miércoles, 12 de diciembre de 2012

CORDIALES


En donde yo nací decir Cordiales es decir Navidad, la Navidad llega en el momento en que en las casas cartageneras se empiezan a hacer estos dulces típicos de estas fechas, junto con otros muchos. Antiguamente las casas no disponían de hornos y llegados a estas fechas la gente iba a las panaderías a cocer sus dulces, yo viví ya poco ese espíritu ya que soy la más joven de todos los hermanos.


Hacer los dulces tradicionales no debería perderse, está bien ir probando cosas nuevas, diferentes, de otras culturas, pero todas estas cosas que nos hacen ser quienes somos nunca las deberíamos dejar perder.

Las mejores cosas a veces son las más sencillas, ingredientes de buena calidad, mucho cariño y muchas ganas de agradar a los demás son una garantía casi siempre de un éxito seguro.

Los cordiales se hacen bastante rápidos, bueno lo más entretenido es si se quieren hacer rellenos de cabello de ángel, yo uso obleas para poner debajo y que no se peguen, pero  con un poco de maña las podéis omitir.


 
1 kilo de almendra molida, 600 gramos de azúcar, 7 huevos medianos, la ralladura de la piel de un limón, obleas, cabello de ángel.

 
En un recipiente amplio pondremos la almendra, el azúcar, la ralladura de limón y lo mezclamos un poco, añadimos los huevos y amasamos bien.


Ponemos las obleas en una bandeja, depositamos una pequeña cantidad de masa encima y sobre ella una cucharadita de cabello de ángel, cubrimos todo con más masa y damos forma de montañita con punta.

Pondremos en el horno previamente calentado a 180ºC hasta que veamos que están bien doraditos, sacamos del horno y dejamos enfriar en la rejilla antes de empezar a devorarlos.


Se pueden hacer también para los que no les guste el cabello de ángel sin él. También hay quien los hace mezclando el cabello de ángel a la masa, pero para mí los más buenos son rellenos.

Sin cabello de ángel, para diferenciarlos los he preparado redondeado y con una capa de azúcar glas.

10 comentarios:

  1. Seguro estan deliciosos tanto con cabello de angel como sin el, te han quedado de lujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  2. Os de cabelo de anjo agradam-me pois eu adoro,os outros também estão lindos.
    bjs

    ResponderEliminar
  3. Tienen que estar de pecado, me quedo con la receta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Que ricoooos y típìcos para estas fechas
    Besuquis desde EL DUENDECILLO DE MI COCINA-TRINI-ALMERÍA

    ResponderEliminar
  5. riquísimos, no conocía el nombre de cordiales, pero sí la receta. Tienes toda la razón sobre que los dulces tradicionales no deberían de perderse. En mi pueblo, como comentas, se llevaba al horno de la panadería las perronillas, otro dulce típico y de toda la vida

    ResponderEliminar
  6. Que bonita tu entrada de hoy, recuerdo lo que dices de ir la gente a las panaderias a cocer sus ricos dulces, en la panaderia de mis padres por estas fechas se ponia a reventar toda la clientela iba a cocer todas las delicias que hacian, y por supuesto los ricos cordiales que te han quedado de cine, le has dado la forma caracteristica que tienen los autenticos, y me ha hecho mucha ilusion recordarlos es una pena que se terminen nuestras tradiciones, asi que miles de gracias por esta maravilla. Besicos

    ResponderEliminar
  7. Pues feliz cordial entonces.
    Me llevo uno para celebrar la Navidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. pásate por mi blog estoy de sorteo y creo que te va a gustar.

    ResponderEliminar
  9. aznda no sabia que eramos paisanicas yo tambien soy de cartagenera un besote u menuda pinta tienen ummmmmmmm

    ResponderEliminar
  10. Me encantan estos dulces tan típicos de la Navidad, riquísimos.
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus comentarios, son los que nos animan a seguir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails