viernes, 29 de enero de 2021

RAMEN DE POLLO REBOZADO


Esta es la primera vez que nos adentramos en el mundo del ramen, hasta ahora siempre lo había comido en restaurante. La decisión de intentar hacer en casa este plato ha venido porque me quedaban unas cuantas setas shiitake secas (siempre suelo tener en casa) y un buen caldo, que también suelo tener en la nevera porque con la dieta muchas noches tomo una buena taza de caldo y un yogur de proteínas, al principio había pensado en preparar la sopa agripicante que nos encanta, pero esa ya está en el blog así que como disponía de soja de dos tipos, jengibre, y alguna otra cosilla, me he decidido por probar a hacer un ramen, supongo que no es totalmente ortodoxo pero que ha quedado buenísimo, con un sabor espectacular.

Me habría gustado ponerle  col china, o pak choy, incluso soja fresca germinada pero aquí no encuentro ese tipo de cosas, pero me he apañado con lo que he podido encontrar.

Yo ya tenía un buen caldo de fondo, lo suelo preparar con esqueletos de pollo (carcasas, cuerpos, etc), huesos de ternera, gallina, panceta, pie de ternera, apio, cebolla, puerro, cilantro, algo de sal y un par de cucharadas de vinagre de sidra, todo cocido en la olla de cocción lenta durante 24 horas mínimo. Podéis preparar un caldo solo con pollo, hacerlo como os he comentado o usar uno comprado (el resultado desde luego no será igual si usáis comprado, pero agiliza el proceso).





Además del caldo debemos preparar y comprar lo siguiente:

1 litro o litro y medio de buen caldo

8 Setas shiitake secas

1 cebolla tierna

3 dientes de ajo

¼  de taza de mirim (yo he puesto vino blanco con una cucharada de azucar)

¼ de taza de salsa de soja

1 chile fresco en rodajas (o en su defecto un par de guindillas)

1 trozo de jengibre de unos 5 cm en rodajas

Fideos udon o similar

Brotes tiernos de espinacas

Cebollino

Sésamo

Para los huevos de ramen:

4-6 huevos

¾ de taza de mirim o un vino blanco con una cucharada sopera de azúcar

¼ de taza de soja

¼ de taza de soja oscura o de setas

 

Para el pollo rebozado:

1 pechuga de pollo en filetes gruesos

2 dientes de ajo en trocitos

(Usaremos la marinada de los huevos para marinar el pollo)

Pimienta

Un huevo

Panko

Aceite de girasol para freír

Los huevos los podemos preparar el día anterior, lo haremos de la siguiente forma: hacemos un pequeño agujero en la parte más chata del huevo, ponemos agua en un cazo hasta que hierva, apartamos y colocamos los huevos, cocemos 6 minutos, damos vueltas durante el primer minuto para intentar que la yema quede en el centro, pasados los 6 minutos sacamos del agua y enfriamos rápidamente. Pelamos los huevos.

Colocamos los ingredientes de la marinada en un cuenco, mezclamos bien, introducimos los huevos pelados y tapamos con film, reservamos en la nevera hasta el día siguiente (es conveniente mover de tanto en tanto), al día siguiente quitamos la mitad de la marinada para usarla con el pollo.

Añadimos a la marinada los dientes de ajo en trocitos, añadimos pimienta a los filetes de pechuga, los introducimos en la marinada, dejamos al menos un par de horas.

Las setas shiitake secas las pondremos con agua tibia a remojar como mínimo unas 4 horas antes (podéis usar de las frescas).

Cuando ya tengamos todo esto preparado procedemos a hacer el fondo del ramen, para ello pondremos el caldo en una olla, junto con el jengibre en rodajas, el chile fresco en rodajas también, la cebolla tierna cortada de la misma forma, añadimos las setas fileteadas sin el tallo que es muy duro, añadiremos por último la salsa de soja y el mirim (o vino blanco con azúcar), dejamos cocer todo junto una media hora.

Mientras se va haciendo el fondo preparamos el pollo, batimos un huevo, pasamos los filetes de pechuga por el huevo y luego por panko, doramos en aceite de girasol caliente, pasamos a un plato y fileteamos, reservamos.

Cortamos los huevos por la mitad.

Cocemos los fideos según indique el fabricante.

Salteamos las espinacas o las cocemos en el caldo del ramen sobre un colador unos 5 minutos, no necesitan más.

Pasamos a montar el plato colocando una buena cantidad de caldo de ramen con las setas, colocamos unas pocas de espinacas, el pollo, los fideos y el huevo, espolvoreamos un poco de sésamo y de cebollino.

Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros. Como nos ha gustado mucho seguro que intentamos hacer otro diferente.

Por cierto podéis añadir las verduras que más os gusten, el pak choy le iría de muerte.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus comentarios, son los que nos animan a seguir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails