viernes, 19 de julio de 2019

GALLETAS DE LECHE CONDENSADA Y MERMELADA



Estas galletas de leche condensada se hacen en un momento y están muy ricas, yo  he usado mermelada de melocotón y de fresa caseras, de las que hice hace ya tiempo.

Si no tenéis mermelada casera se puede usar una mermelada de buena calidad industrial, pero siempre es mejor usar ingredientes no procesados industrialmente.

Para estas galletas no usaremos ni cortadores ni rodillo, solo una báscula para hacer bolitas de unos 30 gr para cada galleta.


INGREDIENTES:
250 gr de harina
80 gr de mantequilla fría en trozos
1 cucharadita de extracto de vainilla
175 gr leche condensada
(Si la masa se quedará demasiado dura añadir unas cucharadas de agua máximo 3)
1 cucharadita de levadura tipo royal
Una pizca de sal


En un cuenco pondremos la harina tamizada, la cucharadita de levadura y la sal, mezclamos un poco.
Añadimos la mantequilla cortada en trozos, con un tenedor o con las manos vamos trabajando hasta formar migas.

Luego añadimos la leche condensada y trabajamos con las manos hasta formar una masa suave y blanda (en caso necesario añadir un poco de agua)

Hacer bolitas de unos 25-30 gr poner en una bandeja de horno (con papel) hacer un hueco en el centro para colocar la mermelada.

Poner una cucharadita de mermelada en cada hueco y hornear en horno previamente calentado a 180º durante unos 10-12 minutos.


Dejar enfriar completamente en la bandeja porque la mermelada al estar caliente se saldría de las galletas.


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 17 de julio de 2019

CROQUETAS DE GAMBAS AL AJILLO



En casa nos gustan las croquetas bien sabrosas y estas desde luego son super sabrosas, son un poco laboriosas de hacer pero el resultado merece la pena, desde luego no tienen nada que ver con las que venden congeladas.

Cuanto mejor sean las gambas mejor quedaran las croquetas claro, pero usando unas gambas de las tipo arroceras ya salen muy ricas.

Hay que preparar la masa el día anterior para que se enfríen bien y sea más sencillo formar las croquetas.


Manos a la obra. Vamos a necesitar:

300 gr de gambas
750 ml de leche
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 diente de ajo
80 gr de mantequilla
80 gr de harina
Sal, pimienta, un poco de perejil



Pelamos las gambas reservando por un lado las cabezas y las pieles y por el otro la carne de las gambas que cortaremos en trocitos.

En un cazo pondremos dos cucharadas de aceite de oliva, en ese aceite doramos las cabezas y las pieles de las gambas, una vez que estén bien doradas añadimos la leche y dejamos cocer hasta que hierva unos 3 minutos, reservamos.



En una sartén pondremos la mantequilla, en la mantequilla doramos el ajo cortado en trocitos pequeños, luego añadimos las gambas cortadas y una pizca de sal, salteamos las gambas, y sacamos de la sartén. Añadimos la harina y dejamos que haga un par de minutos para que pierda el sabor a crudo.

Luego vamos añadiendo la leche que habremos colado para quitar las cabezas de las gambas (es conveniente aplastar un poco las cabezas para que suelten todo el jugo, lo podéis hacer con la mano del mortero). Ponemos las gambas que habíamos reservado y cocemos la masa hasta que se despegue de la sartén y quede cremosa y consistente.



Pasamos la masa a una fuente, cubrimos con papel film en contacto con la masa, dejamos enfriar completamente antes de poner en el frigorífico hasta el día siguiente.



Al día siguiente formamos las croquetas del tamaño que más nos guste, nosotras las hemos preparado redondas.

Pasamos las croquetas por huevo y pan rallado y freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doradas por todos los lados.

Image and video hosting by TinyPic

lunes, 15 de julio de 2019

PASTEL TRES LECHES


Llevaba mucho tiempo queriendo hacer el pastel de tres leches, hay infinidad de recetas distintas por la red, esta es una de ellas.

Este pastel queda realmente muy rico,  nos ha gustado mucho a todos, pero es realmente contundente, así que si lo vuelvo a hacer seguramente haré la mitad porque sale demasiado grande y al ser tan contundente solo puedes comer un trozo pequeño cada vez.

Seguramente volveré a hacer otro pastel tres leches con otra receta para comparar, pero esta es muy recomendable.



INGREDIENTES:

Para la mezcla de tres leches:
1 lata de leche condensada pequeña (397 gr.)
340 gr de leche evaporada
250 gr de nata tipo montar
1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

Para el bizcocho:
300 gr de harina
10 gr de levadura tipo royal
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de canela moida
250 ml de leche entera
112 gr de mantequilla cortada en trozos
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 huevos tamaño L, a temperatura ambiente
400 gr de azúcar.

Para decorar nata montada al gusto.



Para preparar la mezcla de leches pondremos en un cazo la leche condensada y cocinaremos a fuego medio-bajo, moviendo constantemente hasta que la mezcla espese y empiece a tener un color más oscuro. En ese momento retiramos del fuego y vamos añadiendo poco a poco la leche evaporada, la nata y el extracto de vainilla. Dejamos enfriar a temperatura ambiente, como mínimo unos 30 minutos.

Precalentamos el horno a 165º con calor por arriba y por abajo, Engrasamos y enharinamos un molde de aprox 23 x 33 cm.


Mezclamos la harina, la levadura, la sal, la canela, tamizamos y reservamos.

Calentamos la leche junto con la mantequilla y la vainilla, una vez que la mantequilla esté derretida reservamos.

Batimos los huevos a velocidad media-alta y vamos añadiendo gradualmente el azúcar durante un minuto, aumentamos la velocidad y batimos hasta que la mezcla sea muy espesa y voluminosa, al menos unos 4 a 8 minutos.

Bajamos la velocidad al mínimo y vamos agregando la mezcla de leche y mantequilla derretida hasta que se mezclen. Luego incorporamos la harina en dos veces batiendo hasta que esté totalmente incorporada.

Volcamos la masa en el molde que habíamos preparado, horneamos durante unos 40-45 minutos hasta que al pinchar en el centro salga limpio. Dejamos enfriar unos 10 minutos, luego hacemos con un pincho unos 50 agujeros en el pastel y vertemos lentamente la mezcla de leches enfriada. Dejamos enfriar unos 15 minutos y luego pasamos al frigorífico hasta el día siguiente.

Servir las porciones acompañadas de nata montada por encima.


El pastel se conserva bien en frío  cubierto con papel film al menos durante 3 días.

Image and video hosting by TinyPic

sábado, 13 de julio de 2019

HUEVOS RELLENOS TRADICIONALES



Los huevos rellenos se hacen en todas las casas, y en cada casa seguro que se hacen de muchas formas, pero seguro que hay una heredada, una tradicional que seguramente es diferente también en cada una

En mi caso los huevos rellenos que yo he heredado de mi madre y que a pesar de haber probado muchas recetas distintas, con muchos más ingredientes, mucho más elaboradas son estos simples huevos rellenos con atún sobre un lecho de tomate frito que nos encantan a todos.

 Receta simple, que se hace en un momento si usamos tomate frito comprado (del tipo casero), pero que gana si lo haces con paciencia en casa, receta que a mí me transporta al verano porque normalmente en invierno no suelo hacerla.

Las cantidades depende mucho de cuantos sois en casa, de todas formas yo suelo calcular dos huevos por persona y luego añado un par más por si acaso. De todas formas si sobran no pasa nada porque siempre hay  un alma caritativa que se los come al día siguiente.


INGREDIENTES:
10 huevos
2 latas de atún
2 cucharadas soperas de mayonesa
Una pizca de sal
Salsa de tomate casera (o tipo casera)


Cocer los huevos en agua con un poco de sal y un chorrito de vinagre hasta que estén duros, unos 12 minutos desde que hierva el agua.

Enfriar los huevos y pelar, partir por la mitad. Retirar las yemas de los huevos a un cuenco, reservar un par de yemas para la decoración final.

Aplastar las yemas con un tenedor, añadir un poco de sal, las dos latas de atún (escurrimos el aceite) y la mayonesa. Mezclar bien.

Rellenar las mitades de los huevos con la mezcla de yemas con atún. Colocar el tomate frito en una fuente  de servir, ir colocando los huevos de forma ordenada con el relleno tocando el tomate frito.


Desmenuzar las yemas que habíamos reservado y espolvorear por encima. Conservar en frío hasta el momento de servir. 


Image and video hosting by TinyPic

jueves, 11 de julio de 2019

GALLETAS DE AVELLANA, CON MUCHA AVELLANA


Si os gustan las avellanas estas galletas os van a encantar porque llevan mucha avellana y están de muerte.

Además no son unas galletas empalagosas ni excesivamente dulces, se deshacen en la boca y con el pequeño toque de chocolate quedan perfectas. Para estas galletas no hemos usado ni rodillo ni cortadores, hemos preferido hacer un rulo y córtalas de  forma manual para que quedasen más rusticas.



INGREDIENTES:

170 gr de harina
60 gr de avellanas tostadas
113 gr de mantequilla sin sal
60 gr de azúcar
60 gr de avellanas picadas para rebozar las galletas.



Lo primero que haremos es picar las avellanas con una picadora o procesador de cocina.

Pondremos la mantequilla con el azúcar y la batimos hasta que esté cremosa, luego añadimos la harina y las avellanas, mezclamos hasta que se haga una bola.

Hacemos dos partes con la masa y formamos un rulo de unos 3-4 cm de diámetro.

Pasamos cada rulo por las avellanas que teníamos reservadas apretando para que se peguen bien, lo liamos con papel film y dejamos en el frigorífico una hora para que esté la masa más dura y se puedan cortar bien.

Pasado este tiempo cortamos las galletas con un cuchillo bien afilado en rodajas de algo menos de un cm de grosor.


Hornear durante unos 10-12 en horno previamente calentado a 180º con calor por arriba y por abajo. Las galletas estarán listas en cuando se empiecen a dorar por los lados.


Image and video hosting by TinyPic

martes, 9 de julio de 2019

CAMEMBERT CON MANZANA CARAMELIZADA Y NUECES




Este sencillo aperitivo queda muy rico y se tarda muy poquito en hacerlo. Por supuesto que te tiene que gustar el queso, pero eso en casa desde luego no es un problema porque a todos nos encanta.


INGREDIENTES:

1 queso camembert
1 manzana
1 cucharada de mantequilla
2 cucharadas de azúcar moreno
6 nueces

Parte las nueces en trocitos medianos y reserva.

Parte el queso por la mitad, deja las mitades abiertas para luego poder rellenar.

Pela la manzana y la haces trozos aprox de 2 cm.

Pon en una sartén la mantequilla, cuando esté derretida añade la manzana, deja dorar un par de minutos, luego añade el azúcar moreno, ves moviendo con una cuchara de madera hasta que la manzana esté caramelizada y ligeramente blandita.

Pon una parte del queso en un recipiente de barro que pueda ir al horno.

Cubre con la manzana, si se sale por los lados no pasa nada, añade las nueces troceadas, cubre con la otra parte de queso y lleva al horno hasta que se empiece a dorar.


Sirve con pan.

Image and video hosting by TinyPic

jueves, 20 de junio de 2019

KENTUCKY BUTTER CAKE – PASTEL DE MANTEQUILLA KENTUCKY



Este delicioso pastel de mantequilla lo hemos encontrado en “FIVE BOYS BAKER” y seguro que volveré a hacer alguna de sus recetas porque realmente está muy rico y es muy sencillo de hacer.
Ellos dicen que es un pastel húmedo, mantecoso, cubierto por una deliciosa salsa de mantequilla. Tan sencillo de hacer y que sabe mucho mejor al día siguiente.

Todo lo que dicen es verdad, queda muy rico. Ya le tengo otra receta de ellos pendiente de hacer.


INGREDIENTES PARA EL PASTEL:

200 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
400 gr de azúcar
4 huevos tamaño L
Una cucharada de vainilla (o dos sobres de azúcar vainillado, restar del azúcar total)
450 gr de harina
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura tipo royal
¼ de cucharadita de bicarbonato
250 ml de suero de leche o leche tibia con una cucharada sopera de vinagre.

GLASEADO DE MANTEQUILLA:

65 gr de mantequilla
150 gr de azúcar
2 cucharadas de agua
1 cucharada de vainilla


Precalentamos el horno a 165º con calor por arriba y por abajo. Engrasamos y enharinamos un molde tipo bundt de unos 25 cm.

Ponemos en la batidora la mantequilla con el azúcar y la vainilla, batimos hasta que la mezcla esté cremosa y pálida.

Vamos añadiendo los huevos de unos en uno, no ponemos el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior.

Mezclamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal, tamizamos.

Una vez que tengamos todos los huevos integrados procedemos a añadir la harina y el suero, empezaremos con un tercio de la harina, luego la mitad del suero, otro tercio de harina, la otra mitad del suero y acabamos con el último tercio de harina, batimos solo hasta que esté todo bien integrado.

Vertemos la preparación en el molde, alisamos, cocemos en el horno durante una hora aproximadamente, hasta que al pinchar salga limpio.

Una vez listo el pastel preparamos el glaseado poniendo en un cazo todos los ingredientes y cocinando hasta que el azúcar este completamente derretida.


Originariamente el glaseado se ha de poner haciendo agujeros en el pastel cuando aún esté caliente dentro el molde, pero nosotras pensamos que quedaría demasiado dulce y lo pusimos una vez desmoldado por fuera. 


Image and video hosting by TinyPic

martes, 18 de junio de 2019

ENSALADA DE PATATAS DORADA Y LANGOSTINOS



En cuanto empieza a hacer un poquito de calor empezamos a buscar recetas que nos resulten menos pesadas que los guisos.

Las ensaladas de todo tipo son bastante socorridas, puedes ver que tienes en la nevera y en el congelador e intentar conjuntarlo de forma que quede algo aparente y sabroso.

En este caso tenía unos filetes de dorada en el congelador y unos langostinos cocidos en la nevera y el resultado es:


INGREDIENTES:

 2 Doradas o bien otro tipo de pescado
4 huevos
4 patatas
200 gr de guisantes congelados
½ cebolla dulce
Salsa rosa o mayonesa al gusto.



Cocemos los huevos hasta que estén duros, enfriamos y reservamos.

Cocemos los guisantes con un poco de agua, una pizca de sal y una pizca de azúcar el tiempo que recomiende el fabricante.

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no muy finas, las cocemos en agua con sal hasta que estén tiernas, escurrimos y dejamos enfriar.

Cocemos al vapor el pescado, dejamos enfriar, quitamos las espinas que pueda tener y lo desmenuzamos.

Pelamos los huevos y los cortamos en rodajas.

Pelamos los langostinos.

En una fuente pondremos primero las patatas, luego los guisantes, el huevo cortado en rodajas, la cebolla en trocitos pequeños, una pizca de sal, el pescado y por último los langostinos.


Servir acompañada de salsa mayonesa, salsa rosa o un poco de aceite.




Image and video hosting by TinyPic

domingo, 16 de junio de 2019

GALLETAS DE ARÁNDANOS



Hacer unas galletas en casa no lleva mucho trabajo y de esta forma te aseguras que solo llevan productos naturales sin nada de conservantes ni colorantes, ni ningún tipo de aditivo.

Hay multitud de tipos de galletas diferentes que puedes hacer en casa, para algunas no necesitas ni siquiera un rodillo basta con coger porciones del mismo tamaño para hacer la galleta, es de mucha utilidad tener una cuchara de helados pequeña para estos casos porque te ayuda a que todas las galletas tengan el mismo tamaño. En casa triunfan las que se deshacen en la boca o las crujientes, las de tipo abizcochado no tienen tanta aceptación.

Para las galletas de hoy necesitaremos un rodillo, un cortador de galletas (en nuestro caso redondo rizado) y unas tablillas para nivelar la masa.

Las tablillas son muy necesarias porque de esta forma todas las galletas tendrán el mismo grosor y se hornearan de forma uniforme.

Se pueden hacer de la forma que más os guste, redondas, cuadradas, rectangulares, con formas variadas…..

En casa han gustado mucho porque son crujientes, sabrosas, tienen el toque acido de los arándanos y el gusto de la ralladura de naranja, la masa si tenéis un robot de cocina se hace en un periquete y además salen un montón de galletas.


INGREDIENTES:

225 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de azúcar
100 gr de azúcar moreno
1 huevo tamaño L
La ralladura de una naranja
1 cucharadita de extracto de vainilla o en su defecto dos sobres de azúcar vainillado (restar del azúcar total 16 gr)
430 gr de harina tamizada
Una pizca de sal
125 gr. De arándanos secos picados.


En un cuenco pondremos la harina tamizada con la sal.

Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar durante unos  minutos hasta que esté cremosa, luego añadimos el huevo y continuamos batiendo hasta que se integre, añadimos la ralladura de naranja y el extracto de vainilla si lo usamos (en caso de usar azúcar vainillado lo habremos puesto junto con el resto de azúcar).

Cuando esté todo integrado añadimos la harina y batimos solo hasta que esté integrada, por ultimo añadiremos los arándanos picados y damos unas vueltas para que se mezclen bien.

Dividimos la masa en dos partes, colocamos la masa entre dos papeles de horno (o papel film) y con ayuda de unas tablillas y el rodillo la estiramos (usar una tablilla de 0,5 más o menos).

