tomate, la albahaca y el orégano, rehogamos todo junto un par de minutos, añadimos el agua y cuando rompa a hervir pasamos la salsa a la cazuela de las albóndigas.

Cocinamos a fuego lento durante 20 minutos cuidando               que no se peguen al fondo de la cazuela, una vez listas las pasamos a una fuente apropiada para ir al horno, cubrimos con queso mozzarella (o si os gusta otro podéis ponerlo), colocamos la fuente en el horno y cocinamos con aire y gratinador a 200º hasta que el queso esté bien dorado.

Podéis servir con pasta o con patatas como más o guste.



Image and video hosting by TinyPic

domingo, 19 de mayo de 2019

PASTEL DE MANZANA AL REVÉS



Este pastel es bien sencillo de hacer y como no puede ser de otra forma está de rechupete. Claro que yo no soy muy objetiva porque me encantan todos los pasteles de manzana, bueno casi todos….. porque una vez en una cafetería me pusieron uno que estaba realmente malísimo.

Este tipo de pasteles vienen muy bien cuando se te quedan manzanas en el frutero y nadie tira de ellas. Después de la socorrida macedonia de frutas, el recurso de los pasteles con esas frutas también va muy bien.


Para este pastel vamos a necesitar:

1 molde de 20 cm que no se abra.

Además:

60 gr de mantequilla
75 de azúcar moreno
3 manzanas grandes o 4 pequeñas

Para la masa:

60 gr de mantequilla
100 gr de azúcar
1 cucharadita de pasta de vainilla
1 huevo tamaño L
125 gr de harina
1 ½ cucharadita de levadura tipo royal
Una pizca de sal
70 ml de leche entera.


Calentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Mientras se calienta el horno vamos preparando el pastel.

Primero preparamos el molde encamisando los laterales del mismo con papel de horno.

Mezclamos la mantequilla y el azúcar moreno, extendemos la mezcla por el fondo del molde con una espátula.

Pelamos las manzanas y las hacemos octavos, las colocamos de forma ordenada en el molde.
Para preparar la masa pondremos la mantequilla con el azúcar y la vainilla en la batidora con la pala, batimos a velocidad media hasta que esté algo palida.

Mezclamos la harina con la levadura y la pizca de sal.

Añadimos el huevo a la mezcla de manquilla y batimos hasta que esté bien integrado, bajamos la velocidad y vamos añadiendo la harina intercalada con la leche, empezamos con harina, leche, harina, leche y por ultimo harina.

Si os sobra algún trozo de manzana de cubrir el fondo del molde lo podéis trocear y añadir a la masa. Cubrir las manzanas con la masa y nivelar con la espátula, hornear unos 45 minutos o hasta que al pinchar salga limpio.

Dejar templar 5 minutos y dar la vuelta en un plato. Tener cuidado de no quemaros.

Esperar hasta que al menos esté tibio para hincarle el diente.




Image and video hosting by TinyPic

sábado, 18 de mayo de 2019

GALLETAS MATASUEGRAS o “RUEDAS DE MOLINO” MURCIANAS | GALLETAS FRITAS



El nombre asusta un poquito pero cuando las pruebes no habrá suegra que se resista porque están realmente de vicio, claro que también le puedes decir a tu suegra que se llaman ruedas de molino, jijiji.

Reconozco que yo no las conocía pero parece ser que son muy típicas de las fiestas de Primavera murcianas, también he visto que se preparan también con flan del niño, pero con crema pastelera están de muerte lenta.

Lo más difícil de esta receta es desde luego la crema pastelera, tiene que quedar espesa pero cremosa, que no sea un mazacote, lo bueno es que al morder la galleta encuentres la crema bien cremosa.


INGREDIENTES:

Un paquete de galletas María hojaldrada (salen 40 matasuegras)
400 ml de leche
La piel de medio limón
1 palo de canela
1 copita de brandy
2-3 huevos
Aceite para freír
Azúcar y canela para rebozar

CREMA PASTELERA:

1 litro de leche
250 gr de azúcar
6 yemas de huevo
60 gr de maicena
La piel de medio limón
Medio palo de canela.


Para preparar la crema, reservamos un vaso de leche, ponemos el resto a cocer con la canela y la piel del limón  y 200 gramos de azúcar.

En un cuenco grande pondremos las yemas de huevo con el resto del azúcar y la maicena, batimos bien e incorporamos el vaso de leche que habíamos reservado, una vez que la leche este hirviendo la colamos y la ponemos en la mezcla de yemas.

Devolvemos la crema al cazo y la cocemos sin dejar de mover hasta que espese, no dejar hervir mucho porque se puede cortar.

Dejar enfriar cuidando que no se forme costra, podéis cubrir con papel film o enfriar poniendo el cazo en un bol con agua fría, teniendo cuidado de que no entre agua en la crema.

Una vez que la crema esté fría ya podemos ir llenando las galletas, ponemos la crema en una manga pastelera y cubrimos bien la galleta, tapamos con otra, las colocamos en una fuente, para que no se peguen unas con otras poner un papel de aluminio entre cada capa de galletas, cuando las tengamos todas rellenas las ponemos en la nevera durante toda la noche para que la crema esté bien fría y podamos freírlas bien.

En otro cazo pondremos la leche que hemos preparado para luego remojar las galletas, la hacemos hervir con la canela y la piel de limón, tapamos y dejamos infusionar durante la noche.

Al día siguiente añadimos la copita de brandy a la leche que previamente hemos colado.

Preparamos un plato con los huevos batidos, un cuenco con la leche y un plato con el azúcar y la canela.

Ponemos a calentar abundante aceite de girasol en una sartén.

Remojamos las galletas por los dos lados, que queden bien remojadas pero que no se rompan, luego las pasamos por huevo y las freímos por los dos lados hasta que estén doradas.

Pasamos por azúcar y canela, colocamos en una fuente de servir, dejamos enfriar completamente y luego conservamos en frío hasta la hora de comerlas.

Espero que os gusten mucho.

Image and video hosting by TinyPic

viernes, 17 de mayo de 2019

PASTA ALFREDO CON GAMBAS Y ESPINACAS


Llevaba viendo esta receta en Facebook desde hace un montón de tiempo y cada vez que la veía pensaba que podía estar muy rica, luego pasaba un tiempo sin verla y ya me olvidaba de ella, lo cierto es que ayer pensé en hacerla porque estaba segura de que tenía gambas en el congelador, jijiji, al final he tenido que ir a comprarlas.

De paso hemos aprovechado para preparar pasta fresca. La receta en si es sencilla, se tarda un poquito en amasar y luego al estirar. Menos mal que tenemos una pequeña maquina manual para estirar pasta.

La receta de todas formas se puede hacer con pasta fresca comprada o con pasta seca, pero desde luego con pasta fresca está mucho más rica.

Es una forma muy distinta de comer pasta, el resultado en conjunto está muy bueno, así que os animo a hacerla algún día.


Para la pasta necesitamos (4 personas):

400 gr de harina por persona
4 huevos
3 cucharadas de aceite de oliva
Media cucharadita de sal.

PARA LA SALSA:

4 Cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
4 dientes de ajo
600 gr de gambas peladas
1 cebolla
1 manojo de espinacas o bien una bolsa
7 lonchas de bacon
70 gr de queso parmesano
1 brick de 500 ml de nata de cocina
Sal, pimienta.

Para hacer la pasta fresca pondremos en un cuenco la harina, de la que reservaremos unos 60gr, la sal y los huevos.

Vamos batiendo los huevos, añadimos las cucharadas de aceite y mezclamos todo bien, amasamos todo durante al menos 15 minutos.

Si vemos que la masa está un poco pegajosa vamos añadiendo un poco de la harina que habíamos reservado, amasamos hasta que quede bien manejable y lisa, no debe pegarse en las manos.

Una vez que tengamos lista la masa la cubrimos con un papel film y la dejamos reposar una media hora.

La estiramos bien con la maquina o con el rodillo, para poder estirar bien la cubrimos con harina, dejamos que se seque unos 10 minutos y luego cortamos los tallarines doblando las tiras de masa con cuidado para que no que no se queden pegadas, a ser posible dejar secar los tallarines en un palo un rato antes de cocinar.

Para hacer la salsa:

Pelamos los ajos y los cortamos en trocitos pequeños, los ponemos a dorar en una sartén grande o en un wok, una vez que empiecen a dorarse añadimos las gambas y las salteamos hasta que dejen de estar transparentes, sacamos las gambas y las reservamos.


En ese mismo aceite con los ajos ponemos a pochar la cebolla cortada en trocitos pequeños con un poco de sal, cuando empiece a tomar color añadimos las espinacas, dejamos que se hagan unos 10 minutos, luego añadimos la nata liquida, un poco de sal y pimienta, cocemos unos 5 minutos.

En una sartén sin aceite pondremos a dorar el bacon cortado en trocitos pequeños, una vez dorado retiramos la grasa que  haya soltado.

Cocemos la pasta, si es la que hemos preparado con 3 minutos será suficiente. Para el resto seguir las indicaciones del fabricante.

Escurrimos la pasta y la pasamos al wok de la salsa, ponemos también las gambas (con el aceite que hayan soltado), el bacon y el queso parmesano, mezclamos bien y dejamos que se mezclen los sabores  un par de minutos, servir inmediatamente.


NOTA. En la receta original añade mucho perejil picado, pero nosotros solo hemos puesto un poco y no nos ha gustado mucho.


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 15 de mayo de 2019

BORRACHUELOS MALAGUEÑOS


Yo no tenía ni idea que existía este dulce hasta que buscando recetas típicas de Semana Santa me apareció en distintos blogs, me pareció que tenían que estar deliciosos porque según pude ver son una especie de masa de pestiño relleno de cabello de ángel.

Como tengo una sobrina política que es de Málaga, perdón que tengo dos sobrinas políticas malagueñas,  le  pregunté a una de ellas si sabía cómo se hacían o si bien me podía conseguir la receta. Una prima suya me recomendó la receta del blog “De Rechupete” y lo cierto es que están realmente buenísimos.

Son un poco laboriosos de hacer, no digo difíciles, pero si hay que hacerlos con calma, el resultado merece la pena.


INGREDIENTES:

500 gr de harina de trigo
50 ml de vino dulce tipo Málaga Virgen
50 ml de vino blanco seco, tipo palomino
50 ml de anís dulce
50 ml de zumo de naranja
125 gr de manteca de cerdo
10 gr de ajonjolí (también llamado sésamo)
10 gr de matalauva (anís)
60 gr de azúcar
La ralladura de una naranja
La piel de una naranja y la de un limón
1 pizca de sal
Aceite suave para freír
Azúcar para rebozar
1 lata de cabello de ángel para el relleno.

Pondremos a calentar la manteca de cerdo en una sartén pequeña, cuando esté derretida añadimos la piel de naranja y de limón, dejamos cocer hasta que la pieles se empiecen a dorar, apagamos el fuego y añadimos el ajonjolí y la matalauva, reservamos.

En un bol grande pondremos la harina, los licores, el zumo, la ralladura de naranja, el azúcar y una pizca de sal, removemos con ayuda de una cuchara de madera.

Añadimos la manteca que ya estará templada, previamente habremos quitado las pieles de naranja y limón, mezclamos todo bien, primero con la cuchara y luego con las manos hasta que la masa haya absorbido toda la grasa y no se nos pegue en las manos. Hacemos una bola con la masa, tapamos y dejamos reposar una hora.

Una vez pasada la hora de reposo haremos bolitas del tamaño de una nuez, unos 30 gr cada una, estiramos cada bolita con un rodillo hasta que tenga forma ovalada.

Existen unos rodillos especiales que van dejando unos canalillos en la masa al estirarla, como no disponemos de un rodillo de esos lo haremos con un tenedor.


Damos la vuelta a la masa y ponemos una cucharada de cabello de ángel en cada pieza, sellamos los bordes con el mismo tenedor o bien hacemos un pequeño repulgo para que no se salga el relleno.


En una sartén mediana y honda pondremos abundante aceite a calentar, cuando el aceite esté bien caliente vamos friendo los borrachuelos por los dos lados, hay que controlar la temperatura del aceite para que no se quemen por fuera y queden crudos por dentro.

Sacamos a un plato con papel para retirar el exceso de grasa.

Cuando aún estén calientes vamos rebozando o en azúcar, pasamos a una fuente de servir.


NOTA. Al igual que los pestiños se pueden también bañar en miel. Para eso pondremos miel a calentar con agua, 1 parte de agua por cada cuatro de miel. Una vez que esté caliente vamos sumergiendo los borrachuelos (tienen que estar totalmente fríos) sacamos a  una rejilla para que escurran el sobrante y se sequen.



Image and video hosting by TinyPic

lunes, 13 de mayo de 2019

ROLLITOS DE TERNERA, CIRUELAS Y GORGONZOLA.


Esta receta estaba en una revista del Día que me dieron en Navidad, la receta en si me gustó bastante, la foto desde luego es bastante distinta a cómo quedan en realidad, pero aun así tiene muy buena pinta. Me chocó que en los ingredientes incluye ciruelas y luego cuando lees la receta las ciruelas desaparecen, nosotras las hemos puesto y lo cierto es que le quedan muy bien.

Queda una salsa muy gustosa debido al queso, así que si no te gusta el queso mejor que no la hagas.


INGREDIENTES:

6 filetes finitos de ternera (que sean bastante largos)
1 trozo de queso gorgonzola
6 lonchas de jamón serrano
1 cebolla
100 ml de caldo de verduras o de ave
100 ml de vino blanco seco
1 brick de nata de cocina
Hojas de salvia fresca
Aceite de oliva, sal

Pela la cebolla y la cortas en trocitos pequeños.

Corta los filetes en dos trozos iguales, dale unos golpes para que queden bien planos, extiende sobre ellos las lochas de jamón serrano, el queso gorgonzola y una hoja de salvia.

Enrolla cada uno de ellos y fíjalos con un palillo, pasa ligeramente por harina, fríe en una sartén con  aceite de oliva, reserva.

En esa misma sartén pon a pochar la cebolla con un poco de sal, una vez que empiece a tomar color añade los rollitos, el vino blanco y el caldo de verduras o ave. Deja cocer unos 10-15 minutos, luego añade el brick de nata liquida, cocina a fuego lento otros 15 minutos hasta que la salsa esté espesa.


Fríe unas hojas de salvia hasta que estén crujientes, sirve los rollitos con su salsa y una hojita de salvia frita, los puedes acompañar con arroz blanco.





Image and video hosting by TinyPic

domingo, 12 de mayo de 2019

BIZCOCHO DE CLARAS DE HUEVO Y LECHE CONDENSADA | APROVECHANDO CLARAS|



Cada vez que preparo una crema pastelera me encuentro con un montón de claras sobrantes a las que hay que dar salida, los merengues están muy bien pero se hacen demasiado pesados y un bizcocho gusta más a todo el mundo.

En el blog ya hay unos cuantos bizcochos de claras de huevo, mirando cosas diferentes en la web de Nestlé encontré este con leche condensada, podéis ver la receta Aquí, yo no le he puesto almendras fileteadas porque lo usé con la crema sobrante de otra receta para montar una tarta.

Queda un bizcocho ideal para montar una tarta jugoso pero elástico se puede manipular muy bien desde luego pasa a nuestras recetas básicas.   

El bizcocho queda muy rico, con un sabor a limón muy bueno, ideal para una tarta casera de crema pastelera y yema tostada (que en unos días tendréis en el blog). Aquí podéis hacer modificaciones cambiar el limón por naranja añadir canela etc. 


200 g de Leche condensada LA LECHERA
8 claras de huevo
250 gr de harina
10 gr de levadura en polvo
100 ml de aceite de girasol
50 ml de leche 
La ralladura de medio limón
50 gr de azúcar.

Precalentar el horno a 180º con calor por arriba y por abajo

Poner en un bol por este orden la leche condensada, la leche, el aceite, la mitad de la harina, la levadura y la ralladura de limón. Mezclar todo bien.

Batir las claras a punto de nieve, cuando empiecen a estar montadas ir poniendo poco a poco el azúcar, una vez bien montadas cogemos una parte y la incorporamos a la masa que habíamos preparado, terminamos de incorporar la harina, luego poco a poco vamos incorporando el resto de las claras montadas mezclando con movimientos suaves y envolventes para que no baje, ir haciéndolo poco a poco,

Verter la preparación en un molde de 20 cm previamente engrasado y enharinado Hornear unos 40 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar salga limpio

Dejar unos minutos en el molde al retirarlo del horno, desmoldar y acabar de enfriar en una rejilla.

Una vez frio podéis comerlo directamente así o bien con azúcar glas o preparar una tarta como esta.

Image and video hosting by TinyPic

sábado, 11 de mayo de 2019

TORTAS DE MANTECA


Mi suegra hacia tortas de manteca, yo creo que no las probé nunca, tampoco probé sus migas de harina que todo el mundo dice que estaban muy ricas, mi hija siempre se acuerda de las migas de su abuela, también de los macarrones gratinados, de la nocilla de casa de la yaya que estaba más rica que la de casa, a veces nos ponemos nostálgicos y recordamos  platos sencillos que nos transportan a otras épocas, eso es lo que ha pasado con estas tortas, mi marido siempre habla de las tortas de manteca que hacia su madre, el otro día cayo en nuestras manos una receta de tortas, así que ya no había excusa para no hacerlas.

Con pocos ingredientes la verdad es que sale un dulce sencillo y delicioso.

El que quiera puede añadir a la masa un poco de azúcar, canela, matalaúva  (anís), cualquier aromatizante que os guste, nosotras solo hemos puesto ralladura de limón y azúcar por arriba. El resultado es un pecado, están deliciosas, la manteca hace esas cosas.


INGREDIENTES:

500 gr de harina de fuerza
300 ml de agua tibia
25 gramos de levadura fresca de panadero
Ralladura de 1 limón
200 gramos de manteca
Media cucharadita de sal.
Azúcar para espolvorear (sed generosos que no lleva en la masa)


Nosotras usamos la Kitchend Aid para hacer las masas, la podéis hacer a mano, o en la máquina que tengáis.

En el bol de la Kitchend pondremos el agua tibia y disolvemos la levadura, a continuación añadimos la harina, la ralladura de limón y la sal.

Amasamos hasta que esté lisa y elástica.

Ahora vamos añadiendo la manteca sin dejar de amasar en trocitos pequeños, vamos poco a poco hasta que esté totalmente integrada.

Amasamos hasta que no se pegue en las paredes del bol.

Dejamos reposar hasta que doble de volumen. Una vez lista la partimos en 4 trozos y la estiramos bien, añadimos abundante azúcar por arriba.

Cocemos en el horno previamente calentado a 200º con calor por arriba y por abajo unos 15-20 minutos hasta que estén doradas, enfriar sobre una rejilla.

Espero que las disfrutéis tanto como nosotros.




Image and video hosting by TinyPic

jueves, 9 de mayo de 2019

LOS BUÑUELOS DE BACALAO DE LA MADRE DE DANI GARCÍA


Creo que en el blog ya hay varias recetas de buñuelos de bacalao, pero esta me pareció interesante por el uso de la cerveza y el alioli en la masa. Tocaba ponerla en práctica y la verdad es que no nos defraudo, claro que a nosotros el bacalao nos encanta y unos buenos buñuelos mucho más.

Es una receta muy sencilla de hacer y salen bastantes buñuelos, os puede servir como aperitivo en una comida familiar o con amigos, sale una buena fuente…. Aunque mi hijo siempre dice: Has hecho pocos, no?

Cada vez que los hago me acuerdo de mi padre, le gustaban mucho.


INGREDIENTES:

Para la masa:

230 gr de harina
2 huevos
150 ml de leche (agua según Dani Garcia, no la he usado toda)
50 ml de Cerveza
½ cucharadita de levadura tipo royal
1 manojo de perejil fresco
1 diente de ajo pequeño
Sal
½ cucharadita de colorante alimentario
300 gr de bacalao desalado desmigado

Para el alioli:

1 ajo
1 yema
Zumo de medio limón
1 vasito de aceite de oliva
Un poco de sal

Necesitamos también aceite para freír.

En un cuenco pondremos los huevos, un tercio de la leche y la cerveza, vamos batiendo con las varillas.
En otro cuenco pondremos la harina, la levadura royal y un poquito de sal, mezclamos.

Mezclamos la harina con los huevos, nos tiene que quedar una masa densa tipo gachas, si es necesario podéis añadir un poco más de la leche que hemos reservado, añadimos el colorante alimentario y otra pizca de sal.

Juntamos en la masa el bacalao desmigado, el perejil picado, el diente de ajo en trocitos muy pequeños y dos cucharadas o 3 de alioli, mezclamos todo bien.

Ponemos el aceite a calentar y cuando esté a 180º vamos poniendo porciones de la masa con una cuchara sopera, freímos hasta que estén dorados por todos los lados.

Para el alioli:
Hacemos un alioli rápido con el vaso de la túrmix. En el vaso de la túrmix ponemos todos los ingredientes del alioli y emulsionamos de un golpe con movimientos abajo-arriba. Usar dos o tres cucharadas para aderezar la masa de buñuelo y el resto del alioli rápido lo guardamos para acompañar los buñuelos.

Los buñuelos quedan realmente muy ricos, me gustaron mucho.


La receta original de Dani García  lleva agua en lugar de leche y no lleva ajo en trocitos, pero a mí me gustan los buñuelos con un poquito de ajo en trocitos



Image and video hosting by TinyPic

martes, 7 de mayo de 2019

TARTA DE CAFÉ CON LECHE Y CREMA DE BAILEYS



Hace unos días subí el bizcocho de leche caliente, ese día pensé en que con café con leche también debería estar muy rico, una vez que estaba ya preparado pensamos en convertirlo en tarta pero de una manera muy sencilla, solo con una capa de bizcocho y toda la crema arriba.

La cobertura del bizcocho es nata montada con licor de Baileys, el conjunto está muy rico. De todas formas si preparáis un almíbar con un poco del mismo licor aún estará más rico aún.

Para hacer la tarta tendremos que hacer primero el bizcocho y lo dejaremos que se enfríe, luego preparamos la crema y terminamos la tarta.


BIZCOCHO DE CAFÉ CON LECHE CALIENTE

120 gr de harina
150 gr de azúcar
1 cucharada sopera de café instantáneo
Una pizca de sal
1 ½ cucharadita de levadura en polvo
2 huevos grandes a temperatura ambiente
75 gr de mantequilla sin sal
120 gr de leche entera

NATA MONTADA AL BAILEYS

2 brick de nata de montar bien fría
90 gr de azúcar glas
10 gr de estabilizante para nata
4 cucharadas soperas de Baileys.



Empezamos preparando el bizcocho y para ello pondremos a calentar el horno a 160 con calor por arriba y por abajo.

Preparamos un molde cuadrado de unos 20 cm de lado con papel de horno.

En un tazón batimos los huevos hasta que estén espumosos, agregamos el azúcar y la sal, batimos hasta que el azúcar esté bien disuelto.

En otro tazón pondremos la harina y la levadura, reservamos.

En un cazo ponemos a calentar la mantequilla con la leche y el café, dejamos cocer hasta que la mantequilla esté totalmente derretida y el café se haya disuelto.

Agregamos la harina a la mezcla de huevos y azúcar. Inmediatamente vertemos la leche con el café caliente, mezclamos bien y pasamos al molde.

Horneamos durante unos 30 minutos hasta que al pinchar salga limpio.

Dejamos enfriar 10 minutos en el molde y luego en una rejilla.

Para la nata montada al Baileys, pondremos la nata bien fría en la batidora, añadimos las 4 cucharadas de licor. En un cuenco mezclamos el azúcar con el estabilizante, lo añadimos a la nata y montamos hasta que esté bien firme.

Cubrimos el bizcocho con la Nata montada al Baileys, justo antes de servir podemos espolvorear con un poco de cacao en polvo.

Espero que os guste.


Image and video hosting by TinyPic

domingo, 5 de mayo de 2019

CONEJO GUISADO


Me gusta ir cambiando las formas de hacer las diferentes carnes, el conejo en casa nos gusta bastante, la verdad es que hace ya un par de meses o más que lo hice  y hasta ahora no me había acordado.

Queda una receta muy completa y la salsa estaba muy buena, os recomiendo que lo preparéis.


INGREDIENTES:

1 conejo de kilo o kilo y medio
3 patatas grandes
1 cebolla
½ puerro
1 zanahoria
1 tomate
2 dientes de ajo
300 ml de vino tinto de buena calidad
40 gr de mantequilla
Tomillo fresco, pimienta
Aceite de oliva virgen extra
Perejil, sal.

Pelamos las patatas y las hacemos trozos, las ponemos a cocer en una olla con agua y sal hasta que estén tiernas.
Una vez listas, las pasamos por el pasapurés, añadimos la mantequilla, salpimentamos y mezclamos bien, reservamos.
Troceamos y salpimentamos el conejo, lo doramos a fuego medio alto con un buen chorro de aceite de oliva, troceamos los dos dientes de ajo y los ponemos junto al conejo a dorar, añadimos las verduras cortadas en trocitos pequeños, dejamos pochar a fuego lento hasta que estén tiernas, en ese punto añadimos el tomate troceado y el tomillo, rehogamos dos minutos y añadimos el vino.

Tapamos el guiso y dejamos cocinar unos 20 minutos a fuego lento o bien cocemos en la olla de cocción lenta en alta hasta que esté bien tierno.

Retiramos los trozos de conejo y trituramos la salsa.

Pasamos la salsa por colador, volvemos a poner con el conejo, si está un poco liquida la pondremos a reducir.


Servir el conejo con su salsa y un poco del puré de patatas que habíamos preparado (si os gusta podéis añadir un poco de perejil picado por arriba)



Image and video hosting by TinyPic

sábado, 4 de mayo de 2019

YEMA PASTELERA | ELABORACIÓN BÁSICA DE PASTELERÍA


Esta receta ya está en el blog incluida en la receta de una tarta, pero creemos que es una preparación lo suficientemente importante como para que tenga una entrada propia.

La yema pastelera no es complicada, pero hay que enfriarla convenientemente para que no se ponga de un color verdoso.

Una vez enfriada la podemos guardar bien tapada en el frigorífico unos pocos días.

Poniéndola azúcar por encima la podremos tostar y queda realmente muy buena.

INGREDIENTES:

200 gr de huevos
200 gr de azúcar
90 ml de agua
10 gr de maicena.

Mezlcar los huevos y el agua con la varilla despacio sin formar espuma, colar con un chino dando vueltas fuertes con la varilla para que pase la clara de huevo y no las impurezas que a veces tienen los huevos.




 Mezclar el azúcar y la maicena.

Añadir esta mezcla al cazo donde tenemos los huevos con el agua, calentar hasta que se espese como si fuese una crema pastelera, sin dejar de remover para que no se pegue, una vez lista la pasamos a una fuente o molde y la vamos moviendo con una lengua durante unos 10 minutos hasta que este fría, de este modo evitamos que se oxide y se vuelva verde.



Conservar en frío y tapada hasta su utilización.
Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails