viernes, 22 de enero de 2021

CREMA DE ZANAHORIAS Y PUERROS CON PARMESANO


Una crema de verduras de primer plato en invierno siempre es una opción muy acertada, pero una crema no es poner todo en la olla con agua y triturar, hay que hacer las cosas con mimo, pochar bien los ingredientes con aceite de oliva, cocer, triturar y sobre todo pasar luego por un colador fino o por un chino para que no queden hebras, ni grumos, y quede una crema fina y agradable al paladar, en este caso al llevar puerro se hace imprescindible hacerlo, desde luego el resultado merece la pena.

Por lo demás es una crema bien sencilla y muy rica. Para no hacerla excesivamente calórica hemos optado por no añadir trocitos de pan frito, solo unos trocitos de pan tostado para hacer las fotos, vosotros podéis poner el pan frito que le queda mucho mejor.



Ingredientes:

400 gr de zanahorias ya limpias

3 puerros

1 patata grande

60 gr de queso parmesano (sin rallar)

Aceite de oliva, sal, pimienta negra, nuez moscada

1 litro de agua.

En la misma olla donde vayamos a cocer la crema ponemos un poco de aceite de oliva, limpiamos los puerros y los hacemos trozos pequeños, los ponemos a pochar con un poco de sal tapados a fuego medio, pasados unos 10 minutos añadimos las zanahorias, damos unas vueltas y dejamos pochar junto otros 5 minutos, añadimos la patata pelada y cortada en trozos, un poco de pimienta y nuez moscada al gusto, ponemos el agua y dejamos cocer hasta que esté todo bien tierno.

Partimos el queso en trocitos y lo ponemos en la olla una vez que la tengamos fuera del fuego, trituramos todo el conjunto hasta que quede bien fino, probamos y rectificamos de sal si es necesario, pasamos por un colador para que quede una crema bien fina

Servir caliente, sola o con pan tostado o frito, también se puede servir con un poco de queso rallado por encima.


miércoles, 20 de enero de 2021

PULPO A LA PARRILLA SOBRE PURÉ DE PATATAS CREMOSO


En enero siempre quedan cosas tanto en la nevera como en el congelador que compramos de cara a Navidad y que al final esos días no nos comemos, por eso enero para mi es el mes del congelador (este año además enero está siendo muy frio, un congelador de cosas si las dejas en la calle).

Este pulpo lo compré ya cocido para comerlo alguno de los días de Navidad, así que fue el segundo plato un día de esta semana, junto con una crema de zanahorias que os subiré próximamente.

Es una receta muy sencilla, solo es cortar las patas del pulpo, pasar por la sartén con un poco de aceite o como yo en la freidora de aire, colocar sobre el puré de patatas (que ahora os explico cómo hacerlo), aliñarlo con un poco de sal maldon, pimentón picante al gusto y un chorrito de aceite, como veis la única complicación es hacer un buen puré de patatas (no suelo usar de los instantáneos, pero para los que tengáis mucha prisa…. )


Ingredientes:

Un pulpo mediano (dos patas por persona)

800 gr de patatas

200 ml de nata de cocina

50 de mantequilla

Sal, nuez moscada.


Cocer las patatas en agua con sal hasta que estén tiernas, si son patatas nuevas mejor cocer con su piel, pasar las patatas por un pasapurés, hay que lo hace con un procesador de alimentos pero a mí me gusta más esta textura.

Partir la mantequilla en trocitos y añadirla al puré, poner un poco de nuez moscada y sal, mezclar bien hasta que la mantequilla esté bien integrada, luego ir añadiendo poco a poco la nata de cocina, rectificar de sal, si os gusta más blandito podéis añadir un poco del agua de cocer las patatas, pero así queda perfecto, reservar y calentar en el momento de servir unos minutos en el microondas.

Separar las patas del pulpo, marcar por los dos lados en una sartén con un poco de aceite, o bien poner en la freidora de aire, pulverizar con un poco de aceite y cocinar  10 minutos a 200º.

Para montar el plato colocar una buena cantidad de puré de patatas caliente, sobre el las dos patas de pulpo, añadir un poco de sal maldon, pimentón picante (o no) al gusto y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Espero que os guste, a nosotros nos gustó mucho, y se hace en un momento (una vez tienes el puré hecho claro)







lunes, 18 de enero de 2021

CREMA DE CALABAZA ASADA CON NISCALOS SALTEADOS


Asar la calabaza potencia mucho el sabor  de la misma y hace que esta crema sea realmente deliciosa además de muy sencilla de hacer. Una de las cosas más importantes a la hora de hacer cremas de verduras y hortalizas es pochar bien todos los ingredientes, para mi realzan mucho el sabor de la crema final. Otra de las cosas super importantes es pasar por un colador fino la crema al final para que el resultado sea una crema de 10 (de hecho en casa tengo a alguno que no se come la crema si no está bien tamizada), os aseguro que cambia tanto el resultado que merece la pena invertir unos pocos minutos en hacerlo.

En el blog tenemos infinidad de recetas con calabaza, legumbres, arroz, sopas y cremas, tartas, bizcochos, etc. En el apartado de sopas y cremas podéis elegir entre:

Crema de calabaza y membrillo

Crema de calabaza y leche de coco

Crema de calabaza y coco

Crema de espinacas y calabaza

Crema de calabaza y zanahoria con leche de coco

Crema de calabaza y boniato

Crema de calabaza al moscatel

Sopa de calabaza y apio al tomillo

Sopa con calabaza y albóndigas de queso

Sopa de calabaza y albóndigas


Como podéis comprobar tenemos sopas y cremas para todos los gustos, ahora sumaremos esta que o bien la podéis hacer con níscalos en la temporada o bien con cualquier otra seta que os guste, con unos champiñones Portobello también quedaría perfecta.

Para hacerla vamos a necesitar:

1 kg de calabaza asada

 1 cebolla

1 patata mediana

Sal, aceite de oliva, pimienta.

50 gramos de pipas de calabaza

300 gr de níscalos limpios en trozos, si son pequeños enteros

1 diente de ajo pequeño

30 gramos de jamón en trocitos.


La calabaza la podéis asar tanto entera como en trozos, no es necesario que quede tostada solo que esté bien blandita (yo la hago en la freidora de aire) se puede hacer también en el microondas.

En una olla pondremos a pochar con un poco de aceite la cebolla cortada en juliana con una pizca de sal, cuando la tengamos bien transparente añadimos la calabaza asada, y la patata cortada en trozos, damos unas vueltas, salpimentamos y cubrimos con agua o caldo de verduras, también se puede poner un caldo de ave o una pastilla de avecrem. Dejamos cocer  hasta que la patata esté tierna.

Trituramos la crema y la pasamos por un colador fino, rectificamos de sal y pimienta (en casa nos gusta con bastante pimienta).

Salteamos las pipas de calabaza con un poco de aceite y sal, reservamos.

Limpiamos los níscalos y los partimos en trozos si es necesario.

En una sartén ponemos un poquito de aceite a calentar, cuando esté bien caliente añadimos las setas, dejamos que se hagan unos 5 minutos, añadimos el ajo en trocitos, salteamos unos minutos, por ultimo ponemos el jamón en trocitos y damos unas vueltas.

Servimos la crema bien caliente con unas poquitas setas salteadas y las pipas de calabaza.

Espero que disfrutéis con esta crema tan otoñal.


domingo, 17 de enero de 2021

NARANJAS EN ALMIBAR DE AZUCAR MORENO Y ANIS ESTRELLADO

Ya os hablé hace unos días del regalo de Naranjas Masil, nos ha encantado todo y le estamos sacando mucho provecho, en cuanto acabe este episodio de frio extremo que tiene el país paralizado tengo que hacer un pedido porque ya no nos quedan ni naranjas ni mandarinas, y los hoshigaki nos han gustado mucho y volaron.

Algunas de las naranjas las preparamos con este almíbar de azúcar moreno, quedan muy ricas y es una forma de que coman fruta aquellos a los que no les gusta pelarla.

Vamos a necesitar:

Unas 8 naranjas

150 gramos de azúcar moreno

3 anises estrellados

La piel de una naranja (sin blanco)

150 ml de agua.


Pelar las naranjas a los vivo, sin dejar nada de blanco, cortarlas en rodajas pero dejarlas montadas como si estuviesen sin cortar, reservar.

Poner el cazo el agua, el azúcar, la piel de la naranja y el anís estrellado, cocer hasta que reduzca un poco, dejar enfriar.

Colocar las naranjas en un cuenco amplio, cubrir con el almíbar y dejar reposar en frío un par de horas para que tomen el sabor.



viernes, 15 de enero de 2021

ROLLITOS DE POLLO RELLENOS DE JAMÓN, FOIE Y MERMELADA DE CEBOLLA


Receta sencilla y muy sabrosa para aprovechar ese trozo de foie que ha quedado después de las navidades, puedes usar una mouse de pato, concretamente yo uso el foie micuit de Lidl, que como cada vez comemos menos siempre sobra un trozo y al final anda dando vueltas por la nevera.

He aprovechado para liquidar también la mermelada de cebolla que compré en Día y que no estaba tan rica como la que suelo preparar, pero como estaba en plan de vagancia cocinera pues…., pero en los rollitos ha quedado muy bien porque no es excesivamente dulce.

Si queréis que queden con mejor forma podéis atarlos, yo opté por no hacerlo, tampoco quedan mal.


Vamos a necesitar:

2 pechugas de pollo en filetes finos

6 lonchas de jamón serrano o ibérico (yo ibérico)

Mermelada de cebolla

1 trozo de foie de unos 100 gr

½ cebolla

1 diente de ajo

1 copa de vino blanco

1 copa de agua

1 cucharada de postre de maicena

Aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta.


Reparte los filetes de pechuga de forma que te salgan unas 3 o 4 partes más o menos iguales, extiende los filetes sobre papel film, aplasta un poco, cubre con el jamón, sobre el jamón coloca una cucharada de mermelada de cebolla, extiende bien la mermelada, en uno de los extremos coloca unos bastoncitos de foie, enrolla las pechugas con cuidado, forma el rollito ayudándote del papel film, enrolla bien los extremos de papel film, reserva. Haz lo mismo con el resto de los filetes de pechuga. Deja los rollitos envueltos en film en la nevera hasta el día siguiente para que sea más sencillo manejarlos o bien ponlos una media hora en el congelador.

Desenvuelve con cuidado los rollitos, salpimienta por todos los lados, en una sartén con un poco de aceite dóralos, ten cuidado de que no se desmonten (si crees que se te van a desmontar puedes atarlos un poco) pásalos a una fuente de horno.

En ese mismo aceite pocha el diente de ajo cortado en trocitos pequeños, cuando empiece a tomar color añade la cebolla cortada pequeña, deja pochar lentamente hasta que la cebolla esté transparente, en este punto añade si te ha sobrado una  cucharada de mermelada de cebolla, da unas vueltas y vierte la copa de vino, reduce un poco para que pierda el alcohol. Pon en el vaso de la batidora la mezcla de la sartén, la cucharadita de maicena y la copa de agua, tritura todo bien. Si quieres que quede una salsa más fina pasa por un colador, vierte la mezcla sobre los rollitos de pechuga, lleva al horno previamente calentado a 190º con aire y calor por abajo unos 20 minutos, sirve caliente.




miércoles, 13 de enero de 2021

COLIFLOR GRATINADA CON QUESO STILTON


En casa nos gustan mucho los quesos por lo que en Navidad compro un amplio surtido y al final siempre hay alguno que va quedando en la nevera, en este caso ha sido el Stilton porque era el trozo más grande.

Una parte del sobrante lo he empleado en hacer una crema de queso que suelo hacer cuando sobra queso azul de algún tipo, es bien sencillo, aplastas bien el queso azul sobrante (tipo del de hojas, el Stilton, roquefort) y lo mezclas con una tarrina de queso crema, yo primero aplasto el queso y luego en la picadora lo mezclo con el queso crema, lo guardo en un tarro de cristal y en tostadas está muy rico, cuanto más queso azul pongas más fuerte estará la mezcla.

Como aún quedaba otro trozo he pensado en hacer esta coliflor, el Stilton no queda muy fuerte, la mezcla resulta muy rica y es muy sencillo de hacer.

Ingredientes:

1 coliflor mediana

150 gr de queso Stilton o el queso azul que tengáis sobrante

Un poco de queso para gratinar (yo gouda tierno que es el que tenía por el frigorífico)

Para la bechamel:

40 gr de mantequilla

40 gr de harina

600 ml de leche

Sal, pimienta, nuez moscada.

Engrasa un molde de horno con un poco de mantequilla, reserva

Haz ramitos de coliflor no excesivamente grandes, cuece la coliflor unos 8 minutos (5 si te gusta un poco más al dente) en agua hirviendo con sal, escurre bien y reserva.

Para preparar la bechamel pon en un cazo la mantequilla con la harina, un poco de sal, pimienta y nuez moscada al gusto, cuece hasta que la mezcla empiece a tostarse, aparta un poco del fuego. Calienta la leche, de esta forma no salen tantos grumos, ves poniendo toda la leche en la mezcla de harina, removiendo sin parar con las varillas, dejar cocer unos minutos.

Partir el queso en trocitos, poner una tercera parte en la bechamel mientras la estamos haciendo, colocar la coliflor en la fuente que habíamos engrasado, repartir los trozos de queso uniformemente, cubrir con la bechamel, rallar un poquito de queso (solo un poco) sobre la bechamel y llevar al horno previamente calentado a 180º con aire y gratinador hasta que la bechamel burbujee y esté bien dorada.

Siento que falten algunas fotos, pero cuando me he dado cuenta ya se la estaban comiendo.


lunes, 11 de enero de 2021

GARBANZOS CON ESPINACAS ESPECIADAS



Las espinacas o te gustan o las odias, a mí me encantan, sobre todo si son frescas, más si son pequeñitas. Dan bastante trabajo a la hora de limpiarlas y que no tengan tierra, pero su sabor es infinitamente mejor que el de las de bolsa o el de las congeladas. De todas formas si no puedes encontrar espinacas frescas (en casi todos los mercadillos los puestos de frutas y verduras las tienen) puedes optar por las congeladas que te sacan del apuro.

Con los garbanzos pasa otro tanto, si es posible mejor los pones a remojo y los cueces tú mismo, hoy día con las ollas de cocción lenta este tema está totalmente resuelto, los pones en la olla y quedan perfectos. Pero lo mismo que con las espinacas… si no puedes hacerlos usa los de bote.

Yo suelo cocer bastantes garbanzos y así tengo para varias recetas diferentes. Para hacer esta receta necesitas:

500 gr de garbanzos cocidos

2 manojos de espinacas o 400 gr de espinacas congeladas

1 diente de ajo

1 rebanada de pan

50 gr de tomate frito

Media cucharadita de comino molido

Pimienta negra

1 cucharadita de pimentón dulce

Medio vaso de agua

Aceite de oliva virgen extra.



Lo primero que haremos es freír en un poco de aceite el diente de ajo cortado en trozos, una vez dorado lo retiramos al vaso de la batidora, en ese mismo aceite doramos la rebanada de pan, retiramos al vaso también, añadimos aquí el comino molido, un poco de pimienta negra recién molida, el tomate frito y el medio vasito de agua, trituramos todo y reservamos.

En esa misma sartén con un poquito más de aceite salteamos los garbanzos, si tenéis una freidora de aire los podéis freír en ella porque con poco aceite quedan estupendos, no hace falta que queden muy tostados, solo ligeramente.

Retiramos los garbanzos y ponemos las espinacas, si son frescas hay que limpiarlas bien y cortarlas en trozos, lavarlas dos o tres veces hasta que no tengan tierra, escurrir bien y saltear directamente en el aceite hasta que pierdan toda el agua. Si son congeladas ponerlas directamente hasta que pierdan igualmente toda el agua.

Cuando hayan perdido al agua añadiremos el sofrito que teníamos reservado, dejamos cocinar un par de minutos y por ultimo pondremos los garbanzos salteados, cocinamos todo junto unos 3-4 minutos, rectificamos de sal y pimienta, servir caliente.



jueves, 7 de enero de 2021

SOLOMILLO DE CERDO IBERICO A LA NARANJA


Esta receta es muy sencilla, se hace en un momento y se puede decir que con fondo de armario, vamos que la podemos hacer con cosas que tenemos en la despensa y en el congelador.

En el congelador siempre me gusta tener algo de carne de cerdo ibérico, desde solomillo hasta lagarto, de esta forma no tengo que ir constantemente a Emjamesa a comprar.

Para acompañar este solomillo podéis poner unas patatas asadas o un buen puré de patatas que le iría de maravilla.


Vamos a necesitar:

1 Solomillo de cerdo ibérico

Aceite de oliva

Sal, pimienta negra

50 gr de mermelada de naranja (mejor casera)

35 ml de vinagre de manzana

45 ml de salsa de soja

2 dientes de ajo

2 cucharadas de miel.

 

En un cazo pondremos los ajos en trocitos, la mermelada, el vinagre, la salsa de soja y la miel, mezclamos bien y reservamos.

Salpimentar el solomillo, en una sartén con  un poquito de aceite de oliva doramos el solomillo entero por todos los lados. Retiramos la sartén de fuego y añadimos la mezcla que teníamos reservada. Cocemos a fuego medio unos 15 minutos, vamos dando la vuelta al solomillo para que se haga por todos los lados, pasado este tiempo retiramos el solomillo a un plato y tapamos con papel de aluminio, mientras tanto reducidos la salsa unos minutos hasta que empiece a estar un poco densa.

Cortamos el solomillo en rodajas gruesas y servimos con su salsa.



lunes, 4 de enero de 2021

NARANJAS CONFITADAS EN OLLA DE COCCIÓN LENTA


En casa a todos nos gusta la naranja confitada en el roscón de Reyes, por eso casi siempre suelo preparar alguna, la que venden suele estar más seca y al hornear queda un poco dura. Este año además cuento con unas naranjas estupendas de Naranjas Masil, y quería hacerlas en la olla de cocción lenta para ver cómo quedan.

Terminada la prueba creo que han quedado perfectas.

Os voy contando como las he hecho

Necesitamos

2 naranjas hermosas y limpias

Agua

Sal

300 gr de azúcar (el mío aromatizado con vainilla, las vainas sobrantes las pongo en un bote lleno de azúcar)

200 ml de agua caliente.






 Lavar bien las naranjas, cortar en rodajas no muy gruesas, escaldar en agua hirviendo con un poquito de sal, escurrir y repetir el proceso dos veces más.

Colocar en la olla de cocción lenta, poner en un bol el agua caliente y azúcar, remover y verter sobre las naranjas, tapar la olla y cocer en alta 3 horas, pasado este tiempo destapar la olla y dejar unas 5 horas  destapada hasta que almíbar espese un poco, dejar enfriar y guardar en un recipiente junto con el almíbar. Yo las prefiero así para el roscón.

Si las queréis dejar secar para comer solas o bañadas en chocolate, ponerlas sobre una rejilla y dejarlas secar unas horas, mejor de un día para otro.







viernes, 1 de enero de 2021

BOMBONES DE FOIE & BOMBONES DE GORGONZOLA Y OREJONES


Vamos a empezar este 2021 con un aperitivo sencillo y vistoso, no se tarda nada en hacerlo, y sirve para acabar con ese foie que empieza a no estar presentable para poner en la mesa, habéis comprado demasiado queso gorgonzola o stilton o azul? Pues estos bombones también son muy adecuados para acabar con él.

Para los de foie necesitaremos:

Unos 100 gr de foie

Crocanti de almendra

Mermelada de cebolla (o cebolla caramelizada, lo que tengáis a mano)

Tostaditas

 


Para los de Gorgonzola:

Unos 80 gr de queso gorgonzola o cualquier otro queso azul que tengáis disponible

4 orejones de albaricoque

Sésamo caramelizado o nueces troceadas

Mermelada de tomate a la vainilla (u otra que os guste y que tengáis sobrante)

Tostaditas.


 Partimos en foie en trocitos de unos 9 gr cada uno, damos forma redondeada con las manos bien limpias, rebozados en el crocanti y ponemos en frio hasta el momento de servir. En el momento de emplatar pondremos una tostadita con un poco de mermelada de cebolla y encima el bombón de foie.

 

Para los de gorgonzola chafamos el queso con un tenedor, cortamos los orejones bien pequeñitos y lo mezclamos bien, hacemos bolitas máximo de unos 10 gr, dejamos en frio antes de pasar por el sésamo garrapiñado o por las nueces. Servimos sobre una tostadita con un poco de mermelada de tomate, también le quedaría estupenda la de albaricoque.

 

Feliz Año 2021, esperemos que este año sea mucho mejor que al anterior.




LinkWithin

Related Posts with Thumbnails