Menú

domingo, 9 de febrero de 2014

CHUPA CHUPS DE POLLO A LAS FINAS HIERBAS



Después de hacer las pechugas tipo Villeroy pensé en darles una vuelta de tuerca más y reconvertirlas en algo aún más apetecible para los niños, porque ya se sabe que a los niños cualquier cosa con palo les encanta, estos Chupa Chups seguro que les van a encantar, a vosotros os van a dar un poquito de trabajo, no quiero decir con esto que sea una receta complicada simplemente es algo más laboriosa, bueno más o menos como la receta de las pechugas.

La diferencia básica de los chupa-chups y las pechugas estriba en que mientras unos llevan bacon y queso en la bechamel, las otras llevan jamón, además a los chupa-chups les hemos puesto unas finas hierbas para que tengan un toque distinto. Como siempre cada uno que las personalice  a su gusto yo solo os doy la idea y cada uno que las prepare de la forma que quiera.



Para hacer esta receta necesitamos:

Una pechuga de pollo grande cortada en trozos cuadrados
Sal
Pimienta
1 cucharadita de hierbas provenzales
Aceite de oliva
Palitos de brocheta

Para la bechamel:

50 gramos de mantequilla
3 cucharadas soperas de aceite
75 gramos de harina
1 cucharadita de hierbas provenzales
700 ml de leche
Sal, pimienta, nuez moscada
4 lonchas de bacon
4 lonchas de queso

Rebozado:

Huevo
Harina
Pan rallado

Lo primero que haremos es salpimentar el pollo, podemos también ponerle un poco de hierbas provenzales y lo doramos en una sartén con un poco de aceite, no hacerlo en exceso para que no quede seco, sacamos a un plato y dejamos enfriar.

Mientras se enfría el pollo procedemos a preparar la bechamel, para ello lo primero que haremos es picar el bacon en la picadora, ponemos en una sartén la mantequilla y el aceite y cuando esté caliente añadimos el bacon, le damos unas vueltas y cuando empiece a dorarse añadimos la harina que dejaremos que se haga un par de minutos, luego vamos añadiendo la leche procurando que no nos queden grumos, cocemos hasta que se empiece a despegar de las paredes, a media cocción ponemos la nuez moscada y las hierbas provenzales, rectificamos de sal, al sacar del fuego le añadimos las lonchas de queso, removemos bien para que se integren.

Extendemos en un plato un poco de aceite, colocamos una buena cucharada de bechamel, vamos pinchando cada trozo de pollo en un palo y lo ponemos en la bechamel, con las manos engrasadas le damos forma redondeada tipo croqueta, dejamos enfriar bien antes de proceder a rebozar.

Para rebozar primero pasamos los chupa-chups por harina y luego por huevo, por ultimo como siempre por pan rallado. Salen bastantes así que lo mejor es congelar una parte para otro día.


Freír en abundante aceite bien caliente


4 comentarios:

  1. Jaja, muy buena idea. Creo que no hay un bocadito mejor que la croqueta, sobre todo si está bien hecha.
    Lo de ponerle el palito resulta gracioso y útil. Sin duda a los niños les debe encantar.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tienen que estar deliciosos! Me ha encantado la idea, la encuentro muy original y seguro que gusta tanto a los pequeños como a los que no lo somos tanto ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Muy buena idea también para los no tan niños, son geniales para n aperitivo. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. buff tienen una pinta riquísima! Me lo apunto :)
    Un besito

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus comentarios, son los que nos animan a seguir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails