Menú

sábado, 2 de noviembre de 2013

CABELLO DE ANGEL


El cabello de ángel es un dulce que en muchos sitios es difícil de conseguir, se suele encontrar en las grandes superficies, aunque cada día es más complicado de encontrar quizás porque ya no está muy de moda. Lo cierto es que a mí me gusta tener siempre en casa porque hay muchas cosas que se pueden hacer con él.

Para hacer los “Cordiales” en Navidad es imprescindible disponer de un buen cabello de ángel, y como  empieza a faltar poco me he decidido a hacerlo, lo había preparado en otras ocasiones pero mucho antes de tener el blog.

El cabello de ángel se prepara de muchas formas distintas, hay quien trocea las calabazas y las cuece con agua, otros las trocean y las asan troceadas en el horno, yo he optado por el método más tradicional, asar las calabazas enteras en el horno. Para mí este método es el mejor ya que conservas todo el sabor de la calabaza al no añadir agua, sin contar con los aromas que coge toda la casa al asar las calabazas. Estos aromas-olores me recuerdan a cuando era una niña, a mi calle, casi al final de la misma, daba la parte trasera de un confitería (hoy se les llama pastelerías), por aquel entonces las confiterías hacían todos los dulces que vendían, preparaban su cabello de ángel, sus frutas escarchas y cuando lo hacían la calle se llenaba de unos aromas que se quedan impresos en la memoria, muchas veces solo los volvemos a descubrir cuando los volvemos a oler, aunque sea después de muchos años, al hacer el cabello de ángel me he vuelto un poco niña.

Para darle un toque personal yo he usado una vaina de vainilla.



Necesitamos:
2 calabazas de cabello de ángel (las mías pesaban unos 8 kilos las dos)
Azúcar
1 vaina de vainilla
1 limón

Lo primero que tenemos que hacer es lavar bien las calabazas, con un cuchillo las pinchamos un poco por varios sitios. Las ponemos en el horno a 180º C durante unos 90-100 minutos (yo les puse el aire), veremos que están listas cuando cambien de color.



Dejamos que se enfríen para poder manipularlas, cuando estén frías las abrimos y vamos sacando todas las hebras de la calabaza, quitamos las semillas y todas las partes más duras, reservamos el jugo que suelten.




Escurrimos bien las hebras de la calabaza reservando su jugo, las pesamos y calculamos unos 700 gramos de azúcar por kilo de hebras de calabaza, en mi caso fueron aproximadamente 3 kilos de calabaza así que use 2,1 kg de azúcar.

Ponemos el jugo de la calabaza en una olla grande, añadimos la piel del limón (que previamente habremos lavado bien) y el jugo del mismo, lo calentamos junto con el azúcar, cuando el azúcar esté disuelto ponemos la calabaza y dejamos cocer removiendo de cuando en cuando hasta que quede casi seco, a mitad de cocción quitamos la piel del limón, añadimos la vainilla abierta, raspamos las semillas y las ponemos también en la olla. No hay que despistarse porque se nos puede pegar, cuando veamos que el cabello de ángel tiene ya poco liquido y ha tomado un color dorado procedemos a envasarlo en botes de cristal que tendremos ya limpios, llenamos bien los botes procurando quitar todo el aire que quede en los mismos, al ser muy denso quedan burbujas con aire que tendremos que quitar con un pincho de brocheta, cerramos los botes y los cocemos en agua, contamos 10 minutos desde que el agua empiece a hervir, dejamos enfriar, etiquetamos y guardamos hasta su uso.


HOJALDRES DE CABELLO DE ANGEL CON PIÑONES Y ALMENDRAS

5 comentarios:

  1. É sem duvida o meu doce preferido.
    Aqui chamamos de doce de gila,.
    bom fim de semana
    bj

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!
    Este dulce se ve buenisimo, aqui tenemos una calabaza distinta de fideos, en la proxima compra voy a hacer tu receta a ver que tal me sale!!!!
    Gracias por compartir!
    sweetcakestoronto
    besitos
    miri

    ResponderEliminar
  3. Que interesante, yo tambien hago cabello de nagel pero cueco la calabaza primero, nunca habia oido podia asarse, ñprobare la proxima vez, besos

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el cabello de angel y planto siempre las calabazas, todos los años lo hago y la verdad que no es dificil pero si que lleva tiempo, aunque no importa con lo bueno que está. Te ha quedado genial, para comerse un tarro y unos pastelilos ahora mismo
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No habia visto nunca esta preparacion al horno y se ve muy rico asi, me gusta la etiqueta tan bonita que has puesto a los botes.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus comentarios, son los que nos animan a seguir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails