martes, 18 de junio de 2019

ENSALADA DE PATATAS DORADA Y LANGOSTINOS



En cuanto empieza a hacer un poquito de calor empezamos a buscar recetas que nos resulten menos pesadas que los guisos.

Las ensaladas de todo tipo son bastante socorridas, puedes ver que tienes en la nevera y en el congelador e intentar conjuntarlo de forma que quede algo aparente y sabroso.

En este caso tenía unos filetes de dorada en el congelador y unos langostinos cocidos en la nevera y el resultado es:


INGREDIENTES:

 2 Doradas o bien otro tipo de pescado
4 huevos
4 patatas
200 gr de guisantes congelados
½ cebolla dulce
Salsa rosa o mayonesa al gusto.



Cocemos los huevos hasta que estén duros, enfriamos y reservamos.

Cocemos los guisantes con un poco de agua, una pizca de sal y una pizca de azúcar el tiempo que recomiende el fabricante.

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no muy finas, las cocemos en agua con sal hasta que estén tiernas, escurrimos y dejamos enfriar.

Cocemos al vapor el pescado, dejamos enfriar, quitamos las espinas que pueda tener y lo desmenuzamos.

Pelamos los huevos y los cortamos en rodajas.

Pelamos los langostinos.

En una fuente pondremos primero las patatas, luego los guisantes, el huevo cortado en rodajas, la cebolla en trocitos pequeños, una pizca de sal, el pescado y por último los langostinos.


Servir acompañada de salsa mayonesa, salsa rosa o un poco de aceite.




Image and video hosting by TinyPic

domingo, 16 de junio de 2019

GALLETAS DE ARÁNDANOS



Hacer unas galletas en casa no lleva mucho trabajo y de esta forma te aseguras que solo llevan productos naturales sin nada de conservantes ni colorantes, ni ningún tipo de aditivo.

Hay multitud de tipos de galletas diferentes que puedes hacer en casa, para algunas no necesitas ni siquiera un rodillo basta con coger porciones del mismo tamaño para hacer la galleta, es de mucha utilidad tener una cuchara de helados pequeña para estos casos porque te ayuda a que todas las galletas tengan el mismo tamaño. En casa triunfan las que se deshacen en la boca o las crujientes, las de tipo abizcochado no tienen tanta aceptación.

Para las galletas de hoy necesitaremos un rodillo, un cortador de galletas (en nuestro caso redondo rizado) y unas tablillas para nivelar la masa.

Las tablillas son muy necesarias porque de esta forma todas las galletas tendrán el mismo grosor y se hornearan de forma uniforme.

Se pueden hacer de la forma que más os guste, redondas, cuadradas, rectangulares, con formas variadas…..

En casa han gustado mucho porque son crujientes, sabrosas, tienen el toque acido de los arándanos y el gusto de la ralladura de naranja, la masa si tenéis un robot de cocina se hace en un periquete y además salen un montón de galletas.


INGREDIENTES:

225 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de azúcar
100 gr de azúcar moreno
1 huevo tamaño L
La ralladura de una naranja
1 cucharadita de extracto de vainilla o en su defecto dos sobres de azúcar vainillado (restar del azúcar total 16 gr)
430 gr de harina tamizada
Una pizca de sal
125 gr. De arándanos secos picados.


En un cuenco pondremos la harina tamizada con la sal.

Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar durante unos  minutos hasta que esté cremosa, luego añadimos el huevo y continuamos batiendo hasta que se integre, añadimos la ralladura de naranja y el extracto de vainilla si lo usamos (en caso de usar azúcar vainillado lo habremos puesto junto con el resto de azúcar).

Cuando esté todo integrado añadimos la harina y batimos solo hasta que esté integrada, por ultimo añadiremos los arándanos picados y damos unas vueltas para que se mezclen bien.

Dividimos la masa en dos partes, colocamos la masa entre dos papeles de horno (o papel film) y con ayuda de unas tablillas y el rodillo la estiramos (usar una tablilla de 0,5 más o menos).

Dejar la masa ya estirada en el frigorífico unos 30 minutos hasta que se endurezca un poco, también podéis ponerla en el congelador unos 15 minutos.

Cortar las galletas con un cortador y hornear en horno previamente calentado a 180º con calor por arriba y por abajo unos 12 minutos hasta que empiecen a estar doradas. Dejar enfriar unos 5 minutos en la bandeja y luego pasar a una rejilla.


Una vez frías las podéis conservar en una lata.