Dejar la masa ya estirada en el frigorífico unos 30 minutos hasta que se endurezca un poco, también podéis ponerla en el congelador unos 15 minutos.

Cortar las galletas con un cortador y hornear en horno previamente calentado a 180º con calor por arriba y por abajo unos 12 minutos hasta que empiecen a estar doradas. Dejar enfriar unos 5 minutos en la bandeja y luego pasar a una rejilla.


Una vez frías las podéis conservar en una lata.



Image and video hosting by TinyPic

viernes, 14 de junio de 2019

CODILLOS CON MIEL Y MOSTAZA EN OLLA DE COCCIÓN LENTA


La olla de cocción lenta ha sido mi último descubrimiento, cada vez voy haciendo más cosas diferentes, desde salsa de tomate, boloñesa, albóndigas en salsa y un largo etcétera. Creo que ya he comentado en otras ocasiones que las carnes quedan de fábula.

No tenía costumbre de hacer codillos de cerdo pero desde que tengo la olla ya los he hecho un par de veces, además de ponerlos en el cocido, esta vez son con salsa de miel y mostaza.

La olla es muy cómoda porque la puedes dejar puesta por la noche en baja y por la mañana solo tienes que terminar la salsa y listo.

Esta receta es muy sencilla y perfecta para hacerla en la olla de cocción lenta, no la he preparado en olla normal ni en olla rápida, pero creo que al horno también quedarían estupendos.


INGREDIENTES:

2 Codillos de cerdo
Sal, pimienta, laurel
2 cucharadas de mostaza de Dijon
2 cucharadas de mostaza suave
2 cucharadas de miel de buena calidad
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
1 brick de nata de cocina
1 cucharadita de maicena.


Salpimentamos los codillos y los doramos por todos los lados en la sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando estén bien dorados los pasamos a un plato.

Mezclamos las mostazas con la miel hasta que esté todo bien integrado.

Pintamos los codillos por todos los lados con esa mezcla, reservamos la restante.

Colocamos los codillos en la olla de cocción lenta, añadimos el laurel y los dientes de ajo cortados en trocitos, añadimos también el resto de la mezcla de mostaza.

Tapamos la olla y ponemos en baja al menos unas 8 horas, o bien en alta unas 4 aprox. Cuando al pinchar veáis que está la carne tierna ya estarán listas.

Recogemos los jugos que haya soltado la carne, quitar el laurel y los ajos. Mezclamos los jugos con la nata liquida y lo cocemos todo junto unos 5 minutos, luego desleímos la maicena en un poco de agua y la añadimos a la salsa para que espese un poquito. Rectificamos de sal.


Servimos los codillos con su salsa, los puedes acompañar de patatas fritas, ensalada, puré, etc.


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 12 de junio de 2019

TARTA DE PLATANO AL REVÉS



Muchas veces compras plátanos y por diversas razones se ponen demasiado maduros y tienes que hacer algo con ellos. Este pastel es ideal para eso, además está delicioso.

La única pega es que cuesta un poco desmoldar y que quede bien, pero de todas formas merece la pena hacerlo.


Vamos a necesitar:

55 gr de mantequilla
110 gr de azúcar moreno
1 cucharada de ron
4 o 5 plátanos

Para el pastel:

175 gr de harina
1 ½ cucharadita de polvo de hornear tipo royal
Una pizca de sal
1 cucharadita de canela en polvo
115 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
150 gr de azúcar
2 huevos tamaño L
125 ml de leche entera.



Lo primero que haremos es preparar el caramelo con la mantequilla y el azúcar moreno, cocinamos hasta que el azúcar esté totalmente disuelto, fuera del fuego añadimos la cucharada de ron.

Pasamos el caramelo a un molde de unos 23 cm, pelamos los plátanos y los cortamos longitudinalmente, los colocamos sobre el caramelo.

Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

Mezclamos la harina con la levadura, la sal y la canela.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté suave y esponjosa, añadimos los huevos de uno en uno, no poner el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior.

Luego a velocidad baja añadiremos la mezcla de harina intercalada con la leche, empezamos con harina y acabamos con harina.

Cubrimos los plátanos con el bizcocho y horneamos el pastel durante unos 35 minutos, hasta que al pinchar salga limpio.

Dejar enfriar unos 10 minutos, luego con mucho cuidado y con guantes o trapos de cocina dar la vuelta sobre un plato teniendo cuidado con el caramelo caliente.


Dejar enfriar antes de servir.


Image and video hosting by TinyPic

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails