lunes, 17 de febrero de 2020

SUPER BIZCOCHO DE NARANJA CON GLASEADO



Los bizcochos húmedos son los que más gustan en casa, como ya os he dicho en otras ocasiones uno de los que más nos gusta es el de zanahoria.

Ahora estamos en plena temporada de naranjas por lo que hay que aprovecharla al máximo. Este super bizcocho lo podéis hacer con naranja sanguina también, a mí me queda el recuerdo de niña y no es que me llamen la atención.

Otra cosa, se puede dar más sabor añadiendo una cucharadita de Pasta de naranja de Sosa, estos concentrados dan buen sabor, pero si no tienes no pasa nada, con poner un poco más de ralladura de naranja se arregla.


Ingredientes:

300 gr de harina
1 cucharadita de las de café de sal
1 cucharadita de levadura tipo royal
½ cucharadita de bicarbonato
230 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
340 gr de azúcar
4 huevos tamaño L
1 sobre de azúcar de vainilla
La ralladura de 3 o 4 naranjas (sin la parte blanca y rallado fino)
100 ml de zumo de naranja recién exprimido
25 ml de cointreau (triple seco)*opcional, si no tienes pon zumo
180 ml de suero de leche (dos cucharadas soperas de vinagre o zumo de limón y el resto leche entera a temperatura ambiente, mover y dejar 10 minutos reposar)
1 cucharadita de pasta de naranja (opcional)


Glaseado de naranja:

150 gr de azúcar glas
2 - 3 cucharadas de zumo de naranja


Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Engrasamos un molde tipo bundt cake o corona con mantequilla, añadimos una cucharada sopera de harina que distribuimos bien por todo el molde, retiramos el exceso y reservamos.

En un cuenco mezclamos la harina con la sal, la levadura y el bicarbonato, reservamos.

Batimos la mantequilla durante un minuto hasta que quede cremosa, luego añadimos el azúcar, el sobre de azúcar de vainilla y la pasta de naranja si la usamos, batimos un par de minutos.

Añadimos los huevos de uno en uno, no se añade el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior. Una vez tengamos integrados todos los huevos ponemos la ralladura de naranja, el zumo de naranja y el cointreau.

A velocidad baja o con la ayuda de una lengua de cocina vamos añadiendo la harina en 3 veces intercalada con el suero de leche. Empezamos con harina, suero, harina, suero y acabamos con harina.

Ponemos la mezcla en el molde que teníamos preparado alisando un poco la superficie. Horneamos durante unos 50-55 minutos hasta que al pinchar salga limpio.

Dejar enfriar 10 minutos dentro del molde y luego volcar sobre una rejilla para que se termine de enfriar.

Para preparar el glaseado mezclamos el azúcar glas con un par de cucharadas de zumo de naranja, debe quedar una consistencia que podamos verter sobre el pastel, ni demasiado liquido ni demasiado espeso.

Poner un plato bajo la rejilla y cubrir el bizcocho con el glaseado, dejar secar un poco el glaseado antes de comer.

viernes, 14 de febrero de 2020

PATATAS RELLENAS Y GRATINADAS – LAS PATATAS DE LA ADO


 
Antes de nada pedir perdón porque soy hay tres fotos y no muy buenas, al contrario que las patatas que os aseguro que quedan deliciosas y a los niños, también a los no tan niños, les van a encantar.

Son las patatas de la Ado porque tradicionalmente en las comidas que organiza ella como sabe que nos gustan las suele hacer. Yo no las había hecho nunca, y el otro día pensé que como ahora hace tiempo que no nos podemos reunir pues estaría bien hacerlas. Las he hecho creo que tal como me dijo y han quedado muy ricas, llenan bastante y no tienen ninguna dificultad, así que manos a la obra.


Ingredientes:

6 patatas nuevas
150 gr de bacon
1 cebolla
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
 1 brick de nata de cocina
Sal, pimienta, nuez moscada
200 gr de queso emmental para gratinar.

Lavamos bien las patatas y las ponemos a cocer en abundante agua hirviendo con sal hasta que al pinchar estén tiernas.

Sacamos las patatas del agua y dejamos que se enfríen unos 10 minutos, pasado este tiempo con cuidado las partimos por la mitad, con ayuda de una cucharilla las vaciamos, reservamos la patata que hemos sacado.

Ponemos en una sartén el aceite, partimos la cebolla en trocitos pequeños y la ponemos a pochar, cuando empiece a tomar color añadimos el bacon en trocitos, dejamos que se haga durante unos 5 minutos.

Machacamos la patata que teníamos reservada, añadimos la cebolla con el bacon, también el brick de nata de cocina, salpimentamos al gusto y añadimos una pizca de nuez moscada, mezclamos bien, probamos y rectificamos de sal y pimienta si es necesario.

Rellenamos las barquitas de patata con esta mezcla y cubrimos con abundante queso emmental rallado.

Llevamos al horno previamente calentado a unos 190º hasta que el queso esté bien doradito. Servir.
Estoy segura de que os van a encantar.


miércoles, 12 de febrero de 2020

PASTEL DE PISTACHOS Y ALMENDRA


 

Hace unos días se pusieron en contacto con nosotras la empresa Pistamed, fue un contacto vía correo electrónico, en el que nos decían si queríamos colaborar con el ellos haciendo alguna receta con su producto.

Hemos hecho pocas colaboraciones, pero en este caso nos ha parecido que sería muy interesante hacerla ya que los pistachos en España todavía los usamos muy poco, los solemos comer salados como un aperitivo pero no los empleamos demasiado en otro tipo de preparaciones en las que se usan sin sal.

Además nos parece que la iniciativa es estupenda ya que es producto español, de calidad, con un packaging sostenible, de cultivo ecológico y por supuesto sin sal, con lo que podemos hacer diferentes recetas tanto dulces como saladas.

El producto lo podéis comprar directamente en su página web, PISTAMED, en diferentes formatos, desde bolsas de kg a granel, en unas cajitas de 100 gr con un diseño estupendo para comer y al mismo tiempo poder poner los restos, en bolsitas, lo mejor es que paséis por allí y lo veis. De esta forma nos garantizamos comprar un producto de una gran calidad y del que sabemos perfectamente su procedencia.

En el blog ya tenéis un par de recetas más con pistachos, unas Galletas de Pistachos que estaban deliciosas y otras Galletas de pistachos y chocolate que también son espectaculares, hoy vamos con un pastel, a ver que os parece.

Estoy pensando en hacer alguna receta salada, seguramente será un entrante….bueno ya veremos porque una carne con salsa de pistachos también puede quedar muy bien.



https://pistamed.com/

Vamos con los ingredientes de nuestro pastel:

250 gr de harina
1 cucharadita de levadura tipo royal
1 cucharadita de bicarbonato
Media cucharadita de sal
90 gr de mantequilla a temperatura ambiente
60 ml de aceite de oliva suave
2 huevos grandes
1 yogurt griego
100 gramos de pistachos molidos, pero que queden trozos
100 gr de harina de almendra
½ cucharadita de extracto de almendras amargas (opcional)
1 sobre de azúcar vainillado
80 ml de leche a temperatura ambiente
Colorante verde (opcional)
Para la ganache:
100 ml de nata 35% materia grasa
200 gr de chocolate blanco
Unas gotas de colorante verde
Pistachos en trozos para decorar.








Precalienta el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Engrasa un molde tipo bundt cake o de corona con mantequilla, espolvorea con un poco de harina, reserva.

Mezcla la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal, tamiza.

Bate la mantequilla con el azúcar durante un par de minutos, luego añade el aceite y bate hasta que se integre.

Añade los huevos de uno en uno, después añade el yogur y vuelve a batir, añade también el sobre de azúcar de vainilla y el extracto de almendras amargas si es que lo usas, también el colorante verde, solo un poquito. Añade la harina en 3 veces intercalando la leche, al final añade también los pistachos.

Hornea durante unos 40 minutos hasta que al pinchar salga limpio, deja enfriar antes de desmoldar.

Para preparar la ganache pon la nata en un cazo a hervir, una vez que esté hirviendo añade un poco de colorante verde y vierte la nata calientes sobre el chocolate blanco cortado en trocitos pequeños, mezcla hasta que se derrita completamente, dejar enfriar un poco antes de verter sobre el bizcocho
.
Cubre con trozos de pistachos y una vez que se enfríe totalmente la ganache ya se puede comer. Espero que os guste mucho y no dejéis de pasar por Pistamed a comprar vuestros pistachos. 













lunes, 10 de febrero de 2020

CANELONES DE ESPINACAS Y GAMBAS



Tengo especial debilidad por las espinacas, aunque no todas las espinacas me gustan, no me gustan las espinacas de bolsa ni las congeladas, me gusta comprar las espinacas en el mercadillo de los jueves de Peñaranda, las compro casi siempre en el mismo puesto porque las cultivan ellos mismos, son muy buenas, no voy a negar que dan mucho más trabajo porque hay que cortarlas, quitar las partes feas, y sobre todo lavarlas muy bien para que no tengan tierra, pero creo que el esfuerzo merece la pena.

Los canelones en todas sus variedades dan bastante trabajo, hay que cocer la pasta, preparar el relleno, dejar que se enfríe, hacer la bechamel etc., además de todo esto en este caso debemos sumar el  tiempo de pelar las gambas o gambones (yo he usado gambones), también se podrían usar gambas peladas congeladas pero no me gusta la textura que les queda después de cocinarlas por lo que no las suelo usar nunca. Además con las cabezas de las gambas y con un poco de cabeza de rape podéis hacer una sopa-crema realmente fabulosa, de esta forma aprovechamos todo, dedicamos un ratito más pero los resultados son excelentes.



Para estos canelones vamos a necesitar:

2 manojos de espinacas
2 dientes de ajo
16-18 gambones
4 cucharadas soperas de harina
1 brick de nata de cocina
200 ml de leche
Sal, pimienta, nuez moscada
1 paquete de canelones
½ litro de bechamel (aprox.)
10 gramos de queso parmesano recién rallado
Queso para gratinar.


Para preparar el relleno procedemos tal como he explicado arriba con las espinacas, una vez limpias y escurridas las ponemos en un wok con un poco de aceite hasta que pierdan toda el agua, reservamos.

Pelamos los gambones y reservamos las cabezas para una sopa o un caldo, les quitamos esa especie de vena negra que tienen y que puede tener algo de tierra, las cortamos en trocitos.

Ponemos el aceite en una sartén, salamos un poco las gambas y las pasamos hasta que dejen de estar transparentes, reservamos.

En ese mismo aceite pondremos los ajos cortados en trocitos pequeños, cuando empiecen a dorarse añadimos la harina, un poco de sal, pimienta y nuez moscada al gusto, añadimos las espinacas, la leche, la nata de cocina, damos unas vueltas y añadimos las gambas que teníamos reservadas, cocinamos hasta que tenga una textura cremosa pero no excesivamente liquida. Dejamos enfriar.

Preparamos la bechamel como tengáis costumbre, también podéis sustituir parte de la leche por caldo de gambas y así quedará con más sabor, una vez lista añadimos el queso parmesano y mezclamos bien.

Cocemos la pasta según indica el fabricante, una vez cocida la ponemos sobre un paño y rellenamos con una cantidad suficiente de espinacas y gambas, enrollamos y colocamos sobre una fuente de horno. Cubrimos con un poco de bechamel y queso de gratinar.

Cocemos en el horno hasta que el queso tenga un bonito color dorado.








 

viernes, 7 de febrero de 2020

BUNDT CAKE DE FRUTA ESCARCHADA Y AGUA DE AZAHAR

  


Seguimos acabando cositas de navidad, en este caso unos restos de frutas escarchadas del roscón.

De hecho este bundt cake es similar en sabor a un roscón solo que lleva los trocitos de fruta por dentro, es sencillo de hacer y lleva menos mantequilla de lo que suelen llevar los bundt, lo he encontrado en diferentes blogs, yo he cambiado la leche por yogur, nos ha encantado como ha quedado, la próxima vez creo que le pondré además del agua de azahar también un poco de ralladura de naranja y limón.


INGREDIENTES:

260 gr de harina de trigo
4 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de sal
110 g de mantequilla
250 gr de azúcar moreno
Dos cucharaditas de postre de agua de azahar
60 gr  aceite de oliva suave o bien de girasol
4 huevos tamaño L o 5 tamaño M
245 gramos de yogur natural sin azúcar
200 gr de frutas confitadas, cortadas a trocitos
Azúcar glas para decorar


Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo

Engrasamos el molde con mantequilla y ponemos una cucharada de harina que repartimos bien por el mismo.

Mezclamos la harina con la levadura y la sal

Batimos la mantequilla y el azúcar a velocidad media durante unos dos minutos, añadimos el aceite de oliva, el agua de azahar y mezclamos hasta que se integre.

Añadimos los huevos uno a uno, no añadimos el siguiente hasta que no esté integrado el anterior

Incorporamos alternativamente el yogur y la harina, empezamos con harina y acabamos con harina.
Agregamos las futas confitadas y las integramos con ayuda de una espátula.

Vertemos la masa en el molde y la alisamos un poco

Horneamos unos 40 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Dejamos enfriar 10 minutos en el molde y luego damos la vuelta en una rejilla.

Una vez frío espolvoreamos con un poco de azúcar glas por encima como decoración





miércoles, 5 de febrero de 2020

QUICHE DE PASTA BRICK CON QUESO CREMA Y BROCOLI




  

Compré un paquete de pasta brick antes de Navidad pensando en hacer alguna cosa especial y al final no la usamos, y ya empezaba a estar cansada de verla por el frigorífico, yo suelo funcionar así, tengo algo en el frigorífico y pienso en que  receta hacer con lo que hay, y además de la pasta brick también tenía un poco de brócoli cocido (en casa no gusta mucho, espero que con el disfraz se lo coman sin rechistar) pues lista la cena de esta noche.

Es una receta sencilla de hacer, en las quiches lo más complicado es hacer la masa y que quede perfecta, como ya tenemos la masa hecha lo demás se hace en un momento.


Necesitamos:

Unos ramitos de brócoli ligeramente cocido
150 gr de bacon
1 cebolla
1 brick de nata de cocina
200 gr de queso crema tipo philadelphia
4 huevos
30 gr de queso parmesano
3 cucharadas soperas de aceite
Sal, pimienta, nuez moscada
5 hojas de pasta brick
Mantequilla para untar las hojas



Cortamos en bacon en tiras finas, lo doramos en una sartén con una gotita de aceite, escurrimos y reservamos. En la misma sartén con un poco más de aceite pochamos la cebolla cortada en trocitos pequeños con un poco de sal hasta que empiece a tomar color (hacerlo a fuego lento), escurrimos y reservamos.

Batimos los huevos con la nata, el queso crema, el parmesano, sal, pimienta y nuez moscada al gusto, añadimos la cebolla y el bacon, mezclamos.

En un molde de tarta pondremos la primera hoja de pasta brick, la untamos con un poco de mantequilla derretida, ponemos la segunda (vamos quitando el papel que las une) asi hasta tener 5, en la última no ponemos mantequilla.

Vertemos la preparación en el molde y colocamos los trocitos de brócoli, horneamos en horno previamente calentado a 180º durante unos 40 minutos o hasta que al pinchar en el centro salga  casi limpio.

Ya tenéis una cena estupenda para compartir con amigos.






lunes, 3 de febrero de 2020

BIZCOCHO DE AGUACATE CON GLASEADO DE LIMÓN






Últimamente compro naranjas y mandarinas en Valencia y en el último sitio donde las compro hay también aguacates, así que los he pedido ya al menos 3 veces y son muy buenos, el único problema es que se te ponen maduros casi todos a la vez y tienes que agudizar el ingenio  para que no terminar harta de aguacates.

En alguna ocasión había visto un bizcocho de aguacate pero no me había atrevido a hacerlo y en esta ocasión con estos aguacates tan buenos he creído que era el momento oportuno, el resultado no nos ha decepcionado en absoluto, queda un bizcocho increíblemente rico, jugoso y con un toque muy especial, así que os animo a probarlo porque es una auténtica delicia.



Vamos a necesitar para la masa:

2 aguacates maduros
1 cucharada de zumo de limón
220 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
200 gr. de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla o un sobre de azúcar vainillado
Una pizca de sal
4 huevos
350 gr. de harina
4 cucharaditas de café de levadura tipo royal
50 gr. almendras molidas
50 ml de leche



Para el glaseado:

125 gr. de azúcar glas
3 cucharadas de zumo de limón
2 cucharadas pistachos picados (sin sal)

Precalienta a horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Prepara un molde tipo plum cake con papel en el fondo y en los lados, es para que sea más fácil desmoldar, reserva.

Corta los aguacates y retira la pulpa a un plato, con un tenedor aplasta el aguacate hasta que esté cremoso, añade el zumo de limón para que no se oxide.

Pon en la batidora la mantequilla con el azúcar y la pizca de sal, bate un par de minutos, añade la pulpa del aguacate y vuelve a mezclar hasta que se integre completamente. Ves añadiendo los huevos de uno en uno hasta que estén bien integrados.

Mezcla la harina con la levadura y las almendras molidas, añade a la masa intercalando con la leche, harina, leche, harina, leche, y termina con harina.

Vierte la masa en el molde, iguala la superficie y hornea durante unos 50-60 minutos hasta que al pinchar salga limpio.

Mientras el pastel se va enfriando preparamos el glaseado, mezclando en un tazón pequeño el azúcar glas con el zumo de limón  hasta que tenga la consistencia de una crema.

Pica los pistachos en trozos medianos.

Desmolda el pastel

Vierte el glaseado por encima del pastel y antes de que el glaseado se seque añade los pistachos por arriba





LinkWithin

Related Posts with Thumbnails