Image and video hosting by TinyPic

viernes, 14 de junio de 2019

CODILLOS CON MIEL Y MOSTAZA EN OLLA DE COCCIÓN LENTA


La olla de cocción lenta ha sido mi último descubrimiento, cada vez voy haciendo más cosas diferentes, desde salsa de tomate, boloñesa, albóndigas en salsa y un largo etcétera. Creo que ya he comentado en otras ocasiones que las carnes quedan de fábula.

No tenía costumbre de hacer codillos de cerdo pero desde que tengo la olla ya los he hecho un par de veces, además de ponerlos en el cocido, esta vez son con salsa de miel y mostaza.

La olla es muy cómoda porque la puedes dejar puesta por la noche en baja y por la mañana solo tienes que terminar la salsa y listo.

Esta receta es muy sencilla y perfecta para hacerla en la olla de cocción lenta, no la he preparado en olla normal ni en olla rápida, pero creo que al horno también quedarían estupendos.


INGREDIENTES:

2 Codillos de cerdo
Sal, pimienta, laurel
2 cucharadas de mostaza de Dijon
2 cucharadas de mostaza suave
2 cucharadas de miel de buena calidad
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
1 brick de nata de cocina
1 cucharadita de maicena.


Salpimentamos los codillos y los doramos por todos los lados en la sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando estén bien dorados los pasamos a un plato.

Mezclamos las mostazas con la miel hasta que esté todo bien integrado.

Pintamos los codillos por todos los lados con esa mezcla, reservamos la restante.

Colocamos los codillos en la olla de cocción lenta, añadimos el laurel y los dientes de ajo cortados en trocitos, añadimos también el resto de la mezcla de mostaza.

Tapamos la olla y ponemos en baja al menos unas 8 horas, o bien en alta unas 4 aprox. Cuando al pinchar veáis que está la carne tierna ya estarán listas.

Recogemos los jugos que haya soltado la carne, quitar el laurel y los ajos. Mezclamos los jugos con la nata liquida y lo cocemos todo junto unos 5 minutos, luego desleímos la maicena en un poco de agua y la añadimos a la salsa para que espese un poquito. Rectificamos de sal.


Servimos los codillos con su salsa, los puedes acompañar de patatas fritas, ensalada, puré, etc.


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 12 de junio de 2019

TARTA DE PLATANO AL REVÉS



Muchas veces compras plátanos y por diversas razones se ponen demasiado maduros y tienes que hacer algo con ellos. Este pastel es ideal para eso, además está delicioso.

La única pega es que cuesta un poco desmoldar y que quede bien, pero de todas formas merece la pena hacerlo.


Vamos a necesitar:

55 gr de mantequilla
110 gr de azúcar moreno
1 cucharada de ron
4 o 5 plátanos

Para el pastel:

175 gr de harina
1 ½ cucharadita de polvo de hornear tipo royal
Una pizca de sal
1 cucharadita de canela en polvo
115 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
150 gr de azúcar
2 huevos tamaño L
125 ml de leche entera.



Lo primero que haremos es preparar el caramelo con la mantequilla y el azúcar moreno, cocinamos hasta que el azúcar esté totalmente disuelto, fuera del fuego añadimos la cucharada de ron.

Pasamos el caramelo a un molde de unos 23 cm, pelamos los plátanos y los cortamos longitudinalmente, los colocamos sobre el caramelo.

Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Mezclamos la harina con la levadura, la sal y la canela.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté suave y esponjosa, añadimos los huevos de uno en uno, no poner el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior.

Luego a velocidad baja añadiremos la mezcla de harina intercalada con la leche, empezamos con harina y acabamos con harina.

Cubrimos los plátanos con el bizcocho y horneamos el pastel durante unos 35 minutos, hasta que al pinchar salga limpio.

Dejar enfriar unos 10 minutos, luego con mucho cuidado y con guantes o trapos de cocina dar la vuelta sobre un plato teniendo cuidado con el caramelo caliente.


Dejar enfriar antes de servir.


Image and video hosting by TinyPic

lunes, 10 de junio de 2019

GRATEN DE ESPINACAS, PATATAS Y QUESO CAMEMBERT


A mí me gustan mucho las espinacas, en casa no a todo el mundo le gustan tanto como a mí, por eso siempre voy buscando nuevas recetas para que se las coma todo el mundo.



El otro día encontré ésta en el Blog de Cocina tu imaginación, sus fotos son más chulas que las mías desde luego, en el enlace podéis ver la receta original. He adaptado la receta a nuestro gusto para hacerla un poco nuestra.


INGREDIENTES:
4 patatas
1 cebolla
2 manojos de espinacas
1 queso camembert
1 huevo
1 brick de nata de cocina
50 gr de jamón serrano o bacon
100 gr de pasas
2 dientes de ajo.
Aceite de oliva virgen extra
Sal, pimienta, nuez moscada


Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas,  pelamos también la cebolla y la cortamos en juliana fina, salamos ambas cosas juntas.

Freímos en abundante aceite hasta que empiecen a estar doradas y estén tiernas, escurrimos y reservamos.

Limpiamos bien las espinacas, las troceamos y las aclaramos con abundante agua, escurrimos bien, a ser posible con un centrifugador de verduras.

En una sartén honda pondremos un poco de aceite (podéis usar del de freír las patatas), pelamos los ajos y los cortamos en trocitos. Los ponemos a dorar en el aceite, antes de que tomen mucho color añadimos las espinacas, dejamos cocinar unos 5 minutos.

Pasado ese tiempo añadimos el jamón o el bacon cortado en trocitos, también ponemos las pasas, dejamos cocinar hasta que las espinacas pierdan toda el agua. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Batimos el huevo con un poco de sal, pimienta y nuez moscada, añadimos el brick de nata de cocina, reservamos.

Ahora vamos a montar el gratén.

Engrasamos una fuente de horno y colocamos una primera capa de espinacas, luego una de patatas, un poco de queso, volvemos con las espinacas, patatas, por ultimo pondremos el huevo batido con la nata y el resto del queso.


Horneamos 25 minutos, hasta que esté bien dorado.


Image and video hosting by TinyPic

sábado, 8 de junio de 2019

BIZCOCHITOS ESPONJOSOS DE NARANJA (APROVECHAMIENTO DE CLARAS)



No tenemos remedio, hemos vuelto a preparar las galletas matasuegras (síiii, esas rellenas de crema pastelera y que luego van fritas) es que estaban tan buenas que no hemos podido resistirnos, además hemos preparado nuestras fantásticas Galletas de Verano aprovechando que tenemos visita….. (Qué excusa más tonta  verdad?) y que a todos nos encantan, a la visita también claro, las teníamos que volver a hacer.

¿Por qué os cuento todo esto?

Bien las matasuegras llevan crema pastelera, para la crema pastelera se usan yemas…. Con lo cual tenemos sobrantes claras.

Las Galletas de Verano llevan una crema de moka que también lleva yemas de huevo…. Más claras sobrantes.

¿Qué hacemos con las claras sobrantes? No se pueden tirar cosas de comer, al menos eso me enseñó mi madre, así que hay que ver la mejor forma de usarlas y esta vez encontramos esta súper receta, sencilla y con un resultado estupendo en el Blog L’Exquisit, podéis ver la receta original aquí, y de paso os dais una vuelta porque tiene recetas fabulosas.


INGREDIENTES:

300 gr de claras
230 gr de harina
16 gr de levadura tipo royal
Una pizca de sal
100 gr de aceite de girasol
150 gr de zumo de naranja
180 gr de azúcar
La ralladura de una naranja
1 cucharadita de agua de azahar (yo no le he puesto)
Azúcar glas para espolvorear.

Precalentar el horno a 160º con calor por arriba y por abajo.

Batimos el aceite con el azúcar y la ralladura de naranja.

Mezclamos la harina con la levadura y la sal, tamizamos.

Incorporamos la harina a la mezcla de aceite.


Montamos las claras a punto de nieve, una vez montadas las incorporamos con mucho cuidado a la mezcla con una espátula de silicona y con movimientos envolventes.

Engrasamos unos moldes pequeños, nosotras hemos usado unos de silicona y los hemos engrasado con spray especial desmoldante.

Vertemos la mezcla en los moldes casi hasta arriba, con dejar ½ cm es suficiente, los horneamos durante 20 minutos, hasta que al pinchar con un palillo salgan limpios.

Dejar enfriar sobre una rejilla, nosotras los hemos dejado enfriar cabeza abajo y cuando estaban medio fríos con mucho cuidado los hemos ido sacando de los moldes de silicona, hay que tener cuidado porque son muy tiernos y se pueden romper.


Cuando ya estén bien fríos se pueden espolvorear con un poco de azúcar glas.

Image and video hosting by TinyPic

jueves, 6 de junio de 2019

PASTEL DE ESPÁRRAGOS



Estamos en plena temporada de espárragos. Los blancos son una auténtica delicia, en el blog podéis encontrar varias recetas para aprovechar la temporada de espárragos frescos, si los probáis vais a poder comprobar que no tienen nada que ver con los enlatados.

Los espárragos verdes también son muy sabrosos y se pueden hacer infinidad de recetas con ellos.

La receta de hoy es perfecta tanto para una cena como para un entrante de una comida, queda muy bonita y además está muy rica.

También es perfecta para aprovechar restos de queso que tengáis por la nevera, en esta tarta podéis usar el que más os guste que sea algo cremoso, gouda, emmental, queso de cabra….. lo dejo a vuestra elección.

La masa de la tarta está hecha con aceite de oliva virgen extra, con la cantidad que os pongo es justo para hacer una tarta de unos 30 cm y que quede una masa finita. La base de la tarta hay que cocerla primero durante unos 20 minutos.

Siempre que los rellenos sean líquidos es conveniente cocer las masas para que no se queden crudas por debajo. Nosotras ponemos unas bolitas cerámicas especiales para cocerlas, las podéis encontrar aquí pero en caso de no disponer de ellas  podéis usar garbanzos por ejemplo.


INGREDIENTES PARA LA MASA:

200 gr de harina
60 gr de aceite de oliva virgen extra
60 gr de agua o vino blanco (nosotras hemos usado vino blanco)
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de azúcar.

INGREDIENTES RELLENO:

2 manojos de espárragos verdes
4 huevos
1 cebolla
150 gr. De queso
200 ml de nata de cocina
Sal, pimienta, nuez moscada.



Lo primero que haremos será hacer la masa, para ello mezclaremos todos los ingredientes hasta que formen una bola, cubrimos con papel film y reservamos en frío durante una media hora.

Cogemos los 8 mejores espárragos y le quitamos el final que está duro, los cocemos en agua con un poquito de sal durante unos 15 minutos, escurrimos pasado ese tiempo y reservamos.

Partimos el resto de los espárragos en trocitos pequeños, lo hacemos con las manos para comprobar hasta donde están tiernos.

Ponemos un poco de aceite en una sartén y añadimos los espárragos, tapamos y dejamos pochar unos 5 minutos, luego añadimos la cebolla cortada en trocitos pequeños y un poco de sal, dejamos pochar hasta que la cebolla esté transparente. Reservamos hasta que estén complemente fríos.

Estiramos la masa con el rodillo hasta que esté bien fina y cubra por completo el molde la tarta, pinchamos la masa, recortamos los bordes y cubrimos con papel de horno, colocamos nuestras bolitas cerámicas y cocemos en el horno previamente calentado a 180º con calor por arriba y por abajo durante unos 20 minutos, hasta que esté ligeramente dorada. Dejamos enfriar antes de poner el relleno.

En un cuenco batimos los huevos con un poco de sal, pimienta y una pizca de nuez moscada, añadimos la nata liquida (de cocina) y el queso que habremos rallado, luego pondremos los espárragos salteados.


Llenamos la tarta repartiendo bien el relleno, colocamos los espárragos enteros que teníamos reservados de manera que nos queden bonitos, llevamos al horno durante unos 20 minutos a 180º o hasta que veamos que está dorada y al pinchar salga limpio el palillo.




Image and video hosting by TinyPic

martes, 4 de junio de 2019

TARTA MÁGICA DE PLÁTANO


Durante un tiempo se pusieron muy de moda en todos los blogs las tartas mágicas, también  llamadas pasteles imposibles….

Pero en ese momento por diversos motivos nunca hicimos la prueba y la verdad es que me había olvidado de ellos hasta el otro día que buscaba una receta con plátanos porque tenía bastantes maduros. Al final dí con esta sencilla receta de tarta que además era del tipo mágico.

Con esta receta solo pude usar un plátano grande, el resto lo usamos en unas supuestas galletas de plátano que no han pasado el control de calidad por lo  que no verán la luz en el blog.

Hay recetas que aun estando ricas no son exactamente lo que estábamos buscando, en el caso de las galletas de plátano es que en vez de galletas parecen bizcochitos y aunque de sabor quedan ricas el aspecto no es muy bueno.

Con esta tarta no tenía grandes aspiraciones pero lo cierto es que queda muy rica, no es empalagosa y tiene el toque de plátano justo para no ser pesada.

Estas tartas normalmente se hacen en un molde cuadrado o rectangular, están pensadas para hacer pequeñas porciones cuadradas. Esta receta concretamente es para un molde cuadrado de 20 cm, el nuestro era de 22 cm por lo que la tarta no salió muy alta, para la próxima vez tendré que comprar un molde o bien hacer la tarta redonda.


INGREDIENTES:

100 gr de mantequilla sin sal, fundida y enfriada.
1 cucharada de agua
500 ml de leche
4 huevos
165 gr de azúcar
30 gr de azúcar moreno
100 gr de plátano maduro hecho puré
140 gr de harina
1 cucharadita de extracto de vainilla
Azúcar glas para espolvorear



Precalienta el horno a 160º con calor por arriba y por abajo.

Engrasa un molde cuadrado de 20 x 20, también puedes forrarlo con papel de horno para que sea más fácil desmoldar.

Separa las yemas de las claras. Monta las yemas con el azúcar hasta que estén de color amarillo pálido, luego añade la mantequilla derretida y la cucharada de agua, mezcla durante unos dos minutos.

Añade el puré de plátano a la mezcla, pon la harina y bate  hasta que se incorpore uniformemente, luego añade la leche y la vainilla.

Monta las claras a punto de nieve, hasta que estén firmes, añádelas a la mezcla con movimiento envolventes hasta que estén bien integradas.

Pon el pastel en el molde y hornea unos 45 minutos o hasta que al pinchar en el centro salga limpio.
Deja enfriar completamente el pastel antes de desmoldar, una vez bien frio antes de servir espolvorea con azúcar glas.

Como siempre espero que os guste mucho.



Image and video hosting by TinyPic

domingo, 2 de junio de 2019

EMPANADA GALLEGA DE BACALAO Y PASAS



Desde que vi esta empanada en la  página de “La Cocina de Fabrisa” supe que la tenía que hacer si o si, fue verla y amor a primera vista, ¿Conocéis la página de Frabrisa   ? el que no la conozca que se pase por allí porque se va a enamorar de todas las recetas que tiene. Además de unas fotos fabulosas, las recetas son también fabulosas y siempre salen bien, es altamente recomendable.

Prepare esta empanada para el Lunes de Aguas pasado y como soy muy bruta hice una tamaño familiar (pero de familia numerosa de las de antes), y aunque ese día sobró mucha empanada, nos la comimos toda en los días siguientes y estaba igual de rica.

Las cantidades que os pongo son suficientes para una gran empanada del tamaño de la bandeja del horno y para hacer una individual.

Manos a la obra.


INGREDIENTES MASA:

750 gr de harina
225 de aceite de oliva suave o de girasol
105 gr de leche
120 de vino moscatel
1 ½ cucharaditas de pimentón
1 huevo
8 gramos de sal

RELLENO:

4 cebollas grandes
1 kg de bacalao desalado cortado en trocitos sin piel ni espinas
350 gr de pasas remojadas al menos 30 minutos
Aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón
Sal.


Para preparar la masa pondremos en un cuenco la harina, la sal, el pimentón, la leche, el aceite, el vino moscatel y el huevo, mezcla bien hasta formar una bola. Deja reposar la masa en el mismo cuenco al menos 15-20 minutos.

Para el relleno pela y corta las cebollas en trocitos, sofríe la cebolla con un poco de aceite y sal hasta que empiece a tomar color, añade una cucharadita de pimentón.

Limpia el bacalao de pieles y espinas, corta en trocitos, ponlo en la sartén donde tenemos la cebolla pochada, no es necesario poner al fuego, añade las pasas escurridas y mezcla todo bien. Prueba y rectifica de sal si es necesario.

Haz dos partes con la masa, estira finita con un rodillo y  coloca en una bandeja de horno plana  con forma rectangular.

Pincha el fondo de la masa con un tenedor.


Extiende el relleno frio por la base dejando un par de centímetros libres para luego hacer el repulgo.

Extiende el otro trozo de masa y cubre la empanada, sella bien los bordes. Haz un pequeño agujero central y pinta con huevo batido.


Hornea unos 25-30 minutos en el horno previamente calentado a 200º con calor por arriba y por abajo. Cada horno es un poco diferente, la empanada debe estar tostadita y bien cocida por debajo.


Yo quite un poco de relleno y un poquito de masa para hacer una empanada individual porque había demasiado relleno.

Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails