Menú

martes, 9 de abril de 2013

EMPANADA DE SOLOMILLO Y POLLO



Ayer fue “Lunes de Aguas” y es costumbre en Salamanca ir de merienda a comer el Hornazo, al principio era una costumbre que solo se hacía en Salamanca capital, pero que con el paso del tiempo se ha ido extendiendo al resto de la provincia. Para los que no sois de aquí os voy a explicar resumidamente que es el lunes de Aguas.

Felipe II llega a Salamanca en 1543, exactamente el 12 de noviembre,  para contraer nupcias con Doña María de Portugal, tenía entonces 16 años, pero era ya una persona seria, religiosa y poco dada a los placeres vánales, por sus esponsales se celebran en la ciudad multitud de fiestas hasta que estos marchan a Valladolid. Felipe II queda perplejo de tamaño espectáculo y lo primero que hace es promulgar un edicto por el cual durante la Cuaresma y La Pasión la prohibición de comer carne se extiende al resto de sentidos y para ello durante estos días las prostitutas eran expulsadas de la ciudad y llevadas extramuros a un lugar al otro lado del Tormes, bajo pena de sufrir un gran castigo.

Pasada la Semana Santa las Rameras volvían a la ciudad el lunes siguiente al Lunes de Pascua, y por ello los estudiantes organizaban una gran fiesta y se encargaban ellos mismos de cruzarlas en barcas de una orilla otra del rio, la fiesta solía acabar con un remojón colectivo de todos los asistentes completamente ebrios. Un sacerdote llamado Padre Lucas era el que se encargaba de conducir a las rameras a su exilio temporal y en su aclamado regreso, era conocido por los estudiantes como “Padre Putas”.

En la actualidad el lunes de aguas se celebra en familia o con amigos y es una tarde de merienda normalmente en el campo (siempre que la climatología de esta provincia lo permite) en la que se come hornazo (una especie de empanada rellena de chorizo, lomo, jamón y en algunos casos huevo cocido) y demás viandas.

El hornazo se puede comprar en cualquier pastelería de Salamanca y provincia, en muchas panaderías te venden la masa para prepararla en casa y por supuesto en la mayoría de casas se prepara hornazo para merendar.

Para variar un poco y porque siempre hay alguien que trae hornazo para la merienda nosotras preparamos una empanada que la verdad es que estaba muy buena.


Ingredientes para la masa:

200 ml de vino (de buena calidad), 200 ml de aceite de oliva suave, 10 gramos de sal, 1 cucharadita de levadura en polvo (tipo Royal), la harina que admita (a nosotras aprox 650 gramos de media fuerza).

Ingredientes para el relleno:

1 pechuga de pollo, 1 solomillo de cerdo, 3 pimientos italianos, 1 cebolla grande, 400 gramos de salsa de tomate (casero o de bote pero de calidad), 100 gramos de chorizo, 1 diente de ajo, aceite de oliva, sal. 1 huevo batido para pintar la empanada.

Preparamos primero el relleno para que esté frio cuando tengamos que rellenar la  empanada. Empezamos limpiando los pimientos y haciéndolos trozos medianos, en una sartén pondremos unas 5 cucharadas de aceite de oliva y ponemos a pochar los pimientos, cuando estén un poco hechos añadimos la cebolla cortada en juliana fina, salamos y dejamos que estén ambas cosas bien hechas. Partimos la carne en trozos pequeños, salpimentamos. Cortamos el ajo en trocitos pequeñitos y lo añadimos a la sartén, después añadimos el solomillo, damos unas vueltas y  ponemos el pollo, dejamos un par de minutos y añadimos la salsa de tomate, dejamos todo junto otro par de minutos y reservamos hasta que se enfríe.

Para la masa mezclaremos la harina con la sal y la levadura, hacemos una forma de volcán y ponemos dentro los líquidos, vamos mezclando hasta conseguir una masa homogénea, amasamos durante unos 5 minutos y dejamos en reposo durante al menos 10 minutos. Hacemos dos partes y la extendemos dando forma de rectángulo, cubrimos la parte baja con el relleno, sobre él ponemos las rodajas de chorizo y cubrimos con la otra masa estirada, decoramos al gusto, pintamos con huevo batido y llevamos al horno previamente calentado a 180º C calor por arriba y abajo (si vuestro horno dispone de la posibilidad de poner más calor por abajo que por arriba usarlo, el nuestro tiene una posición que da más calor por abajo) hasta que esté bien dorada.

Hay que tener cuidado de que quede bien cocida por la parte inferior ya que es muy normal que las masas al estar rellenas tarden más en cocerse por abajo.

Espero que disfrutéis de la receta y de la historia.




11 comentarios:

  1. Nunca fiz uma empanada mas cada vez que vejo uma fico com agua na boca.
    Adorei o recheio deve ser delicioso.
    Seria um excelente almoço.
    Bjs

    ResponderEliminar
  2. Probamos el hornazo hace muchos años en Salamanca y es un bocado exquisito. Nos encantaría volver. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Muy rico el hornazo y me ha encantado la historia del lunes de aguas! besos

    ResponderEliminar
  4. mmmm, me encanta el corte que tiene..se ve deliciosa con esa combinacion! ubn besote

    ResponderEliminar
  5. Que pintaza¡¡¡¡ tiene que estar de vicio.... besos

    ResponderEliminar
  6. Genial empanada y genial historia ... felicidades por lo bonita que es Salamanca y por lo bien que se come !!!
    Me llevo un trozo :)

    ResponderEliminar
  7. No conocía la historia. Nunca he probado el hornazo pero lo he visto en varios blogs y le tengo unas ganas. Con un trocito de esta rica empanada también disfrutaría mucho. Un besiño.

    ResponderEliminar
  8. Riquísima y de los apuros que te saca.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  9. Se me había pasado esta divertidísima entrada, pues lo del "Padre Putas" no tiene desperdicio.
    Esta empanada tampoco tiene desperdicio. Es curioso como en toda España con mas o menos diferencias, la empanada es un plato característico y me gusta conocer los de distintas regiones. Hoy he aprendido una nueva.
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus comentarios, son los que nos animan a seguir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails