miércoles, 20 de marzo de 2013

FALDA DE CORDERO AL HORNO


Tengo una amiga que acaba de empezar un blog, el suyo no es un blog de cocina, es un blog en el que cuenta historias, unas historias entrañables, contadas tal y como ella habla, con sus “puntazos”, esos que en multitud de ocasiones te hacen morirte de la risa y eso que ella lo dice toda seria, yo espero que no lo deje y que nos siga contado contando sus cosas y nos haga lucir una sonrisa o derramar alguna lagrimita. A me mí me gusta como lo hace, no voy a decir que sea una gran escritora, entre otras cosas porque acaba de empezar a hacerlo, es nueva tanto en los blogs como en la escritura, pero creo que tiene mucho que decir y que nos puede ayudar a ver la vida de otra manera. No solo la animo porque sea mi amiga, la animo porque creo en ella. Un besito muy fuerte.

El que haya aguantado hasta aquí se preguntará porque cuento lo de mi amiga, pues lo cuento porque a raíz de hablar de cómo escribía ella con otra amiga, esta me decía que también cuando cuento las recetas se nota que soy yo, que las escribo con mi forma de hablar, con mi acento propio y la verdad es que hasta ese momento no me había parado a pensarlo.

Después de soltar esta parrafada pasemos a hablar de la receta de hoy, en mi casa la falda de cordero (también llamado pecho) siempre se ha preparado al horno aunque no de esta forma, mi madre solía prepararla con patatas, cebolla, tomate, ajos y piñones, otro día subiré la receta (lo cierto es que la empecé a preparar y al final me olvidé de hacer la foto final), ambas recetas son muy sencillas y baratas, porque la falda de cordero es bastante económica y el resultado es realmente estupendo, eso sí, hay que dejar la carne bien tostadita.


Ingredientes para 4 personas:

2 faldas de cordero, 4 patatas grandes, medio vasito de aceite, 1 vasito de vino blanco, 2 cucharadas de manteca de cerdo, 1 pastilla de caldo concentrado, tomillo, romero, sal, pimienta.

Pedir al carnicero que os de un corte en sentido longitudinal a las faldas, a su vez cortar en 2 trozos, salpimentar, poner en una fuente de horno, con un chorro de aceite y la manteca de cerdo en trocitos por encima, añadir romero y tomillo en trocitos, poner un vaso de agua y meter en el horno previamente calentado a 190º ,  ir dando la vuelta a los trozos para que se doren por todos sitios, después de unos 45 minutos pelamos las patatas (si son nuevas se pueden poner con la piel) las cortamos por la mitad, les hacemos una pequeña cruz, salpimentamos y las ponemos en la fuente junto con la carne hasta que todo esté bien hecho, para ver si están las patatas las pinchamos con un cuchillo, hay que vigilar que no se seque demasiado, en caso necesario añadir un poco de agua. Cuando la carne y las patatas estén doradas lo servimos.

Espero que os guste es forma tan sencilla de hacer la falda de cordero, además queda deliciosa la carne.

4 comentarios:

  1. Delicioso plato que prepararía de buena gana para el almuerzo de los domingos ya que este día para mí es en el que más me esmero, jajaja, ya que durante la semana voy más a lo normal y cotidiano. Se ve riquísimo con esas patatas que tienen que estar de vicio.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola gata, cada vez lo haces mejor.
    En ese sentido quería felicitarte por la buena labor en la cocina que haces y todo tipo de enseñanzas que ayudan mucho.
    Que pases una semana agradable y hasta pronto.

    Saludos desde felicidadenlavida
    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus comentarios, son los que nos animan a seguir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails